lunes, 2 de mayo de 2016

Una idea ronda la capocha de los lúcidos

Un gobierno de unidad nacional

Leamos:
El menemismo regaló propiedades y generó más deuda mientras que el kirchnerismo duplicó el juego y los empleados públicos; ambos lo hicieron en nombre del peronismo, pero en rigor eran sólo señores feudales portadores del virus del atraso.
Mauricio Macri tiene el apoyo de la gran mayoría, aún de muchos de los que salieron a festejar el Día de los Trabajadores, pero necesita asumir que si no impone el poder del Estado sobre los ricos está perdiendo la autoridad que necesita para pedirles sacrificios a los pobres. Los rumbos de la historia no los guían ni los proletarios sublevados ni los mercados inversores, son el fruto maduro de una dirigencia capaz de convocar a la unidad nacional y forjar un futuro entre todos.
No es fácil, al contrario, es muy difícil, pero estemos seguros de que no hay otro camino.
Por Julio Bárbaro


Completo aqui http://opinion.infobae.com/julio-barbaro/2016/05/01/un-suceso-que-demuestra-que-el-kirchnerismo-ya-no-es-alternativa/


domingo, 1 de mayo de 2016

No a la concentración.

“No basta con dejar caer algunas gotas cuando los pobres agitan esa copa 
que nunca derrama por sí sola”
(Bergoglio ya Papa en el encuentro con 
Movimientos Populares en Santa Cruz de la Sierra)


El jueves en La Plata Julio Bárbaro de pie al lado de otro gran peronista, Aldo Pignanelli, decía que en los últimos siglos dos grandes bolazos, la Revolución Proletaria y la Mano Invisible del Estado, habían acaparado la atención de los lúcidos y embotaron sus mentes; y que hoy un tipo apenas por encima de un ciudadano común (Macri) creía en la segunda. No hay siquiera que gastarse en argumentar que ninguna de las dos lleva a los pueblos a buen puerto. Quedé pensando que otra vez los peronistas teníamos la responsabilidad de pensar un pais inclusivo y que eso excluye a los peronistas que solo piensan en volver al poder a cualquier costo.

El viernes el Frente Renovador apareció distanciado de las organizaciones sindicales que se oponen a las políticas cuyas consecuencias son perjudiciales para sus representados. 

Fue mucha gente?, si fueron muchísimos laburantes que responden a las conducciones gremiales, legado del peronismo que a tantos parece molestar. No se si fuimos buenos, solo que no imagino la Argentina sin sindicatos peronistas, que fueron pensados apenas para morigerar la injusticia propia del sistema.

A la pelotudez de si los actos de la CGT -o los del peronismo en general- son "espontáneos", "autoconvocados" ya no la contesto, el 17 de octubre fue recontra-organizado pero se produjo un día antes que lo que programaron sus organizadores. Soy peronista, creo en el poder que confiere la organización de los humildes, porque el sistema capitalista ejerce violencia social sobre ellos y la única herramienta para paliarla es la organización. Viva la organización!!!, vivan los "llevados"!!!, gracias al Padre Eterno por la existencia de "llevadores"!!!, es parte del contrato que uno suscribe voluntariamente cuando entiende que si prefiere estar solo es devorado por los poderosos.

Con el amigo Mazorca Blanca sentados en un bar con vista al elefante blanco del conservadurismo bonaerense, el edificio de la Municipalidad de Morón, llegamos a coincidir en que el sindicalismo no alcanzaba a representar cabalmente los intereses de los trabajadores de las pequeñas y medianas empresas, que son las que menos pueden aguantar una época de retracción de consumo, aumento de tarifas e inflación y que eso se iba a empezar a notar cada día mas. Tal vez si simbólicamente los representen, por eso hay que proteger al sindicalismo gordo y a los flacos, pero hay que buscar herramientas peronistas de representación de los sectores  "sin representantes", y pronto porque los tiempos aprietan.

El gran sindicalismo parece haber sido creado para ramas de la gran industria y en los tiempos de la linea de producción fordiana o toyotiana, hoy comparables con los laburantes de servicios y algunas ramas superstites de la Argentina productiva. A los laburantes del tallercito  PyME no llegan los sindicatos; ahí son como el jefe de cocineros del portaaviones, que difícilmente pueda acertar la cantidad exacta de sal de un guisito para tres personas.

Encima este gremialismo lidia con una base que no se identifica como "peronista" y en la que cala hondo el discursete de la zurda loca lo que obliga, en tiempos de marketing e imagen, a responder con una dosis alta de histrionismo. Ejemplo: plantear dos años sin despidos en un taller que hace seis meses que no produce nada, que a las diez lucas que pagaba del electricidad tiene hoy que cubrir cuarenta de mínimo por solo tener los motores listos por si en algún momento sale el sol, esos van a la quiebra, y ante la quiebra ningún laburante cobra indemnizacion simple, ni doble, ni puede detener la imprescindiblidad nominal impuesta por ley. Los cementerios están llenos de tipos cuyas acciones fueron motivadas por buenas intenciones.

