viernes, 30 de enero de 2015

Sobre libertad de expresión presidencial y ajustes disimulados

Esa gran pluma que es la periodista Giselle Rumeau escribe hoy: "El caso Nisman impacta de lleno en el Gobierno y crece la idea de cambio". http://www.cronista.com/columnistas/El-caso-Nisman-impacta-de-lleno-en-el-Gobierno-y-crece-la-idea-de-cambio-20150130-0060.html

Los 17 gobernadores que acudieron hoy a Olivos a besar la mano de la Presidenta saben que es tiempo de cambio pero las deudas provinciales los hicieron presos del sistema látigo y chequera y no pueden escapar. Asi sientan que CFK es Ghandi o Stalin tendrán que ir siempre y actuar en consecuencia, cantarán loas a la continuidad y quedarán atrapados en ese techo del 20% que es la lapida electoral real al que el cristinismo les asegura. Entraron a zonas de aludes y reciben la carga diaria de piedras que los va sepultando, alguno lo lamenta, otros lo disfrutan, sobre gustos no hay nada escrito, pero todos van, no hay rebeldía en ellos, solo resignación.

Rumeau lanza un interrogante que me atrapa: "Está claro que por el impacto, la muerte del fiscal teñirá la campaña electoral pero la incógnita por estas horas es si será un factor central en la intención de voto. Dicho de otro modo, ¿qué pesará más a la hora de votar, el factor económico o la demanda de mayor transparencia e institucionalidad? ¿Se impondrá la idea de cambio con continuidad o la de ruptura? ¿Podrá el caso perforar el piso de 30% que tiene cautivo el peronismo desde hace años?"

Estaba claro después del 10 de diciembre de 2011 el gobierno de CFK comenzaba su cuenta regresiva y la experiencia histórica indicaba que el peronismo abriría la sucesión que, por lo general, suele ser traumática y cruenta. Todo indicaba que el eje de la discusión estaría dado en los límites del eje ruptura-continuidad, algunos pensaron que también podían mechar izquierda/derecha y otros agregarle una pizca de peronismo/antiperonismo.

En 2013 Massa impuso una tercera pata a a esa discusión: "Cambio con Continuidad". Scioli la tomó para si. Mientras Macri se planteó como ruptura light , y así funcionó hasta que desde Olivos lo volvieron a subir al escenario como enemigo principal cuando la militancia oficialista gasta energías y tiempo en la pelea contra el "traidor", el que "se traga las eses", el "demagogo" Sergio Massa. Otra vez Todo indicaba que el eje de la discusión estaría dado en los límites del eje ruptura-continuidad. Error garrafal, perdida imperdonable de tiempo.

Ese eje (ruptura/continuidad) es difícil que sea restaurado, corresponde al tiempo de la hegemonía K que, se sabe, se ha diluido. Los verdaderos términos posibles son el impuesto "Cambio con Continuidad"  y el de Ruptura de los que hablaba Rumeau. Por ahora el massismo, que pivotea, abreva en el de ruptura porque en ese campo es donde puede cosechar, y obvio es que si lo hace es para quedarse con franjas de electorado que son también codiciados por el macrismo. Ya habrá tiempo de regresar al sendero montañoso de "cambio con continuiddad" mas cercano a chorear apoyos que el FPV cree suyos, pero eso solo ocurrirá cuando Defensa Civil nos avise que ha pasado el peligro de aludes. 

El Frente Renovador no debe discutir si la ex SIDE debe ser deconstruida y vuelta a construir ni sobre si la presidenta puede o no hablar como querellante en todas las causas que lo involucran muchas veces como acusados o sospechados. Los que a estas alturas ya no podemos discutir son los artículos del texto ni las proovocoaciones que lanza rodeada de genuflexos y believer's. Hay que dejar en claro que vamos decididos a la conquista del poder y en ese camino no se pueden morder carnadas. El kirchnerismo no da garantías de hacer las cosas por el interés del conjunto sino del propio, tampoco cuenta con la suficiente legitimad para tener la iniciativa en un tema que sus tres gobiernos han generado. Por último, "tienen el boleto picado" y no pueden disponer del boleto ajeno y, ademas y por sobre todo, por que sentimos que ese boleto es nuestro y debemos asegurarnos de hacer las cosas de acuerdo a lo que pensamos es lo mejor para el conjunto. 

