martes, 23 de agosto de 2011

Boudou y el marxismo

Los fusiladores de 1955, el onganiato, los milicos del Proceso, todos intentaron hacer mierda el orden político y económico que instauró Perón desde 1943. Al final fue un peronista, cuña del mismo palo, el que llegó a completar la obra.

Menem lo hizo, tal vez por que el modelo peronista se había tornado tan pesado que no podía seguirle el tranco a la evolución universal y causaba más disgustos que alegrías, o pudo hacerlo simplemente por que el turco supo equilibrar cierres de fabricas con sonrisas, contención, identificación, abrazos, ayuda social para los que iba dejando en banda en una remake grotesca del grotesco "por que te quiero te aporreo". Quizás por esas  y varias razones más y todas juntas Menem pudo llegar a cumplir con su misión y regresar después reciclado en socio del kirchnerismo que tanto lo bardeó. 

Gota a o gota nos fuimos desangrando aunque bailábamos contentos en la cubierta del Titanic y cada tanto felicitábamos al capitan del barco. Una a una las fabricas, los talleres y los puestos de trabajo se fueron perdiendo, a la par que crecía la ambulancia estatal que atendía a los que quedaban fuera del mercado laboral, fuera del primer mundo prometido y soñado.


2001-2002 y la devaluación duhaldista dieron inicio al nuevo tiempo económico político que se  acopló al viento de cola de los emergentes, justo es reconocer que más de un hombre de estado no vio  el beneficio a mediano y largo plazo y no hubiese tomado ese rumbo escuchando los cantos de sirena de los organismos financieros y los econochantas que abundan.


A titulo de recordatorio de lo que significó esta etapa copio una síntesis publicada por Mariano autor del blog "yendoa menos.blogspot.com" quien la describió dividiéndola salomonicamente:
podemos periodizar la etapa posterior a la convertibilidad. En dos.
El primero, entre 2002 y 2007, donde el recorte abrupto en el poder de compra de los salarios por la mega-devaluación (no sólo atribuible a la decisión política de Duhalde, sino principalmente, a la depresión en que había caído la economía argentina con el fracaso de la convertibilidad) fue una realidad y provocó efectos en algún caso positivo, como la rápida recuperación de la economía. No sólo salarios destruyó la devaluación. También sinceró la reducción de activos y la pérdida de riqueza a la que nos había conducido la convertibilidad (parcialmente disimulada, hasta entonces, por la sobreapreciación cambiaria). Y licuó deuda.
El segundo, donde la ocupación de capacidad instalada que había quedado en desuso en la gran recesión ya está completa, la reducción del desempleo se vuelve más lenta, la competitividad por bajos costos ya no hace grandes diferencias a favor de la producción local, pero con salarios totalmente recuperados (y aún en mejores condiciones) en relación al período de convertibilidad.
Lavagna, Fernandez (lo recuerdan?), Lousteau (de este no pregunto, seguro que se acuerdan) y Boudou por último le dieron contenido al  trazo grueso del modelo que, al decir de Ezequiel Meler "dista enormemente de un proceso de transformación global y radical -eso no existe más-, y más bien se parece a la administración social y políticamente sagaz de un ciclo de prosperidad con miras a ampliar la base de sustentación política de un Estado Nacional".

El modelo -o la sensación de que existe un modelo- está clavado ahí,  en la imaginación de las gentes sencillas, las que en definitiva crearan los liderazgos nuevos que sepan nadar contra la corriente de un mundo que parece sepultar la esperanza en medio del alud de la racionalidad. 
"las viejas discusiones se van perdiendo entre las razones. A todo dices que si, a nada digo que no, para poder construir esa tremenda armonía que pone viejo los corazones".  "En cada conversación, cada beso, cada abrazo, se impone siempre un pedazo de razón". (Años)
Nuevos liderazgos que poco tendrán que ver con los actuales y menos aún con aquellos que se fomentan desde la cima.


Ahora que el gobierno se siente fuerte y los poderes económicos desensillan hasta que aclare más de uno se sienta a hablar de un proyecto económico a largo plazo sin saber que nos depara el futuro cercano.


Hay pax kirchnercristinista y pronto se escenificará el estatuto legal del punto muerto en las operaciones de poder. Todo esto en medio de un crisis que azota al mundo y que no deja economías "serías" que puedan servir de modelo, así que poco o mucho lo hecho aquí se consolida con lo "peor es nada" o lo menos malo, más vale malo conocido que bueno por conocer.