Y encima, las hormigas pueden trabajar otra vez para las langostas sin saberlo. La concentración económica de las grandes empresas -que son las únicas que pueden aguantar porque tienen espaldas anchas- va a empeorar con las quiebras de las pymes, porque al volver la actividad estarán allí para ocupar el vacío que las empresitas les dejan.

Claudio Casco -el compañero Casco- acota respecto de mi anterior posteo dominical
Excelente... conclusión. «Habrá cientos de miles de quiebras, acostumbrados a protegerse en dolares vaciarán los tallercitos y los convertirán en verdes, los trabajadores no verán un céntimo, todo se perderá y costará mas de una década reconstruir sector por sector...» eso es efecto neoliberal, eso es efecto del “exitoso” plan de convertibilidad para quienes formaron parte de la mayor concentración de capital de la historia argentina y que todavía siguen vivos y coleando. Solo que en los 90, en la parte que a mi toca -la agroindustria algodonera, similar a los olivícolas- los pequeños productores pasaron a conformar una amplia legión de mano de obra calificada, vendiendo sus tierras.
La verdad, lo que pasa en el FR marca claramente el debate de ideas interno y habrá que ver como nos hamacamos para no quebrarlo. Es bueno el disenso cuando la razón de él es la búsqueda de soluciones para el país.
Abrazo militante
Y ahí se produce el hueco por donde entra el cumpa Manolo Barge, a quien le dedico este nuevo posteo. Mas optimista que nunca el palomarense  nos dice:
Si la Argentina recibiera más de 1.000 refugiados sirios, a la semana veríamos un cartel al frente de las carpas con la siguiente leyenda:: “Agrupación Justicialista de refugiados sirios”. Y si fueran más de 5.000, tendríamos la Rama Femenina, la Juvenil, la religiosa y hasta la de profesionales.
Como decía Deleuze, “los que se resisten a ser sobre-codificados”. Por eso en el Peronismo Billiken, que critican los No peronistas, nos asumimos: “La anarquía y la unidad son una sola y misma cosa, no la unidad de lo Uno, sino una más extraña unidad que sólo se reclama de lo múltiple”.
Mi abuelo "turco" si vistió la casaca peronista meses después de la asonada del 43, en los primeros amagues de redistribución del ingreso, no se si estos turquitos se las calzarían hoy, dudo del aserto de Manolo. Pero de acuerdo con Manolo en remarcar el valor de la Unidad, solo que me gustaría empezar a decodificar que es la Unidad. Poco me podría unir al sabbatellismo, lo sabe Manolo y hasta creo que lo comparte, tampoco a Boudou, y a tantos otros, no tengo ya "animus conviviendus con boludus y chorizus".

Todos somos Frank Underwood?
Hoy en dia, en los que todo es peronista y todos somos peronistas, la gran casa pan peronista se ha convertido en un cambalache y hasta fue desalojada del poder.

Lo que conocemos hoy por peronismo tiene poco que ver con las veinte verdades y mucho más con aquellas que en tono jocoso agregamos después de 1983: “el peronista corre presto en auxilio del vencedor”, “el que pierde no es peronista”, “peor que la traición es el llano”, "Es tan torpe estar contra el gobernante los primeros dos años, como estar junto a él los últimos dos", aforismos de la militancia que en tono realpolitik fueron dejando de lado el compromiso ético y la épica y con los que no podemos conformar un catalogo procedimental que incluya a todos en la tan pregonada Unidad..

No todos podemos ser perucas, contradigo a Perón porque sin el estamos obligados a determinar, peronometro en mano, que es ser peronista en cada momento para evitar que cualquiera sea peruca aun aquellos que dañan el conjunto. A esa discusión me someto, la gran discusión que en vida le negó a Vandor, discusión que nos hubiera ahorrado tantos disgustos y hasta quizás aquel fatídico 24 de marzo y los días oscuros que le siguieron.

Aunque Manolo Barge lo considere secundario, la lealtad a principios discutidos y por eso respetados por todos, estructuras de progreso social y lucha anti-corrupción no solo son parte del peronismo, en esta época es necesario ponerlos en primer termino. Por ahí anda la Unidad pregonada, por la lealtad a algunos valores compartidos que acompañan la lucha por llenar la cacerola y mandar a los pibes a la facultad.