Pd: obvio es que este posteo nace de una conversación telefónica en la que  @mazorcablanca ilumina a este humilde escriba. Les quería recordar que fue Luciano Chiconi (mazorca blanca) quien en circulo nos hizo llegar escritos sobre cual sería el eje que se impondría en 2013-2015 (Ruptura con Continuidades) allá a mediados de 2012, y argumentaba que los ejes no los imponen lideres, militantes, agencias publicitarias, ideologías o la academia sino ese colectivo inasible e indefinible que solemos llamar genéricamente "la gente" y esta no quiere otra cosa que caminar sobre la cuerda floja, rechaza por el momento los extremos.
Es en acuerdo al interés de esa mayoría que hay que poner en linea nuestro barco. A través de las cortinas de humo y los acuerdos que entre bambalinas tejen oficialistas y algunos opositores hay que ver y navegar, pero sin perder de vista a "la gente" y sus necesidades. Entre tanto quilombo nos estamos olvidando de denunciar (y frenar) el feroz ajuste que se está llevando a cabo y que consolida la concentración economica.  

jueves, 29 de enero de 2015

Es hora del Control Republicano



La República está en crisis. La muerte violenta del Fiscal Alberto Nisman es la expresión más acabada de esta manifestación.
Esta crisis se inició hace mucho tiempo, cuando el Congreso dejó de ser un poder independiente que debía funcionar como contrapeso para controlar los posibles desbordes del Ejecutivo y así garantizar el funcionamiento de un Poder Judicial independiente.
Este avance del Poder Ejecutivo trajo como consecuencia numerosos excesos: la sanción de leyes sin consensos, la designación de jueces y fiscales teniendo en cuenta su adhesión al oficialismo, la destitución o amenaza a miembros del Poder Judicial que se atrevieran a investigar al Gobierno o a alguno de sus integrantes.
Debemos reconocer, sin embargo, que este escenario fue dificultado por la Corte Suprema de Justicia, designada también por el kirchnerismo en épocas en que siguiendo objetivos nobles, se pensaba que una República consolidada, necesitaba de la independencia del Poder Judicial. Este enfrentamiento que se da hoy entre el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo no es otra cosa que el saludable funcionamiento de una República.
Nos encontramos frente a una democracia que mutó en demagogia cuando comenzó a defender solo los intereses del grupo gobernante a través de actos de corrupción económica y política generalizados. En este marco se hace vital la búsqueda de justicia y el freno a la impunidad que tanto daño nos hace como país. Asistimos a una crisis institucional y a un descreimiento de las herramientas institucionales sin precedentes, que requiere de todos y cada uno de nosotros a fin de recuperar su buen funcionamiento.
Cuesta y duele creer que esta decadencia permitiera la muerte violenta de un fiscal, quien en cumplimiento de sus funciones, creyó descubrir una trama de encubrimiento por el atentado de la AMIA en la que, según su visión, se encontrarían involucrados la señora presidenta, Cristina Fernández de Kirchner; su canciller Héctor Timerman; y otros actores políticos vinculados al oficialismo.
La gravedad del ahora requiere que el oficialismo parlamentario convoque a "sesiones extraordinarias" para poner en funcionamiento los organismos de control necesarios que impongan un límite ante tanto desborde.
Podrían decirse muchas cosas más, pero una sola basta: el Congreso está paralizado por decisión de la mayoría gobernante.
Es mi deber como diputado de la Nación exigir públicamente el funcionamiento de la Comisión Bicameral de Seguimiento de los Organismos de Inteligencia, que, conducida por el oficialismo, no cumple con las tareas para la cual fue creada. Por lo tanto, si la muerte del fiscal fue obra de una interna de los servicios de inteligencia, ¿por qué esa interna no fue detectada y controlada a tiempo?
Por acción u omisión, el oficialismo es responsable de la muerte del fiscal Alberto Nisman.
Asimismo, el Congreso tiene también la obligación de conformar una "Comisión de Seguimiento de las actuaciones judiciales" por la muerte del fiscal Nisman y la causa AMIA. Una República fuerte requiere de instituciones sanas y transparentes, y el pleno equilibrio entre los poderes.
Este grave presente requiere la unión de todas las fuerzas de la oposición y la convocatoria a aquellos legisladores del oficialismo que entiendan que solo la verdad fortalecerá la República, pero también requiere la exigencia de verdad y transparencia por parte de toda la sociedad. No podemos acostumbrarnos a estos hechos.
El honor, la valentía y el coraje del fiscal Alberto Nisman exigen de todo nuestro compromiso para llegar a la verdad.
Escrito por Gilberto Alegre, el autor es diputado nacional por el Frente Renovador.
http://www.infobae.com/2015/01/29/1623647-la-republica-esta-crisis


