sábado, 28 de marzo de 2009

La Buenos Aires groncha atiende despues del 28/J

El post en Artepolítica se llama "Gente Blanca" y dice lo siguiente:

La descomunal crisis actual fue causada por comportamientos irracionales de gente blanca de ojos azules, que antes parecía saber todo y ahora demostró no saber nada. No es responsabilidad de ningún negro, indio o pobre” Lula Da Silva ante Gordon Brown. párrafo extraido del diario La Nación del 27/3/09).

Los que imponen sentido dijeron que se trataba de un comentario racista y que por supuesto no contribuye al dialogo, ni al consenso.

Para aquellos que no entiendan de que hablamos, acá les va la definición de las palabras según el Nuevo Diccionario Político de Argentina de Raúl De Grossi que publica aqui Sirinivasa

Gente: conjunto de personas de piel blanca y dentadura completamente desarrollada, generalmente de clase media o alta, que habita en áreas residenciales de los grandes centros urbanos y cuyos deseos y expectativas deben invariablemente ser satisfechos por los gobernantes, aun cuando sean variables o contradictorios, se opongan decididamente a los de la mayoría electoral o sean incompatibles con éstos.

Diálogo: práctica política consistente en reunir el mayor número de personas e instituciones posibles en torno a una mesa, para discutir largas horas en torno a los principales temas de la economía nacional y concluir, invariablemente, adoptando las decisiones que reclama la Mesa de Enlace (ver), la Bolsa de Comercio, el Fondo Monetario Internacional u otros organismos e instituciones similares.

Consenso: resultado del diálogo a que refiere la definición anterior.

Negro de mierda: villero, descerebrado del conurbano bonaerense u otras zonas marginales, generalmente adherente en política al peronismo y, por extensión en América Latina, al chavismo (ver “Chávez”) u otros populismos (ver).

Luis Bruschtein dice en esta nota del diario Página12, desafía la autoridad de la opinión publicada

Cuando los medios hablan en nombre de todos, incluyendo a los pobres, en realidad los desconocen. Los subordinan a una visión de la realidad sin saber exactamente cuáles son los puntos de contacto que tienen con ella. En una sociedad compartimentada como la que dejó la dictadura y luego el neoliberalismo menemista y delarruista, los pobres tienen poca visibilidad social. Pero las elecciones, como las del próximo 28 de junio, constituyen uno de los escasos momentos de afloración, donde algunos de sus deseos se hacen públicos para el resto de la sociedad.

Esa irrupción puede coincidir con el consenso mediático establecido. Pero es muy probable también que lo contradiga. Y en cualquiera de los dos casos, lo hará por razones diferentes a las de esta especie de sentido común supuestamente aceptado por todo el mundo.
Bendita mi "clase obrera" que la tiene tan clara.

Lucas 6:20
"Y EL alzando sus ojos hacia sus discipulos, decía: Bienaventurados los pobres por que vuestro es el reyno de D'ios"