No sea cosa (Manolo) que nos embarquemos en el partido del Concepto Peronista y nos olvidemos de los argentinos, porque en poco tiempo podría haber muchos que decidan definitivamente abandonar el barco y terminen parafraseando a Balibar:
“El marxismo peronismo ha acabado y eso lo considero una gran fortuna, es una suerte (…). Hay que considerarlo como un fenómeno histórico, como un proceso que hay que estudiar, que tiene aspectos trágicos y grandiosos, que jugó un papel en el pensamiento. Fue una doctrina poco más o menos sistemática, derivada del programa de investigaciones y de los compromisos teóricos e históricos realizados por el propio Perón -Marx-, que se creó alrededor de 1943-5 1880, con sus herejías –como en todo sistema–, con sus contradicciones internas y siempre con una vinculación directa con un proceso de institucionalización que puede resumirse en la palabra "Movimiento" partido. Duró apenas 45 años un siglo, hasta el fin de los años 80 del siglo xx. El ciclo de vinculación entre la teoría y la práctica, a través de procesos intelectuales e institucionales, encontró entonces su fin. No voy a entrar en la vieja discusión de si es Perón Marx quien declaró una vez que no era peronista marxista. Lo cierto es que yo (ya) no soy peronista marxista.”
Otro si digo, el pifie de la renovación
La renovación encontró el tope del crecimiento en la ambigüedad que reaparece cada vez que se repone el Negocio del País Dividido, la polarización cristinismo/anticristinismo que expresa en su versión "anti" mucho mejor el macrismo que lo que pudiésemos hacerlo nosotros nos hace pensar que políticamente esa batalla está terminada. El cristinismo tiene puesto el respirador artificial y es Mauricio Macri el que pone la palanca en off y en on y eso no cambiará. 

Perón fue un traidor a su clase estanciera, a Macri aun ni se le asomó una sola veta con rastros de felonía. Es de esperar que deliberadamente o no esta época sirva a la concentración, y ahi hay que cuidarse en no ser funcional al macrismo si este se decide por apostar fuertemente a ella. El cristinismo y cierta demagogia para ponernos en carrera presidencial para el 2019 puede llevarnos a permitir que ese árbol tape el bosque del pais inclusivo y cada vez menos desigual que es nuestra razón de ser.

Corté la boletita de Massa Saenz y la utilice el 22 de noviembre para impugnar mi voto. No creo que tengamos que sucumbir al maniqueismo y optar por gris y purpura como si esos dos fuesen los unicos colores de la paleta. Apoyo el proyecto massista de incentivos fiscales a las empresas pyme que mantengan e incorporen personal y un procedimiento especial para despidos en grandes compañías, cualquier otra opción me parece traición. Puedo pensar que muchos  que se dicen peronistas sean irresponsables, que otros que son peronistas tengan que sobreactuar, lo que no puedo pensar es que haya peronistas pelotudos.

Saludos a todos.

Ahhh me olvidaba, mami murió el año pasado, no se ensañen con ella, ella y el finadito viejo no tienen la culpa de lo que piense y escriba su hijo.