Tajo, tajo a la re-re





Massa sigue por lejos siendo la principal preocupación del cristinismo. Tenían pensado hacer ganar uno propio para que pusiera la trucha durante 4 años y después volver o hacer que ganara Macri y volver en 4 años, desde agosto de 2013 saben que  esa fantasía no podrá ser.

miércoles, 28 de enero de 2015

"Seré asesinado"












La muerte de Nisman, las sospechas sobre la responsabilidad del Ejecutivo Nacional en la falta de provisión de seguridad personal para el occiso, pusieron en tela de juicio la autoridad presidencial que tanto costó recuperar después de la bancarrota de 2001.

Mientras el oficialismo, en franco retroceso, saca del cajón de los recuerdos un viejo proyecto que en su momento negó a Gustavo Beliz y empieza a recalcular el contenido de su articulado, el Frente Renovador va marcando la linea gruesa de su oposición a la iniciativa.:

a- En el Caso Nisman propone la intervención de un grupo de expertos internacionales para recuperar una autoridad presidencial lastimada sin necesidad de recurrir a practicas reprochables..

b- Cada Presidente debe elegir sus directores en la SIDE (o como se llame el organismo)

c- Escuchas judiciales a la Corte Suprema y no a Gils carbó como propone el oficialismo

Leemos en el Infobae un buen resumen de una de las propuestas
La propuesta que hizo Massa de convocar a una comisión de especialistas extranjeros para investigar la muerte del Fiscal NatalioA. Nisman tuvo un antecedente a nivel mundial: el asesinato de Rodrigo Rosenberg
La idea de Massa tuvo un precedente paradigmático en la historia reciente de Guatemala. Fue cuando una comisión de especialistas –la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG)– resolvió el que acaso haya sido el crimen más impactante que tuvo que afrontar el gobierno de Álvaro Colom, en 2009.
A fuerza de narcos y maras, los guatemaltecos se acostumbraban por aquellos días a que los homicidios coparan las páginas de la prensa. Pero la muerte de Rodrigo Rosemberg estuvo lejos de limitarse a engrosar una estadística, y en cambio hizo temblar los cimientos del Gobierno. ¿El motivo? El abogado que fue acribillado a balazos cuando circulaba en bicicleta por su barrio dejó grabado un video en el que hacía responsable al presidente de su asesinato.
Emitida y repetida en los canales de noticias, la grabación de Rosenberg sindicando a Colom, a su esposa y a su círculo más íntimo de colaboradores de su muerte despertó la rabia de una sociedad traumatizada por la violencia. Hubo numerosas marchas exigiendo su renuncia.
Consciente de que su credibilidad, la de su gestión y la de la Justicia estaba ya minada de desconfianza, el mandatario se defendió en televisión y anunció que convocaría a juristas prestigiosos de otros países para realizar la investigación. La comisión estuvo conformada por representantes de las Naciones Unidas y el FBI y quedó a cargo del fiscal español Carlos Castresana.
Al cabo de un año, ese grupo pudo determinar por qué Rosenberg sabía que iba a morir. La respuesta: el abogado había planeado su propio asesinato. El móvil de esa decisión estuvo vinculado a una depresión muy severa.
El caso puso en vilo la conducción del Ejecutivo y cobró tal notoriedad que llegó a la pantalla grande. En 2013 se estrenó Seré asesinado, el film que narra y documenta esos hechos.
Completo en http://www.infobae.com/2015/01/27/1623372-una-grupo-expertos-internacionales-la-herramienta-que-resolvio-un-crimen-que-sacudio-guatemala


