lunes, 12 de enero de 2009

La verdadera deuda del peronismo conducido por los Kirchner

La democracia por si sola no asegura una sensible mejora en la calidad de vida, pero es la regla de juego básica con la que podemos intentar (tantas veces como hayamos fracasado) reordenar el "espontáneo" desorden de la distribución de la riqueza en cada sociedad y pugnar con gobiernos amigos por un más justo toma-daca a escala global. Tambien en democracia se contiene al desesperado para que la bronca no le juegue en contra y a la vez se la canalice hacia la mejora sensible de su calidad de vida.

Este marcha hacia adelante no es lineal, describe meandros como los rios de llanura, asi que en cierto punto podrá parecer que estamos atrasando, pero se trata de un espejismo.

El avance no trae una sensación automática de progreso social, pero genera las condiciones que permiten que paulatina o rápidamente las soluciones lleguen, pone el tren sobre las vías y "a empujar se ha dicho". En cuerda paralela va la tensión entre el capital y el trabajo que por supuesto traba a las 2 fuerzas en una formidable puja que no cesa.

En la Argentina el punto donde estas paralelas se cruzan, al menos para un 40% del electorado se llama peronismo y para otros lleva la despectiva denominación de pejotismo y significa todo lo contrario, entonces aparece la figurilla de los "reproductores de la pobreza".

Del seno justicialista, debido a que ese piso del 40% de por si asusta al contrario y produce tentación en la interna que naturalmente un colectivo tan grande contiene a duras penas en sus entrañas, salen todas las necesarias patas de cuanta aventura hacia el poder se maquina.

En la sociedad hay más pujas, ademas de la redistributiva y de peronismo-antiperonismo, ellas siguen su curso definiéndose cotidianemente de alguna que otra manera, !así es la vida, che¡¡¡ . No hay seguridad, no hay estabilidad, todo es confrontación vinimos a este valle de sonrisas a luchar y la lucha da sentido a nuestras vidas y lo bueno es que tambien le da sentido a la vida de los que con nosotros confrontan, lo que nos asegura que haya combustible en todos los motores, así la carrera será de lo más emocionante.

Otros piensan que todo es ascendente, ¡Pum para arriba!!! y cuando el ascenso se corta y nos vamos en picada, entonces pasa que a ese azar lo explica la excepcionalidad magico animista, seguro que es un gualicho en nuestra contra. Entre este los cultores de la yetatura se encuentran los italianos y entre los sudacas los porteños.

Los porteños tienen fama de amargos y todo les parece terrible, en un momento clamó por la inmigración y de pronto se vió invadido por los peronistas que los rodearon con sus barrios obreros y sus villas y -mientras duró el ensayo industrialista argento- se organizaron hasta hacerse dueños de un caudall electoral que les aseguró el control político del país en más de una oportunidad.

La rémora de ese proceso de migración externa e interna hacia el centro político-económico del pais es un conjunto heterogeneo y de apariencia caótica que se describe como conurbano y que se mueve y explica según su propia lógica .

Es cierto que el nucleo original de Buenos Aires convocó a la otredad, pero a ese selecto grupo no pertenece el misionero Mauricio Macri, hijo del acaudalado tano Franco, ni el cordobés de la Rúa, ni Sabbatella, ni los barones del conurbano (todos migrantes del interior o descendientes del abuelo inmigrante), ni la chaqueña Carrió, ni muchos de los que nos gobiernan o intentan gobernarnos hoy en esta zona del mundo.

Esa otredad vino, se estableció, se organizó y vive según sus propias reglas, es una realidad que muchos no quieren tener taaaan cerca. El conurbano es un problema y una amenaza, piensa más de uno en voz alta.

Lo que no es cierto es que pueda considerarse a los distintos cordones del conurbano y la C.A.B.A. como unidades autónomas, son una unidad inseparable. Solo una visión antojadiza o producto de prejuicios de caracter social puede ver divisiones donde no las hay.