viernes, 29 de abril de 2016

Cuidado con las PyMEs

No sea cosa que sea peor el remedio que la enfermedad



Leemos

Lo que cae de la mesa
Parábola es una palabra griega que tiene varios significados: comparación, metáfora, relato breve, entre otros. Estamos acostumbrados a escuchar el término porque muchas de las enseñanzas de Jesús relatadas en los Evangelios están formuladas en parábolas: imágenes y comparaciones que interpelan a quien las escucha a descubrir un significado más profundo. Jesús habla de cosas ordinarias, de la vida cotidiana (la siembra, las semillas, las comidas...) invitando a una mirada más profunda y desafiando al oyente a posicionarse ante esas realidades.
En el Evangelio de Lucas (capítulo 16, versículos 19 a 31) se narra la que se conoce como parábola del hombre rico y el pobre Lázaro, que comienza así: “Había un hombre rico que se vestía de púrpura y lino finísimo y cada día hacía espléndidos banquetes. A su puerta, cubierto de llagas, yacía un pobre llamado Lázaro que ansiaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico; y hasta los perros iban a lamer sus llagas”. Estas frases y las que completan el relato, hacen comprender que Lázaro esperaba en vano las migas que caían de la mesa.
Hace pocos días los periódicos informaron sobre un estudio realizado por Oxfam Internacional, una organización fundada en 1995 que agrupa actualmente a 17 organismos no gubernamentales de varios países poderosos del mundo. El estudio lleva por título “Una economía al servicio del 1 por ciento” y señala que en los últimos 30 años se acortaron las diferencias entre países ricos y pobres, ya que los menos ricos (que algunos llamaron ‘economías emergentes’) liderados por China e India crecieron a un ritmo acelerado. También dice el estudio, que el crecimiento contribuyó a sacar de la pobreza a casi mil millones de personas y el porcentaje de población mundial en situación de pobreza extrema pasó del 36 por ciento en 1990, al 16 por ciento en 2010. Estas son buenas noticias.
Las no tan buenas son que en el mismo período aumentó la concentración de riqueza en manos de muy pocas personas. Tomando como referencia información del Credit Suisse, una empresa de servicios financieros con sede principal en Suiza a la que nadie podría acusar de parcialidad, el estudio de Oxfam afirma que el 1 por ciento de la población mundial acumula más riqueza que el 99 por ciento restante y que en los últimos cinco años la concentración de la riqueza (y por tanto, la brecha entre ricos y pobres) se agrandó. Un ejemplo significativo: lo que está en manos de las 62 personas más ricas del mundo aumentó un 44 por ciento y lo que dispone la mitad más pobre de la población mundial se redujo considerablemente.
En síntesis: la economía mundial creció y las diferencias entre países se atenuaron, pero los ingresos de los pobres no siguieron el ritmo general. Según el Banco Mundial, en 2015 había 700 millones de personas que disponían de menos de 1,90 dólares diarios para vivir; y si la situación no se modifica no se alcanzará la meta de erradicar la pobreza en el mundo para 2030.
El Informe Oxfam también ratifica lo ya afirmado por el Papa Francisco: que los efectos más graves del deterioro ambiental lo padecen los pobres: si bien la mitad más indigente de la población mundial sólo genera alrededor del 10 por ciento de las emisiones totales de gases de efecto invernadero, son ellos quienes viven en zonas altamente vulnerables al cambio climático y sufren sus peores consecuencias.
¿Cuáles son las razones del crecimiento desigual y concentración de riqueza en cada vez menos manos? Hay muchas explicaciones. Una, formulada por el economista francés Thomas Piketty después de analizar miles de series estadísticas de todo el mundo, es que a lo largo del tiempo, el rendimiento ganancia que obtienen los poseedores de capital bienes o dinero es mayor que el que se consigue mediante el trabajo. Conclusión: la brecha entre los poseedores de capital y los trabajadores se agranda cada vez más. La explicación de Piketty, que el estudio de Oxfam asume como una de las tendencias de nuestro tiempo, ha dado lugar a muchas discusiones. Nos inclinamos por la idea de que hay varias causas que inciden conjuntamente y, a veces, potenciándose unas con otras, para que tengamos “una economía al servicio del 1 por ciento” y con tendencia a mayor concentración.
¿Habrá que esperar que aumente lo que cae de la mesa para que Lázaro coma? Muchas veces escuchamos que nos aconsejan (con esta u otra terminología) esperar el derrame: lo que caerá a medida que la mesa (o la copa) se vaya llenando por aumento de riqueza.
La percepción del Papa Francisco es que no sucederá así. En Evangelii Gaudium dice: “...algunos todavía defienden las teorías del ‘derrame’, que supone que todo crecimiento económico, favorecido por la libertad de mercado, logra procurar por sí mismo mayor equidad e inclusión social en el mundo. Esta opinión, que jamás ha sido confirmada por los hechos, expresa una confianza burda e ingenua en la bondad de quienes detentan el poder económico y los mecanismos sacralizados del sistema económico imperante. Mientras tanto, los excluidos siguen esperando” (N 54). Y en otro lugar agrega: “No basta con dejar caer algunas gotas cuando los pobres agitan esa copa que nunca derrama por sí sola” (discurso en el encuentro con Movimientos Populares en Santa Cruz de la Sierra, 090715). En realidad, lo que revela el informe de Oxfam es que cuando la riqueza aumenta en la copa superior, antes de derramar es reemplazada por una más grande con mayor capacidad de acumular.
Más duramente aún, el Papa afirma: “Así como el mandamiento de ‘no matar’ pone un límite claro para asegurar el valor de la vida humana, hoy tenemos que decir ‘no a una economía de la exclusión y de la inequidad’. Esa economía mata” (Evangelii Gaudium N 53). Yendo al fondo de la cuestión, “el sistema social y económico es injusto en su raíz” (ídem N 59).
El clamor del Papa a los líderes políticos y económicos reunidos en Davos (Suiza) en enero 2016 fue “¡No se olviden de los pobres!”. No sabemos en qué medida los Lázaros del mundo fueron tenidos realmente en cuenta en Davos.
Hablar seriamente de superación de la pobreza implica hablar seriamente sobre la relación concentración/distribución de la riqueza y analizar los mecanismos que se proponen para lograr mayor equidad. El problema no es la pobreza sino la riqueza mal acaparada.
San Juan Crisóstomo, obispo de Constantinopla fallecido en el año 407, predicaba acerca de la parábola de Lázaro que “no compartir con los pobres los propios bienes es robarles y quitarles la vida. No son nuestros los bienes que tenemos sino suyos”. Según esta idea, a los pobres correspondería mejor llamarles “despojados”.
Ojalá la parábola sobre el pobre Lázaro nos interpele, nos ayude a descubrir el significado profundo de la situación que vivimos y a posicionarnos.
Por Carlos Vigil * y
Jorge Eduardo Lozano **

* Miembro de la Comisión Nacional Justicia y Paz.
** Obispo de Gualeguaychú y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social.

domingo, 24 de abril de 2016

La pollera colorá

Posteo dominical que deja dos preguntas, una al macrismo y otra al kirchnerismo y una recomendación al massismo.

Si la desmesura kirchnerista congeló la economía en 2010 y con ello fue perdiendo cada uno de los pilares del modelo, esto es política de dólar alto que apuntalaba la industria nacional e incentivaba las exportaciones; el constante incentivo de la demanda (subas de salarios + congelamiento de tarifas + otorgamiento de subsidios para evitar que se disparen los precios de tarifas de servicios públicos, alimentos y transporte.) y la existencia de los denominados superávit gemelos (el fiscal y el comercial) que garantizaron unos años fondos y financiamiento para el Estado. Todo esto mediante una política de intervención estatal en los negocios privados y la aparición de una renta inesperada, el boom sojero -y encima soja a alto valor- que sostuvo desde 2004 a 2008 la fantasía de que tal situación podía mantenerse in crescendo por siempre.