martes, 27 de enero de 2015

Quizás la peor derrota de CFK

Patrulla perdida, los medios oficialistas rebozan de optimismo y huelen a napalm por las mañanas. La realidad, la cruel verdad, habla por si sola y no coincide con esos sueños de fantasia
El escenario premeditado de la cadena nacional fue la victimización. Siguiendo la misma línea argumental del primer texto en facebook y del segundo en el blog presidencial. La sociedad argentina no precisaba ayer esa imagen teatral de una Cristina en silla de ruedas, con el yeso de su tobillo a la vista y una túnica blanca que remitía a las celebraciones cariocas de Iemanjá. Los argentinos esperaban a una Presidenta que diera garantías de fortaleza. No alguien que se refugiara en el marketing televisivo de la debilidad. El único débil, aquí, fue Alberto Nisman. El fiscal a quien el Estado no le pudo ofrecer las condiciones mínimas de seguridad. Ni pistas sólidas de porqué murió hace una semana.

La escena de la Presidenta de blanco sirvió, en cambio, para enmarcar una enorme derrota política. La implosión del aparato de espionaje estatal. Y sólo la muerte de un referente institucional como el fiscal Nisman pudo lograrlo. Porque los Kirchner siempre habían sido apasionados por la información conseguida a través de los servicios de inteligencia. "Todos en la Argentina tienen una carpeta", solía ufanarse Néstor...
Por fernando Gonzalez
Leer completo en http://www.cronista.com/economiapolitica/El-uso-politico-del-espionaje-al-final-se-volvio-un-bumeran-20150127-0064.html

El kirchnerismo se va
El kirchnerismo se va chicos, ya ni vale la pena pelear en su contra.