Las soluciones a sus carencias y problemas llegan en bloque o no llegan y lo que se haga por cuerda separada sin tener en cuenta al conjunto solo contribuye a que todo se vaya al carajo. Basta con ver lo que pasa con el scoring y demas temas relacionados con el tránsito y el transporte en la compleja area metropolitana de Buenos Aires.

Pero a los habitantes del puerto no hay poroto que les venga bien, y buscan diferenciarse de sus vecinos tratandolos de aluvión zoológico y a su dirigencia política -abrumadoramente plebiscitada en sus cargos- de abominable runfla que ofende al principio de representación política. Es asi como algunos sacan cuentas de cuantos conurbaneros acuden a los hospitales porteños o cuantos matanceros al Hospital Municipal de Morón.

Existe efectivamente más de una diferencia notable, todo lo que parezca "otra crisis más y van..." para el resto del pais, para el porteño (y otros sectores medios urbanos) es el apocalípsis y la Ciudad entonces cambia de nombre para llamarse Armagedón.

La diferencia de percepción asegura una respuesta distinta ante el golpe de suerte (adverso o favorable) entre un porteño y digamos un cordobés o un santiagueño o paraguayo habitante del conurbano. Es que mientras el porteño en la crisis supura resentimiento durante todo el tiempo que esta dure, el cordobés se desahoga insultando un rato, después le cuentan un chiste sobre la crisis y acto seguido mete un CD de la Mona y meta cuarteto nomás, igual que el santiagueño o el paraguayo en mi conurbano querido, cumbiaaa,ahh,ahh y a pedalear la crisis sin melodramáticos harakiris.

En la bonanza esos sectores medios son todos ganadores y "self made man", el resto del mundo nada hizo por su prosperidad.

Los próximos años veremos las diferencias en el comportamiento del sentir la crisis entre ese segmento que comprende a los ciudadanos de Buenos Aires (C.A.B.A.) y ciertos sectores medios que se consideran autosuficientes y ganadores, por un lado y el resto del país por el otro.

Aquí Artemio "noalosblogscolectivos" López nos dice lo siguiente: "la inflación para el 50% más pobre de la población a medida que se desciende en el estrato, se aproxima bastante más a 25% anual que mide alimentos que al 18% promedio general. "

Es ese 50% por ciento el que le interesa al peronismo, fijándose en ese 50% debe gobernar, es como en la playa, mis hijos mayores se cuidan solos, la mirada atenta está puesta en el hijo de la vejez.

En esta faceta el peronismo logró que se vuelva a creer en el Estado (ese medio que el neoliberalismo mutiló, maniató y amordazó) , y ademas que ese Estado adopte una clara, indudable, obscena opción preferencial por el más humilde. Esa fué la sencilla fórmula general, claro que a esa generalidad hay que bajarla a tierra pues compitiendo en el mismo espacio que las nubes, esas mismas ideas progresistas atrasan en serio por ser funcionales a los poderes fácticos

"Los analistas mediáticos predicen para después del 2009 dos años de tranquilidad, con el Gobierno más a la defensiva. Con cálculos diferentes a los del kirchnerismo, esperan que las elecciones no les sean favorables y estiman que solamente tendrán capacidad para manejar los efectos de la crisis global, con un clima hostil y con menos recaudación para tomar medidas progresivas. Existe cierto aire apocalíptico en estas predicciones, pero aun así, tanto Néstor Kirchner en su gobierno, como Cristina Fernández en el suyo, han demostrado que frente a situaciones adversas, en vez de quedarse quietos reaccionan en forma hiperkinética, como demostró la ametralladora anunciativa de fin de año." dijoLuis Bruschtein en página12.

Buena parte de la suerte de esta apuesta que se llama peronismo conducido por los kirchner se juega en la próxima elección y todo parece que depende del humor de las distintas "clases", algunas refractarias a más no poder con el "matrimonio presidencial" -según la graciosa caracterización del pintorezco Jorge Asís- y veo que seguimos perdiendo el tiempo con la mina a la que jamás llevaremos al altar y desatendemos a la que nos ama (y a su dirigencia). Esa es la verdadera deuda del peronismo conducido por los kirchner.