El macrismo lleva unos meses en el poder y hasta ahora ha puesto a la producción al servicio de las finanzas. Empezó por corregir subsidios, que es bueno recordar que crecieron sin control y sin criterios de aplicación y tornáronse insostenibles y esto trae consecuencias.

Los establecimientos olivícolas de Catamarca (con los de Capayán a la cabeza) están sin poder trabajar hace un mes. La razón??, les cortaron la energía eléctrica por falta de pago, de 20 lucas que grapaban ahora recibieron boletas con 60 mil pe.

Podría decirse que solo a las olivícolas les sucede eso, pero no. 

A la industria editorial argenta le ocurre algo parecido, no a todos por cierto; a las PyMEs del sector si, y esta en resumidas cuentas es su situación:

Contar con una industria editorial que no dependa del mercado mundial y que pueda tomar sus propias decisiones acerca de que va a "producir" no es un tema menor en la política cultural del país.

Es una industria vital para la cultura de un país, no solo porque en ella laburan autores nacionales, editores, imprenteros, diagramadores, encuadernadores, correctores, ilustradores, traductores, diseñadores, libreros, distribuidores, sino porque con ella crece exponencialmente la producción en términos de conocimiento y autonomía cultural. Aclaremos dijo Lemos, por ejemplo un libro traducido por un mexicano dirá que pollera es una mujer que se encarga de cruzar ilegales a USA, un español dirá que es una vendedora de pollos y  un argentino que es la falda que suelen usar las mujeres, esa es la 9na acepción en el diccionario de la RAE. Colofón: no da lo mismo un libro traducido por un argentino que otro que no. 

El massismo desde el primer momento habló de cambiar lo que no estaba mal y continuar lo que estaba bien, ahora a esa formula general y de frase hecha debe ser bajada en cada caso concreto. 

Hubo en estos últimos diez años políticas combinadas de protección a la industria editorial que dieron sus frutos. El sector editorial se fortaleció, se expandió la bibliodiversidad, se potenció la producción local de conocimiento con la posibilidad cierta de publicación. 

Y para ello nada mejor que los datos, según afirma la Cámara del Libro:
·  la cantidad de registros de publicaciones fue considerablemente en aumento desde 2003, a pesar de Internet y de las innovaciones tecnológicas en el sector.
·  la industria editorial pasó de registrar poco más de 13 mil publicaciones en 2003, a ver nacer casi 30 mil en 2013.
·  en 2002 se produjeron 32 millones de ejemplares de 9.500 títulos. A partir de ese año la producción de títulos no dejó de crecer, a medida que el sector generaba miles de puestos de trabajo en imprentas, encuadernadoras, editoriales, distribuidoras y librerías, algunas reactivadas, otras profesionalizadas y muchas creadas desde cero. Así, en 2014 se produjeron en la Argentina 130 millones de ejemplares de 28.000 títulos.
También se multiplicó la cantidad de pequeñas y medianas casas editoriales profesionalizadas que pasó de alrededor de 350 en 2002 a 717 en 2014.

En reyes de este año se abrió la importación de libros. Escarbemos:

Con esa medida debíamos haber ganado todos,  algo que temo no sucederá ya que apunta por una razón ideológica a abrir otro mercado que estaba sostenido por la industria interna, para que sin control ni restricciones, se puedan importar libros desde el exterior sin beneficio para la cultura nacional. 

En el comunicado conjunto de los ministerios de Producción y Cultura se comunican los alcances  de la medida y en el puede leerse que la misma nace de la necesidad de asegurar "la pluralidad de voces" y  "democratiza el acceso a los libros provenientes del extranjero". 

El ministro de Producción Panchito Cabrera  aseguró que, "los lectores argentinos van a tener acceso a la mayor oferta bibliográfica disponible, sin obstáculos burocráticos ni limitaciones que impedían la libre circulación de las ideas, encareciendo innecesariamente los libros impresos en otros países". Explicó ademas que las trabas habían aislado al país y afirmó que importando libros del extranjero se van a generar miles de empleos aquí, aunque no especificó cómo sucederá ese pase mágico. La pregunta que nos hacemos es, ¿qué pasará en materia cultural con la pérdida de la industria editorial argentina o su achicamiento?. Porque es seguro que esta será herida de muerte en la expansión que los números consignados mas arriba dejaron claro que venía produciéndose.

La medida de abrir las importaciones de libros no es un punto suspendido en el espacio, hay que contextualizarla. 

