lunes, 17 de agosto de 2009

"Políticos menesterosos de apoyo mediático"

Julio Grondona es una contradicción de cuarto o quinto orden. Se digiere rápido en comparación a otros sapos que me he tragado. Excedido de pragmatismo afirmo que: lo importante está en que el estado recupere margen de maniobra.
Gerardo Fernandez rescata un párrafo de Jorge Fontevecchia: "Kirchner le pegó al corazón de Clarín; esto es mucho más que plata: es poder. Para los peronistas, que llevan el poder en la sangre, haberle quebrado el brazo a Clarín es más importante que la derrota electoral de junio pasado. Ni Menem en su momento de mayor gloria, cuando, además, Clarín era la mitad de lo que es hoy, se animó a tanto." No se si Nestor se queda o se va, no me importa. Deja una impronta y eso es lo que vale. Habrá tantas cosas positivas como negativas en el balance (los balances resultan siempre muy subjetivos). En principio la lógica que se impone para el próximo turno en el peronismo es : la defensa de la política y la íntima persusión de que la política -y el peronismo que la expresa- no son garantes de la rentabilidad que las corporaciones acumulan en directo desmedro del nivel de vida de los sectores de menores recursos (el 60% de la población argentina). Esta semana se planteó un hermoso debate por los derechos de la televización del fútbol. Transcribo aquí las declaraciones de Victor Hugo Morales en el programa "Perros de la calle"de Andy Kusnetzoff que se emite por Radio Metro.
Victor Hugo Morales: La primera idea que quiero compartir con ustedes es que el Estado no va a invertir un peso extra en el fútbol. No lo digo porque lo sepa, lo digo porque me doy cuenta que no es necesario invertir un peso en el formidable negocio que es el fútbol.
Una infeliz tropa periodística del multimedio mayor y políticos que podríamos llamar menesterosos de apoyo mediático, apoyo del Grupo Clarín, ya se han lanzado a decir inexactitudes en dos sentidos.
Por ejemplo, dirán que es una barbaridad que el gobierno gaste en el fútbol lo que no le da a los tamberos o lo que no gasta en sábanas en los hospitales. Falso. Absolutamente falso.
Nada más que redireccionando los dinero que el gobierno invierta en la publicidad de sus actos, reorientando una parte de esos dineros, ni siquiera el total, el gobierno puede terminar con la estafa de la que nada dicen los políticos o lo que se observa de la oposición, en estas horas, y la tropa mediática que se ha lanzado a todos los medios, a toda hora.
Falso es todo esto, además porque el gobierno puede ganar a través del fútbol el dinero que hoy se le roba al fútbol impunemente por parte de la empresa dueña de los derechos.
Aparecen periodistas que le han vendido hace mucho tiempo el alma al diablo, ponen cara de circunstancia, de “¡Qué barbaridad!”, y le preguntan al presidente de Torneos y Competencias, un señor Bombau: “Pero puede haber un juicio tremendo contra los clubes de fútbol, ¿verdad?”. Ponen esa cara y hacen esa pregunta. Y Bombau dice “Sí, tendríamos que ver...”, y dan a entender a través de la obediencia de los periodistas que el juicio sería, por ejemplo, de miles de millones de pesos. No es ni mínimamente grave el problema.
El tal juicio pienso que no va a existir, porque el Grupo no se animará finalmente a hacerle un juicio a los clubes de su propio país, a los que ha esquilmado durante los últimos quince años. Sería el juicio más antipático de la historia y la gente terminaría dándose cuenta y sería un perjuicio muy grande contra el propio Grupo porque entonces tendría que hacerlo dando la cara.
¿Imaginan ustedes que prosperase un juicio multimillonario en el que Boca le tenga que pagar al Grupo o a Torneos y Competencias o a quienes sea, con la cancha de Boca o la cancha de River o con el nuevo Gasómetro? ¿y qué van a hacer con la cancha de Boca? ¿van a jugar partidos comerciales contra noticias del exterior?
No va a haber juicio porque el juicio es muy inferior a lo que se dice. Me imagino que si es verdad que el gobierno se va a quedar con el fútbol, será para hacer una licitación de la que pueda participar en su momento el propio gobierno, que el Grupo Clarín querrá estar en la primera licitación que exista. Esta es la razón fundamental por la que no va a haber juicio.
Queremos una licitación en la que por supuesto participe el Grupo Clarín y que participe Canal 11. Que participe ESPN, que participe la CNN, los que quieran ustedes. Que vengan y se tiren sobre la mesa.
Lo que no se puede es estafar impunemente, a tal extremo que dé vergüenza decir somos nosotros, pero de por medio Torneos y Competencias. Hay relevantes señores que aparecieron este fin de semana para defender una empresita, modesta, gana poco, pero es buena eh, ya lo van a escuchar. Cuando dicen: “No, pero si precisan plata se la damos”. Parecen un Papa. Están abogando por los derechos del multimedio en realidad.
Amigos, se va a recurrir a un simplismo. Dirán desde la tropa mediática que el Estado va a gastar dineros en el fútbol, pero esto solo puede decirse desde el desconocimiento, desde la más absoluta ignorancia del tema o la complicidad o el miedo a perder el trabajo o el deseo de tener prensa para la vida política.
El Grupo Clarín, sus buenos periodistas, que se cuentan por cientos, sentirá un gran alivio, estoy seguro, cuando reconquisten la tenencia del fútbol a través de la licitación que le corresponde. Solo hay que esperar que el negocio sea legítimo y no el coto de caza de unos pocos aprovechadores.
Se va a recuperar por parte del multimedio la ética que perdió volando a todo tipo de negocios. Será un alivio para la propia empresa.
Una de las cosas que me importaba de todo esto era terminar con la estafa perpetrada por Torneos y Competencias y por el Grupo Clarín, en algo que le ha hecho muchísimo daño, por lo menos para quienes conocen la historia, al Grupo el avance de otros tipos de negocios que no son los periodísticos.
Se apropiaron del fútbol, lo tomaron sin licitación, se aprovecharon de un personaje nefasto como es Julio Grondona, que ahora les da la espalda. Se llevaron el mundo por delante, monopolizaron todo de tal manera que vos no decís que tenés un 80 por ciento de periodistas que difícilmente puedan opinar sin pertenecerles a ellos, arrasaron con las conductas éticas, generaron un periodismo deportivo que es una vergüenza. En la mayoría de los casos se trata de muchachos que solo saben juguetear por televisión, incapaces de generar una opinión y solo capaces de hablar rapidito para no tener que pensar. Se llevaron por delante el mundo tan modesto de las radios, generando transmisiones impresentables desde el punto de vista del sentido común. De radio y televisión, dos canales, llegaron a transmitir los partidos para competir con nosotros.
Nos atacaron de todas maneras, le cambiaron la velocidad hasta a las transmisiones para que no coincidieran las de radio con las de televisión. Para que, por ejemplo, el relato de quien te habla no pudiese ser seguido con la prolijidad debida, porque las imágenes o van antes o van detrás por varios segundos.
Sentaron a los dirigentes, primero para quitarles el negocio, para apropiarse del mismo, y después lo pusieron de rodillas. Así los tenían. Se olvidaron de que Grondona es un hombre lleno de defectos, no hay una sola virtud que yo fuese capaz de nombrar sinceramente de Grondona, pero hay un aspecto que sí se le puede respetar: es un peleador.
Lo tomaron estos yupies de Torneos y Competencias, estos ejecutivos que se llevan el mundo por delante, que nada han hecho en la vida salvo recibir lo que le han dado envuelto para regalo, para hacer un negocio que tiene muchísimo que ver con una verdadera estafa.
El Estado encontró la gran oportunidad, entre otras cosas, por el diferendo que tiene con el Grupo Clarín y allí mismo se ha generado esta situación que parece que va a terminar hoy.
Yo sé que me he generado muchos enemigos, tiemblo frente a la posibilidad de que el multimedio me encuentre en una agachada porque me van a hacer de goma. Yo nunca voy a poder trabajar con medios que son afines con mi estética. Yo soy un hombre sin futuro, el día que me vaya de Radio Continental, que no debe faltar mucho por cómo van las cosas hoy día, en un medio donde lamentablemente tenemos despidos, etcétera. Te diría que no tengo. Yo no soy amigo del gobierno, más bien todo lo contrario, no puedo estar en los medios del Grupo Clarín.

