viernes, 12 de septiembre de 2008

PRIMICIA: El Acto del 17 de Octubre en Entre Rios, fué.



El acto del 17 de Octubre en Paraná fue… (Primicia)

Un fantasma recorre Calafate…
El acto del 17 de octubre en Entre Ríos hace que más de un funcionario cristinista cruce los dedos. El peligro que se cierne es que Néstor vuelva a ser percibido por la sociedad como Mr Chasman, y la conclusión obligada es que la Jefa quede una vez más como su “Chirolita”.
Una campaña en los medios respalda y refuerza cotidianamente la idea que son muchos los funcionarios que solo le responden a “el” Pingüino –así, con “O” final-. Esa campaña busca erosionar a Cristina, y darle rienda suelta a lo que vimos estos últimos tiempos: que cualquier pelagatos cuestione la legitimidad de ella para ordenar la sociedad, cumpliendo el mandato que hace menos de un año le confirió el pueblo.
Tal parece que en el carácter del santacruceño se guarece el peor de los enemigos del Proyecto “16 años K”.
Quiero serles sincero el proyecto “16K” siempre me pareció un abuso o una ingenuidad, pero que los K salgan como ratas por tirante me parece un suicidio de la comunidad política argentina, que si bien no es la más lúcida del planeta viene rebuscándosela bastante bien para “surfear” la ola.
Volvamos a Néstor, sus ansias de figuración van a traicionar la táctica de la mesura. Si abandona su muy útil bajo perfil y muestra otra vez su vanidosa desesperación por mostrar que el es que mueve los hilos, va a dar inicio anticipadamente al postkirchnerismo, por que va a ofrecer en bandeja los argumentos (imágenes) que los no kirchneristas necesitan para captar definitivamente al electorado que acompañó a los Kirchner en 2005 y 2007.
Ese Nestor “prima donna”, conspira contra el proyecto político que, si se disciplina, puede llevarlo al bronce.
¿Quien cierra el acto del 17 de octubre en Entre Rios: Uribarri o Néstor? Esa parece que es la gran pregunta, que se hace más de uno en voz bastante baja, sin animarse a hacerla audible a los oídos de Néstor o cualquiera de sus alcahuetes, que según parece abundan, como alrededor de todo líder político en la historia universal. Igualmente es solo la menor de las preguntas, al acto hay que analizarlo desde un prisma de varias caras.
El año que viene las elecciones son locales, se nacionalizarán un poco, por cierto, pero van a terminar siendo locales,en última instancia la gente va a definirse entre Lole-Rossi y Binner-Giustiniani. Bien podría hacerle un favor a Uribarri y darle el rol de último orador y así a cada uno de sus leales en cada Provincia. Es mentira que quien llegó a Papa ya no puede aceptar ser obispo.
Si el enemigo era el accidentado chacarero, bueno está decir que es mejor otro momento para hacer un acto en su contra. El electorado-espectador de esta fiesta de gala en el que se ha convertido la política está hoy más que sensible a que se lastime a quien pasó por tan duro trance.
Es tiempo de otra actitud, es preciso que se muestre preocupado, preguntar si está en condiciones de caminar, quhay que ponerse a su disposición. No sea cosa que don médiCLETO sea el único que lo atienda.
Creo que el acto de Entre Rios fué.
Fue en el sentido que le dan los Nestorianistas, es decir como acto en el que se confirme su indiscutible liderazgo – remedo de aquella renuncia que anualmente presentaba don Juan Manuel de Rosas y que debía ser rechazada de plano-.
Sigue en pie en el sentido que le dan los que ven tanto en haber tomado las riendas del PJ, como el acto en si mismo, una suerte de reedición al culto a la lealtad en tiempos no muy fastos -de confusión y debilidad- Ahora hay que proceder al rediseño del mismo, como acto de un peronismo con perspectiva histórica
No se como va a terminar pero creo que Nestor debe desmontar el ataque frontal a 1. la oligarquía, 2. A los ‘90, 3. al genocidio procesista y 4. al fuego cruzado del stablishment económico y varios medios de comunicación. Por que cada uno de esos tópicos ya no se discuten y es como cuando escuchamos a Sofovich afirmar que es autor de todas las ideas que se ven por TV, a estas alturas exaspera por cansador.
Tiro una idea: Debe sorprender/nos intelectualizando su discurso. Dar una buena señal a la sociedad abordando nuevos tópicos que si quiere los puede sacar de la nota a Ostiguy y en ellos debería centrar su discurso, el papel del peronismo, definir al peronismo como frentista vocacional y como el movimiento transversal por excelencia y al kirchnerismo como conducción coyuntural con objetivos que lo obligan a aspirar a superar estos 2 mandatos pero sin personalizar: podría decir que aunque está muy lejos la elección del próximo Presidente el mismo podrá ser pingüino o Pingüina o cualquier otro que comparta los sueños a los que aspira este espacio, pero seguramente estará de acuerdo con continuar la formación de una nueva sociedad sobre la base de la … (y ahí el discurso), obligado está a hablar del 17 de octubre y el valor de la lealtad en tiempos de zozobra, debe hacerlo alejándose de cualquier comparación personal o a dúo hacia Perón y Evita, hablar de la representación a esos sectores peronistas que incluya la defensa de los intereses también de los no peronistas, abrir la puerta a los soñadores, debe llamar a que se integren quienes tienen para aportar ideas en este proceso que es largo, debe abandonar la coyuntura y personajes tan pequeños como Duhalde, De Angeli, Lilita, Menem, etc
*Podrá Nestor disciplinarse?
*Algo cambia si Néstor se perfila como el fundador de un movimiento que lo trasciende?
O este 17 de octubre panza verde será la fecha de inicio del postkirchnerismo?.

2 comentarios:

hermesmmm@gmail.com dijo...

Entiendo tu articulo como una expresión de deseos. La politica de seduccion y el transversalismo murio. No por nuestra decision sino porque las clases dominantes no toleran nuestro proyecto. Nos dijeron basta y no hay nada que los convenza. Solo nos queda disputar las mayorias, pero desde la coherencia de una propuesta y una identidad.

Lucas Carrasco dijo...

jejejeje