Que quieren?
Bueno, si total eso dura hasta el 10 de diciembre
Chau

AMIA, la mentira en silla de ruedas


 AMIA, la mentira en silla de ruedas
El lunes 19, los argentinos despertamos con la noticia de que el fiscal Nisman, quien días antes había acusado a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al canciller [ministro de Exteriores] Héctor Timerman de encubrimiento del atentado a la AMIA, estaba muerto de un balazo en la sien. El impacto de la noticia continúa retumbando en la cabeza de los argentinos. La muerte del fiscal es sólo el último capítulo en la novela de impunidad iniciada hace más de dos décadas. Como en las novelas policiales, la investigación se concentra hoy en las pruebas de restos de pólvora, huellas digitales y llamadas telefónicas. Pero sin un entendimiento completo de los hechos que comienzan hace más de dos décadas, es imposible comprender la gravedad de la situación actual.
El 17 de marzo de 1992, un ataque terrorista a la Embajada de Israel en Argentina causó 29 muertos y 242 heridos. Si bien se realizaron numerosas investigaciones, el caso continúa en la impunidad. La hipótesis principal es que el grupo libanés Hezbolá estuvo detrás del ataque.
Un caso que indigna y obsesiona a Argentina
La bomba en la embajada y la impunidad que la acompañó sembraron el terreno para que dos años mas tarde, el 18 de julio de 1994, otra bomba, esta vez en la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), matase a 85 personas. La investigación judicial estuvo desde un comienzo plagada de graves irregularidades, en donde las huellas supuestamente secretas del Servicio de Inteligencia argentino se vislumbran a cada paso. El informe del doctor Claudio Grossman, observador del juicio en representación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), no deja ninguna duda. Apenas iniciada la investigación, el juez de la causa, Juan José Galeano, presionó a la persona identificada de haber entregado la camioneta con 300 kilos de dinamita que derrumbó el edificio de la AMIA, para que identificase como responsables a policías de la provincia de Buenos Aires, ignorando otras líneas de investigación. A partir de ahí, todo el resto de la prueba quedó seriamente contaminada. En el encubrimiento y la implantación de prueba falsa, participaron varios funcionarios del poder judicial, del poder ejecutivo y del poder legislativo, todos guiados por la mano del Servicio de Inteligencia.
Las flagrantes irregularidades culminaron con la decisión de apartar al juez de la causa, declarar nulo prácticamente todo lo actuado hasta ese momento y absolver a todos los acusados. Con esta decisión, más de 10 años después del atentado, se ponía en evidencia que el Estado argentino en su conjunto, en lugar de buscar la verdad sobre los hechos, solo buscó engañar a toda la sociedad argentina, y en particular a las víctimas de la AMIA.
En septiembre de 2004, se nombra al fiscal Alberto Nisman a cargo de la investigación, y se inicia un nuevo proceso. Poco más de un año después, el fiscal acusa a Irán de estar detrás del atentado y a Hezbolá de ejecutarlo. En base a la solicitud de Argentina, Interpol emitió peticiones de captura para cinco iraníes involucrados en el atentado. Entre las solicitudes de detención se encontraban ministros, diplomáticos y militares de alto rango. Las solicitudes no lograron ningún resultado y frente a la imposibilidad de interrogar a los imputados, y al no existir el juicio en ausencia en Argentina, no hubo más avances significativos en la investigación.
La investigación judicial estuvo llena de irregularidades desde el comienzo