Hoy, por ejemplo, los quilmeños volveran a subirse al bondi y la diferencia que abonaran por su boleto será descontada directamente del morfi de sus hijos y sin embargo el fin de semana una birra de más alcanzará para mitigar la bronca y una cumbia sonará y el sol brillará más o la amargura un poco menos.

En una nota en Crítica, Eduardo Blaustein dice "Hubo un tiempo que en que los grandes partidos no sólo hablaban de identidades y culturas más o menos sólidas. Tenían anclajes sociales, miles de locales callejeros, rutinas sacrosantas y diversos modos de interrelación con los mundos de los barrios, la economía, el saber técnico y el trabajo. Solían discutirse proyectos en esos partidos que además solían tener fundaciones, centros de investigación, alguna que otra regla de funcionamiento. ".
A mi entender, ese ritual hoy solo es mantenido, como si se tratara de la receta de la abuela, en el conurbano por el peronismo de los "barones".

Estos dias anduve por el Merlo del "impresentable" vasquito Otacehe y por el Ituzaingó de Alberto Descalzo, cada tanto voy por Hurlingham y 3 de Febrero y en esos lares veo todas las señales de una vitalidad del peronismo que incluye al más humilde y que lo interpela como igual, ya cada paso se ve su presencia efectiva y su impronta y la muestra clara de la opción preferencial en la que se comprometen diariamente -de hecho y no de piquito, que es lo que cuenta- es hacia el más humilde.

Y aunque se que no son tipos para defender en un agape de profesionales, intelectuales o empresarios, los defiendo igual y donde sea por que ellos no les piden a su gente que cambien según una visión que no les es propia. Ver al resto del pais desde la óptica cosmopolita, próspera y progresista del puerto y exigir que todo el pais baile al ritmo del tango es una de las deformaciones que los porteños y sus dirigencias cultivan desde antaño y que más los ha separado del conjunto.

Siempre por derecha o izquierda el puerto puede convertirse en patrulla perdida, los "barones del conurbano" son los que jamás permitieron que ese error perjudique a sus representados.






6 comentarios:

Hal dijo...

Es cierto, los intendentes del Conurbano jamás permitieron que agentes foráneos perjudiquen a sus representados. Ellos se pueden encargar solitos de tal cosa.

OMIX dijo...

Je, Je, Je, Je

Anónimo dijo...

El vasquito de Merlo sí es un impresentable.

A Curto se lo critica injustamente por la facha, pero del vasco, nada bueno.

Y supongo que para que nos creamos eso pretendrás que todos hayamos estado congelados como Disney durante los 90, no?

OMIX dijo...

Bueno no digo eso, bastaría con que tengas presente que Kirchner fue gobernador menemista, que Carrió fue fiscal procesista, que Solá es el dueño y Sr de la pesca que es menemista 100% y que Cobos es un tarado inclasificable y así seguir con todos.
Acepto a los políticos por los resultados, "por los frutos los reconocerás" dijo alguién que sabía un poquito mas que yo.

Ahora si el idealismo te desborda dedicate a escribir novelas. Por que la realidad no da respiro y de última te tenés que consformar con lo que hay en la heladera, por que lo rico y sano que preferirían tus sueños de grandeza no están a tu alcance.

El Canilla dijo...

Muy interesante tu post Omix. Tambien lo que dice la computadora HAL. Pero me parece que el problema sigue siendo voluntarista, no?
Si a los barones del poder los tiempos políticos y las circunstancias sociales los llevan a buscar apoyo y dan participación a los sectores progresPJtistas andamos un poco mejor. Si las cosas cambian , las alianzas pueden abrir todas las puertas de los infiernos. Dese afuera te digo que solo queda acompañar,mirando para atrás y los costados por las dudas.

Anónimo dijo...

Y para cuando cambiar la ley electoral estimado.....,hoy así nadia puede controlar nada...!!!Rodolfo