Con el efecto combinado de la devaluación, de la liberación del mercado cambiario, sumados a la apertura de las importaciones, lo que se provoca es un tsunami que arrasa con los pequeños y medianos sellos editoriales. Porque el tiempo de retorno de inversiones de las editoriales es superior a los seis meses, por lo que una devaluación de este tipo sencillamente licuó las inversiones pasadas y las ganancias de todo el semestre anterior y con ello le quitó la capacidad de reinvertir, lo que produjo inmediatamente un parate en la cadena de pagos del sector (los precios de imprenta, los más voluminosos de la producción, sufrieron un desfasaje en relación con las ventas por cobrar, ej: vendieron un libro a $100 y el costo de imprimir  el nuevo es de 100). Si hay demanda por mas que haya mermado por efecto de la depresión del mercado los únicos que están en condiciones de encarar el negocio son los grandes sellos editoriales, a menudo subsidiarias de casas matrices extranjeras y no los PyMEs. Y las gigantes de la industria editorial son parte del mercado mundial, jugadores globales, van a  importar mas que producir porque les deja mayor margen de ganancias. Si los dejamos van a repetir practicas de antaño de importar revistas y otras publicaciones como papel.

Todo esto, en un mundo globalizado y en un mercado que no protege su producción va a implicar la inmediata entrada en avalancha de los excedentes de stock en principio de las editoriales españolas, que están a la espera del “asalto” al mercado del libro argentino para compensar sus déficit derivados de las crisis económicas en ese país.  A esto le seguirá la importación de otros mercados deprimidos, nos convertiremos de a poco -marketing mediante- en consumidores de sobras culturales de otras latitudes, artículos pensados para cualquier otra cultura pero no para la argentina.

La pregunta al macrismo es ¿que corno van a hacer en materia de sostenimiento de la industria editorial -una industria que debe ser considerada estratégica- o, al menos, para reducir el daño que significa consumir las sobras de las sociedades en crisis que no es mas que paco cultural?.

Para una correcta interpretación de esta humilde nota hay tener en cuenta la diferencia entre la industria de los contenidos del libro, y la gráfica que es una industria proveedora, ya que ambas no funcionan con la misma lógica. Lo que el macrismo llamó "cepo" en cuanto a la industria del libro fue una medida para-arancelaria con el objetivo de frenar la salida de dólares, sumada a un lobby de la industria gráfica que se dio a partir de finales de 2010, coincidente con el deceso de Nestor Kirchner. Recordemos tambien que desde ese momento hasta estos dias el famoso crecimiento a tasas chinas trocó en recesión, es decir que el Modelo tocó techo, agotó sus posibilidades y la perseverancia en políticas económicas equivocadas convirtió el techo en lápida.

Con el desguace del "cepo" combinado devaluación y eliminación de restricciones a la adquisición de dolares se formó una tormenta perfecta sobre los mas debiles. Las PyMEs editoriales están aguantando como sea, lo que no debemos es permitir que quiebren porque reconstituirlas una vez desaparecidas llevará tiempo, tiempo que la cultura, la distorsión en su evolución no ya la penetración, sentirá en carne propia.

Los empresarios PyMEs están a la espera de un cambio favorable, y sobrellevan el momento, ello incluye suspensiones, algunos despidos, no son Rockefellers, son también víctimas. Se descapitalizaron,

Los grandes sellos editorialescon la libre importación se favorecen, van a poder imprimir en otros países donde el "costo argentino" no está presente, esto conducirá inevitablemente a un achique del sector gráfico, incluyendo despidos y cierres de pequeñas empresas y ni que hablar que impriman un libro de un autor nacional.

Para colmo apareció en escena la solución fácil, la doble indemnización  que frene los despidos hasta fines del 2017 y en un primer momento nos prendemos todos a ella. En la renovación, Facundo Moyano, Graciela Camaño la impulsan y es lógico que así sea, vienen de estructuras sindicales y las bases están con temor. De Mendiguren y Lavagna , en cambio, advierten sobre el doble filo de la navaja.

Sobre la iniciativa Roberto Lavagna contextualiza y se despacha:. “Las intenciones son buenas, por supuesto, pero puede perjudicar”, “el efecto sobre el empleo es negativo. En las pequeñas y medianas empresas se juega la vida pagar una doble indemnización o estar impedido de despedir a alguien”.

Lavagna a mi entender conoce el paño, sabe que sostener trabajadores sin producción es enviar a las PyMEs al quebranto. Habrá cientos de miles de quiebras, acostumbrados a protegerse en dolares vaciarán los tallercitos y los convertirán en verdes, los trabajadores no verán un céntimo, todo se perderá y costará mas de una década reconstruir sector por sector. 

La solución pasa por quebrarle la muñeca al macrismo y enderezar la política productiva que se nota en los mensajes que envía verticalmente. El egoísmo de querer voltear a Macri para asumir lo mas pronto posible un hipotético gobierno de salvación nacional que nos reivindique y limpie es una hijoputez imperdonable a estas alturas.