El momento más importante de esta etapa fue el reconocimiento de responsabilidad del Estado argentino en una audiencia ante la CIDH en marzo de 2005, donde además se acordaron una serie de medidas, incluyendo la reforma del Servicio de Inteligencia. El presidente Néstor Kirchner aprobó las reformas por decreto, pero nunca se cumplieron. Actualmente, el caso está esperando la respuesta de Argentina y posiblemente el proceso culmine ante la Corte Interamericana con una sentencia en contra.
Según declararon los exministros de Exteriores Bielsa y Taiana, tras la decisión del fiscal Nisman, Irán intentó reiteradamente buscar un acercamiento para alcanzar una solución política en la justicia argentina, además de promesas de mejora en la relación comercial. Ambos exministros rechazaron las propuestas de Irán.
Las tentativas de negociación que se frenaban ante la intransigencia de Bielsa y Taiana, encontraron en Timerman un interlocutor más flexible. En marzo de 2011, el periodista Pepe Eliaschev denunció la existencia de un pacto secreto entre Argentina e Irán. Las graves acusaciones que brotaron desde el Gobierno contra el periodista se dieron de bruces contra el suelo menos de dos años después, cuando la presidenta anunció por Twitter la firma de un "histórico" acuerdo de nueve páginas con Irán para crear una Comisión de la Verdad y facilitar las declaraciones en Irán de los acusados.
Frente a la avalancha de críticas, el Gobierno insistió en que no hubo negociación secreta, más allá de buscar avanzar en la búsqueda de justicia. El discurso del Gobierno, repetido estoicamente por sus acólitos seguidores, sufrió un duro golpe el 14 de enero con la denuncia del fiscal Nisman contra la presidenta y el canciller acusándolos de encubrir el atentado a la AMIA.
No hay dudas de que Argentina negoció con Irán a espaldas de las víctimas
El lunes 19, el fiscal Nisman debía comparecer ante el Congreso para declarar y presentar pruebas sobre la denuncia. Nunca llegó. Pocas horas antes lo encontraron muerto en el baño de su departamento.
En cuestión de horas, irresponsablemente, con poca información, el Gobierno salió a sostener la teoría del suicidio. Pero tras un par de días en los que nueva información no favorecía dicha teoría, la presidenta modificó su opinión inicial y descartó el suicidio. En una muestra clara de un verticalismo irracional, sus seguidores, algunos de ellos sin poder ocultar una vergüenza que los acompañará de por vida, repetían automáticamente las palabras de la presidenta.
Las pruebas de Nisman deberán ser evaluadas ante los tribunales, ante la sociedad no parece necesario. Ya no existen dudas de que la negociación informal existió a espaldas de las víctimas y del pueblo argentino, comprometiendo los logros que se habían alcanzado en la justicia Argentina.
La historia de la AMIA es la historia de la desidia de un Estado y sus gobiernos. El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, le sumó traición a la desidia. En derechos humanos lo principal deben ser siempre las víctimas y las medidas para que las violaciones no se repitan. El Estado argentino por más de dos décadas ha ignorado a las víctimas de la AMIA y ha creado un manto de impunidad que facilita la repetición de violaciones. Mientras no haya justicia por uno de los más graves actos terroristas de América Latina, el eco del estallido continuará cobrándose más víctimas.
Santiago A. Canton 
Asesor. Santiago Cantón, especialista en derechos humanos. Mateada con Massa, ayer en Tigre./HERNAN ROJAS
http://www.lanacion.com.ar/1624110-massa-incorporo-a-un-experto-en-ddhh
Santiago A. Canton es director ejecutivo del Robert F. Kennedy Human Rights y ex secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. y hoy le dice a los medios argentinos que ""Si es necesario cerrar los servicios de inteligencia y empezar de cero, hay que hacerlo"..