Periodista- El Estado va a ganar plata con el fútbol porque ahí estamos todos involucrados, porque obviamente uno paga sus impuestos y dice “pará, hay alguien que decide por mi plata...”.

Victor Hugo: Vos sos joven, tenés que entrenarte de la misma manera que para observar la potencial corrupción del Estado, la corrupción de las empresas privadas.
Cuando sucedió lo de las AFJP, nadie pensó en todo lo que las AFJP le habían robado a los jubilados con sus muy malos manejos. Clarín participó de eso de alguna manera, cuando sacó sus acciones a la bolsa, uno de los grandes compradores fueron las diez AFJP. Mirá vos qué casualidad. A todos les interesó un negocio que en el mundo entero baja en su cotización, porque se sabe que el papel, el diario papel, está complicado. Lo que valían eran otros negocios, por ejemplo el fútbol.
¿Cuándo alguien dijo que las AFJP llevaban el 30 por ciento de comisión automáticamente de lo que la gente ponía? Mirá el robo que significa eso. Bueno, ese robo no lo está haciendo ahora el Estado. A los medios de comunicación no es que no les importó, no lo podían decir, porque no se meten los medios contra los medios generalmente para denunciar lo que ocurre.
Lo que nos robaban generalmente a través de los cables de televisión, del precio de los cables de televisión, de los codificados y los codificadores, es tan dinero como el que pagamos como contribuyentes.

Una sociedad de Estado no es una mala palabra porque tiene muchísimo más controles. Las actividades privadas son las que no tienen controles, no lo tienen de nosotros los periodistas que estamos comprados muchas veces sin darnos cuenta por los avisadores que tenemos, o porque no podemos denunciar un diario a otro diario, o una radio a otra radio, porque sino todos tienen miedo de meterse en el infierno de todas las denuncias, porque no todos tienen la cola limpia
A continuación el video del programa de ATC: "6,7,8" que rescata el audio.


video

1 comentario:

Anónimo dijo...

SENTIMOS QUE NO TODO ESTÁ PERDIDO CUENDO HAY UN PERIODISTA COMO VICTOR HUGO QUE NOS ABRE LA CABEZA Y QUE NO SE PRESTA A COLONIZAR LA MISMA