A Macri hay que darle herramientas para algunas cosas y pelearlo a morir con políticas superadoras. Hay que quebrar el sesgo plutocrático que no le deja ver mas allá de su clase de pertenencia. "Hay una cierta asimetría entre cosas que se hacen rápidamente ligadas a los sectores más concentrados y otras que tienen que ver con la cuestión social y caminan a pasos lentos" (dice Lavagna) y propone torcer ese modus operandi porque entiende que la salida al laberinto es por arriba y no por trotskearla, que para eso está la secta cristinista.

Una parte del massismo se separa del rebaño y entiende que no debe aplicarse la doble indemnización en las PyMEs. Me sumo a ese pedido.

Como buena parte de la responsabilidad de tener a Macri en el gobierno se debe al desgobierno de CFK, y es allí que me pregunto hasta cuando la secta la va a trotskear en representación de laburantes de bajos salarios que están muy por fuera por de su base de sustentación que es el centro-izquierda urbano, militando políticas públicas irresponsables en defensa de trabajadores.

Es la pregunta que le dejo a la secta:  ¿hasta cuando van a actuar de manera demagógica, solo para confundir y crear un clima irrespirable, favorables a los intereses de los grupos que concentran en cada primavera prerrevolucionaria?. 

Hago extensiva la pregunta a  los chupaculos del PJ Matheu: ¿Hasta cuando permitir que la secta los lleve a jugar al cuanto peor mejor?

Y como no todo es color de rosa en la renovación, les digo que a veces hay que retobarsele un poco al candidato Massa, debatir las cosas pque para eso somos renovadores, como bien reseña esta nota que invito a leer (Clic aqui)

PD, al terminar esta nota, parece que massita se suma nomas 

sábado, 23 de abril de 2016

Negro Chico en el país de las sensaciones



Estamos preparando un petit informe sobre el estado de los sectores populares y una emisión del IPD (Indice de Pobreza Digna), apenas lo tengamos listo lo lanzamos al mercado de bolazos.
Nos vemos



martes, 19 de abril de 2016

Escenas de chupaculismo explicito bonaereense

Volveré, volveré a la vida 
cuando rompa la luz en las rocas 
porque nosotros arrancamos todo el orgullo del mar,
no nos hundiremos nunca más, 
que en la memoria ya no hay vuelta atrás: 
no nos humillarán NUNCA MÁS (*).
En 2013 concretamos en la Provincia de Buenos Aires lo que venía siendo rumiado desde mucho tiempo antes. Un grupo de peronistas se une a paisanos de otras latitudes políticas para darle carnadura a una fuerza que reivindicaba logros del gobierno peronista conducido por los kirchner pero que discutía otras políticas concretas, y ponía en tela de juicio implementaciones por sus fines no declarados, modos y medios. Nacía el frente Renovador para oponerse a todo lo que significa esta fotografía, el chupaculismo que no cuestiona la dirección del Titanic aun sabiendo que se dirige al iceberg





(*) de "Memoria da noite"
Madrugada, el puerto duerme, amor,
la luna juega sobre las olas.
Piso espejos antes de que salga el sol,
en la noche guardé tu memoria. 

Perderé otra vez la vida 
cuando rompa la luz en las rocas, 
perderé el día que aprendí a besar 
palabras de tus ojos sobre el mar. 

Vino el luto antes de venir el rumor, 
lo llevó la marea bajo la sombra. 
Barcos negros surcan la mañana sin voz, 
las redes vacías, sin gaviotas. 

Y dirán, contarán mentiras 
para ofrecérselas al Patrón: 
querrán cerrar con unas monedas, quizás, 
tus ojos abiertos sobre el mar. 

Madrugada, el puerto despertó, amor,
el reloj del bar quedó varado 
en la costera muda de la desolación. 
No vamos a olvidar, ni perdonarlo. 

Volveré, volveré a la vida 
cuando rompa la luz en las rocas 
porque nosotras arrancamos todo el orgullo del mar,
no nos hundiremos nunca más 
que en tu memoria ya no hay vuelta atrás: 
no nos humillarán NUNCA MÁS.

lunes, 18 de abril de 2016

Juegan con fuego

Los alcahuetes del conurbano, lease los alcaldes ex efepevianos, se reúnen hoy con la jefa espiritual del Titanic en viaje sin escalas hacia el iceberg. Estos muchachos encontraron la forma de ser macho alfa poniéndole el culo a todas las jeringas, por eso es de esperar asistencia casi perfecta.

Seguro que en su discurso la ex jefa de estado y -presumible futura procesada- apuntará a blindar su figura intentando hacer no un 17 de octubre, sino un 20 de diciembre y para eso debe echar mano de un mito: el aparato de los barones del conurbano, ese conjunto de ogros que destituía gobiernos mas que 5 consecutivas tapas en contra de Clarín.

CFK evidentemente consume la que vendieron Nestor Kirchner y el FREPASO durante no poco tiempo y que con tanto empeño difundieron Clarin/TN/LaNación.

No hay que dejarse confundir con declamadas solidaridades hacia los sectores subordinados de la economía, la dirección del FPV en su momento entendió que para poder gobernar con "pan y circo" debía asegurar al menos pan en las mesas y que cuando falta los humores cambian y se vuelven manejables.