Posdata para nordeltianos
a- No discutamos con el kirchnerismo que apela a golpecitos de corazón (vestido negro, internaciones y hasta una sillita de ruedas) para que no lo destrocen y llegar como sea a ese lejano 10 de diciembre. Metamosle para adelante, construyamos autoridad que ni Macri (por las escuchas a Burnstein) ni el oficialismo) pueden hablar con autoridad. 
b- Denunciemos también no solo los servicios a la política brindadas por las agencias de Inteligencia  (federales -SI y militares- y provinciales) sino también a los poderes económicos que por algo siguieron esta década concentrando como en la de los 90, no le dejemos esa tablita de redención a la hipocresía camporista.

lunes, 26 de enero de 2015

"Nisman, tan culpable como Stiusso"

Hasta ahora el FR jugó en los casos a) denuncias de Nisman y b) muerte no natural de Nisman, el juego de la conveniencia electoral y de las convicciones que se tienen acerca de la arquitectura institucional-moral que debiésemos alcanzar en el tiempo. 

La crisis Nisman nos da una oportunidad en este festival de agencias de Inteligencia que trabajan para facciones económico-políticas o con irresponsable manejo político que es el de repensar el rol de las agencias ejecutivas de Inteligencia en democracia.
El jurista Alberto Bindersostuvo que "la Ley de Inteligencia pretendió sentar las bases de un servicio de inteligencia propio de un Estado democrático y tiene muchos elementos que están estructurados de ese modo". Sin embargo, consideró, "el dictado de esa ley no se utilizó para reorganizar los servicios de inteligencia sobre bases nuevas; al contrario se usaron resquicios de esa ley, para exacerbar mucho de los males que ya tenia. En mi caso vengo denunciando el descontrol de los servicios de inteligencia y su ilegal intromisión en la justicia federal desde hace mucho y hemos creado la Iniciativa Ciudadana para el Control Democrático de los Servicios de Inteligencia (ICCS) entre el Ilsed, la ADC y otras organizaciones, para tratar de que la Comisión de Control fuera mas transparente y cumpliera sus funciones. Hicimos pedidos de informes que nunca fueron respondidos por la Comisión y ahora están judicializados".
"Nuestra dirigencia política ha sido altamente irresponsable. Peronistas y radicales han construido aluvionalmente el sistema de inteligencia y hoy se reparten la ineficacia absoluta de la Comisión Bicameral. Allí hay que buscar responsabilidades en ambos partidos y yo buscaría que respondan los miembros radicales de la Comisión Bicameral. Macri pretendio entrar en este juego, de la mano, del Fino Palacios y así le fue. La SIDE ha sido uno de los pocos temas verdaderamente bipartidistas que hemos tenido en este país. Así que hay que preguntarle al radicalismo que responsabilidades tiene en eso, además de las obvias que tiene este mismo gobierno que jugó y exacerbó el juego ilegal de la SI como pocos y cuando viendo que los monstruos son amigos hasta que se revelan como aquello que simplemente son: monstruos, comenzó a recostarse en la inteligencia militar (Milani). Un error garrafal. Y así llegamos a esta situación terminal. Tenemos una gran oportunidad. Pero la dirigencia política esta demostrando indignación moral-electoral y pocas ganas de meterse a hablar en serio de este asunto".  
¿Qué hacer?  
"Lo primero -analizó- es cortar los vínculos entre la justicia federal y la Secretaria de Inteligencia. La Ley expresamente prohíbe que los servicios de inteligencia participen en actividades vinculados a casos judiciales, salvo expreso pedido y se entiendo ante casos puntuales. Pero eso se convirtió en algo mucho más extensa. Jueces y fiscales tienen allí una gran responsabilidad. Además la SI concentró todas las escuchas telefónicas del país (lo que es ilegal, también, allí hay una interpretación equivocada de la Ley de inteligencia) de tal manera que no solo la justicia federal, sino cualquier fiscal del interior del país que quiere hacer escuchas telefónicas debe pasar por la sección correspondiente de la SI. Todo esto es altamente pernicioso y ahora ha salido a la luz. Tenemos una enorme oportunidad para reordenar todo el sistema, sobre algunas de las bases de la Ley de inteligencia y otras medidas".
"Urge crear la Agencia Federal de Investigaciones. Es algo que se reclama hace años. Este Gobierno lo tuvo en cartero y no lo llevo adelante por presiones de la Secretaría de Inteligencia. Por ejemplo, la investigación de un caso como el de la AMIA no lo puede llevar la SI, porque ellos manejan información que debe servir para la prevención y que en la gran mayoría de los casos es inutilizable para probar algo en juicio. En el caso concreto, subordinaron la investigación a tener una plataforma para jugar el juego de las agencias anti terrorismo internacional y su red de información, y de ello son tan responsables Stiuso como Nisman. Y eso tarde o temprano tenía que terminar tan mal como terminó. 
Que existan grupos trabajando en la prevención de casos y en conexión con lo que se está haciendo en otros países no es objetable. Lo objetable es la mezcla con un caso judicial en el que hay victimas que reclaman reparaciones y avances concretos, en su caso, no en la política anti terrorista mundial".


y la nota a Binder sigue, hay un subtitulo que causaría gracia sino fuese una grave carencia de la democracia y que pinta de cuerpo entero a nuestros James Bond: "mas truchos que eficaces". 

El/la lector/a podrá leer la nota en http://www.mdzol.com/nota/584456-inteligencia-que-hacer-y-por-que-no-lo-hicieron-antes/

De la "mano de obra desocupada" a la "cadena de la felicidad" menemista, de allí a los "carpetazos k", pasando por las "coimas del Senado" de la Alianza

Ahora el FR tiene que jugar en otro tablero, el de la responsabilidad institucional y la iniciativa practica para alcanzar soluciones que vayan mas allá de las declaraciones de y a grupetes. Lo ha de hacer debatiendo internamente y decidiendo rápido y luego debe llevar su postura al dialogo con otras fuerzas políticas aunque la bobaliconería lea que estamos desesperados por frentes electorales. No todo es campaña en política.

“Impossible is nothing”  es cuestión de sentarse a negociar