lunes, 23 de septiembre de 2013

El posteo lo hace "El Dia"

1.- Tres artículos de opinión de las plumas relevantes publicados en los diarios porteños este fin de semana, resumidos por la redacción del diario "el Dia" de la Ciudad de La Plata
Mario Wainfeld  PAGINA 12 
El columnista reseña las tres elecciones de “medio término” ganadas por el kirchnerismo en los últimos diez años. Y sostiene que las de 2013 son peculiares porque se vieron condicionadas por las primarias abiertas. Augura que, de todos modos, “en noviembre habrá reposicionamientos, lanzamientos, depresiones, transfugueadas, ´tomas de ganancias´, presidenciables nuevos o en retirada”. Sostiene que las críticas a la estrategia electoral del oficialismo son recurrentes y que un factor común que ahora nuclea al oficialismo es “asumir que un mes atrás no se hizo todo lo posible ni lo mejor posible. Las discrepancias asoman cuando se deslindan responsabilidades”. Afirma que “los bonaerenses K reconocen que antes de agosto (en promedio) se subestimó el compromiso o se dio por hecho que se tenía amarrado un piso más alto de adhesiones”. 
Eduardo Van Der Kooy CLARIN 
“Cristina Fernández ya está pugnando por no perder también su premio político consuelo”, señala Van Der Kooy. “Intentará después de octubre consagrarse como la gran electora del peronismo”. Atesora un sueño difícil: emular a Lula, que impuso a Dilma Russeff. Sin embargo, las diferencias entre ese episodio brasileño y la actualidad argentina “resultan abismales”. Es más parecido el ejemplo de Menem “que tampoco construyó herencias” o del socialista español Rodríguez Zapatero, que le tendió la alfombra al entonces opositor Rajoy. Cristina desechó la posibilidad de cualquier construcción política. Pero “antes de intentar descifrar la identidad sucesoria del 2015 en la Argentina, aún en elaboración, habría que aguardar el epílogo de octubre y los dos años de la transición”. Afirma que “la Argentina se asoma al final de un ciclo sin una sola certeza acerca de cómo será el otro que debe alumbrar. Pura incertidumbre, como siempre”. 
Sergio Crivelli LA PRENSA “Los errores traen incertidumbre y la incertidumbre, más errores”, es el título de la columna de Crivelli que, en ese juego de palabras asegura: “El gobierno entró en un círculo vicioso: no puede recuperarse electoralmente, copia la agenda opositora, pierde iniciativa y la expectativa de una derrota agravada lo lleva a equivocarse más”. Señala luego que el líder de la oposición peronista, Sergio Massa, que el 11 de agosto había salido tercero con 21% de los votos en Bahía Blanca, ahora encabeza las encuestas en esa ciudad con 36%.

2.- Ademas de la  del ambito nacional incluimos esta platense (moronense hasta los huesos) de marisa Alvarez sobre la situación provincial:
En el oficialismo están surgiendo indicios de que el cálido romance entre el kirchnerismo y el sciolismo tal vez no permanezca intacto mucho más allá de las elecciones. Todos, en ese espacio, piensan ya en el camino hacia 2015. Especialmente Daniel Scioli. Todo lo que hace y dice el Gobernador por estos tiempos apunta, claro, a mejorar las chances del oficialismo en los comicios de octubre. Pero, también, a facilitar un armado y una estrategia para su eventual candidatura presidencial. El sciolismo busca que, más allá de la suerte que corra el oficialismo en territorio bonaerense, el resultado nacional de octubre -nadie espera que supere por mucho el 26% de adhesiones alcanzado en las primarias de agosto- abra en el PJ un espacio de deliberación para lo que en su equipo denominan “la transición”. 

La estrategia del sciolismo hace base en la convicción de que no habrá reelección para Cristina y el peronismo -a t ravés de su estructura formal, el aparato del PJ- será el instrumento para definir y fortalecer la próxima candidatura presidencial del espacio. Por eso, trabajan ya para que se convoque a una “interna amplia y generosa” que designe nueva conducción partidaria y desemboque en la entronización del candidato. Esto es, incluyendo a los Rodríguez Saá, los De la Sota -Sergio Massa- y todos los que hoy están “afuera” del oficialismo. Creen, desde ya, que Scioli ganaría esa dura pulseada puertas adentro. 
Pero en el kirchnerismo duro, que también piensa ya en el 2015 por supuesto, tienen otros planes. En el polo opuesto de la “interna amplia y generosa” imaginada por el sciolismo -una “idea” que se extendería a la muy posible incorporación de Francisco De Narváez al gabinete provincial-, buscarán instrumentar un normalización del PJ que excluya a todas las variantes y figuras del peronismo disidente. Empezando por Massa.
Un clima acorde a una victoria reciente y pronóstico de repetirla aumentada, se respira en cambio en el massismo que, claro, también comienza a diseñar pasos hacia el 2015. Y en el marco del PJ. En ese proyecto se inscribe la intención de hacer una demostración de fuerza a nivel provincial, convocando a un congreso partidario y, eventualmente, disputando la futura conducción. Y se inscribe, sustancialmente, la movida de ayer, que mostró a Sergio Massa en una reunión con Lole Reutemann, que apunta a mostrar el comienzo de una “nacionalización” de su figura.
En tanto, las tensiones crecen entre los principales actores de la campaña bonaerense. Con una característica que se va profundizando: Massa como blanco de las críticas del resto.
Leer más en http://www.eldia.com.ar/catalogo/20130922/opinion5.htm