El periodista Sebastian Dumont nos la da digerida
Mauricio Macri y María Eugenia Vidal abordaron, con pocas horas de diferencia, el anuncio de medidas tendientes a dar algo de oxigeno a los sectores de menores ingresos de la República Argentina, muchos de ellos concentrados en la provincia de Buenos Aires. La agitación social que se venía gestando en las barriadas del conurbano era indisimulable, aunque muchas de ellas todavía no habían encontrado el caldo de la organización política que la transformara en algo peor. Pero es, sin dudas, un tema para seguir de cerca ya que la mayoría de los territorios están en manos del peronismo que ha cultiva las prácticas K durante los últimos años, aunque muchos de ellos traten de disimular mostrándose como lo nuevo de la política.
Las medidas anunciadas por Macri y antes por Vidal no se saben si calmarán la situación que se planteó luego de la serie de aumentos que golpea a la clase media y baja. Nadie seriamente puede discutir que esto no es producto de la acumulación durante los últimos años que hizo el kirchnerismo con un populismo que hoy cruje en todo el continente. Pero la sociedad, al menos gran parte de ella, se acostumbró a tirar la basura debajo de la alfombra. Y el momento de limpiarla es doloroso y no le gusta a nadie. (*)
Dumont deja entrever que de esta situación podría aprovecharse la secta cristinista para hacer que su marioneta peronista haga el trabajo sucio de agitar el conurbano con el objeto de mejorar la situación procesal de algunos de sus miembros mas conspicuos  y, sueñan que eventualmente podrían, regresar triunfalmente al poder como mesías político. 

Táctica, la destituyente, destinada al fracaso pero que le hará un fenomenal daño al peronismo en su conjunto, enlodando aún mas su imagen. Y cierra el periodista diciendo que mucho de los intendentes convocados hoy a la  Fundación "Conspiración" -que presiden la pasionaria de Calafate y Ferraresi, el intendente de Avellaneda - "reconocen que -el notorio aumento de pedidos de asistencia social y de comida y trabajo en los barrios- se observaba desde el año pasado. La olla a presión que encendió Cristina Kirchner aún no termina de explotar".

A este paso de ballet hay que enmarcarlo. Estos movimientos de un elemento aislado no disimulan un hecho que marca la continuidad de la dominación. Si los empresarios y financistas han acumulado en pala durante la década pasada, en la presente piensan acumularla pornográficamente y en esto ha ayudado el cristinismo cuando se dedicó a vivir el momento sin otro proyecto que no sea la política del paliativo para los pobres y los subsidios que terminaban en bolsillo de los concentradorees de la economía. He ahí la continuidad del negocio del país dividido y el porque de la convocatoria de CFK a Buenos Aires a través de la dúctil  Justicia Federal.

Macri económicamente plantea, hasta hoy, un gobierno sesgado en defensa de intereses de los sectores de mayores ingresos y mientras tanto su retaguardia mediática le cuida las espaldas, por eso no están en Clarín y La Nación la compra de dólar futuro por medio Gabinete PRO y las 9 cuentas nuevas off shore del mismísimo presidente de la nación.

La secta cristinista por su lado evita que a sus fans le caiga la ficha acerca de lo que ha significado para el colectivo la perdida de la hegemonía; y que Lucas Carrasco plantea tan preciso aquí:
Aprovechando el patético desempeño económico de los reyes de la eficiencia PRO, la jefa de la oposición comienza ya con mordaces críticas que irán subiendo de tono, para posicionarse de cara a las elecciones de senadores nacionales en territorio bonaerense.
La posibilidad de que para fines del año que viene el Congreso esté sentado en una Asamblea Legislativa tras la renuncia del Presidente Mauricio Macri, eligiendo un legislador con mandato interino en el Poder Ejecutivo, es demasiado tentadora y despierta las más sanas ambiciones; configurando este clima destituyente. Por ahora, agazapado. Por ahora.
Quizás la crudeza que siempre manifestó en sus dichos la jefa de la oposición haya ayudado a que no se note el tenor de sus críticas. Incluso, sus fans se preguntan por qué la jefa de la oposición no alzó la voz ante los atropellos institucionales de Macri, especialmente cuando derogó leyes por decretos, despidió miles de empleados públicos e hizo los negociados más vergonzosos desde el poder.
La caída en las encuestas del PRO es el preámbulo para que la jefa de la oposición se ponga en marcha. Por supuesto, la jefa de la oposición es Elisa Carrió. (**)
Trabajan para el antiperonismo, pero eso es su problema, nosotros tenemos los propios y a ellos nos abocaremos.

(*)La nota de Sebastian Dumont puede leerse completa aqui: http://elembudo.tv/las-medidas-sociales-de-macri-y-vidal-llegaron-cuando-la-olla-a-presion-del-conurbano-esta-al-maximo/
(**) (http://lucascarrasco.blogspot.com.ar/2016/03/clima-destituyente.html)