Esto es objertivo: nada va a a cambiar radicalmente en Argentina.


Y debido a esto me concentro en un dato que puede parecer menor: una pequeña cita tirada al pasar por el ministro de economía y candidato a vicepresidente de la nación.

Dijimos de la formula presidencial del FPV/Pejota que la imagen nos daba  la suma Heidi + el American Psycho Bolche de Capussoto y aunque en broma al principio ahora Amado Boudou da señales ciertas de haberse creído el personaje, para desdibujar su imagen de chico UCD ahora se anima y cita a carlitos Marx:
 “los filósofos se han encargado de interpretar la realidad, de lo que tenemos que ocuparnos es de transformarla” Karl marx
ver en nuestro blogroll:  lafiestadebismarck.blogspot.com
también: http://joserubensentis.blogspot.com/2011/08/para-clarin-boudou-ya-es-marxista.html
peronismoperonista el que me recomendó leer "el imperialismo..." de Lenin

El método marxista aplicado más allá de su papel de descifrador de una realidad que como el iceberg oculta mucho mas de lo que nos muestra no es un método científico sino una ‘ideología’ que entraña una visión total (totalitaria) de la historia y de la realidad y que va en busca de un cambio social y político que se concebidos como padres la historia nueva, transformación que será conducida por un reducido grupo que se juzga portador de una misión histórica, poco tiene que ver con el peronismo, como el neoliberalismo, el liberalismo, el fascismo, etc algunos impugnados por antipopulares, otros por elitistas, la mayoría por deshumanizante, por que llevan al techcatl al ser humano para ofrecerlo al nuevo Dio's mercado, a la nación, al socialismo, etc.   

Nadie va a pensar que descubrí la pólvora si afirmo que Boudou no es marxista, y que citó a Karl Marx ante un auditorio cuyo oído esperaba sintonía y lo logró. No se van a sacudir mañana los mercados por que Boudou haya pronunciado una idea de Marx (o de Feuerbach como bien aclara La Nación). Ademas suena lindo, parece piola, y hasta es honesto (intelectualmente) que de vez en cuando se nombre al autor de muchas  aciertos en el diagnóstico aunque se haga ahora por falta de "socialismo real" en la comunidad internacional, esta pavada era impensable hace algunas décadas atrás. 

Digamos que facilmente el gesto es entendido como un centrito tirado para regocijo de la hinchada.



El marketing es asi y funciona, el electoral es solo un subproducto y hay que utilizarlo inteligentemente por que simplemente es una herramienta mas del poder. Esperaré a ver que teoria conspirativa maccartista inventa el SEPRIN ahora con apenas una linea en un discurso.

10 comentarios:

uno cualquiera dijo...

¡¡¿¿Pero no somos marxistas revolucionarios??!! ¡¡Noooooo!!
Oigo los miles de pies marchando, jóvenes desencantados que abandonan la Cámpora para sumarse a Proyecto Sur... Jajaj

Igual yo creo que muchos se van a quedar; esto es bueno, ¿no?
¿No?

Además en alguna parte dijiste que esto era "la derecha posible sin represión"; así que siempre se puede volantear o hacer la diagonal a la izquierda para tenerlos contentos, ¿no?

"Pronto se escenificará el estatuto legal del punto muerto en las operaciones de poder".
¿Se podía hacer algo más que la primaria que se hizo para evitar esto? ¿En base a qué lo seguís sosteniendo?
Saludos.

Anónimo dijo...

Si alguna vez te pusieras a estudiar en lugar de vivir chapuceando sobre las boludeces que lees en los medios, Omar....
Es imposible que un economista medianamente formado en su profesión no haya estudiado a Marx, no lo citan porque quedan mal con la "gilada" pero se lo conocen al dedillo porque es una de las obras fundamentales para entender el capitalismo. La misma ridiculez sería que un marxista no conozca al dedido a Smith, Say, etc
Vos tenés mucho diarito y poco estudio, y te las das de "analista"

sin dioses dijo...

Usted que propone que lo fusilemos o que le rompamos los vidrios de la casa?

Anónimo dijo...

PERO ACLARAMOS MUCHACHOS EHHH, QUE ERA JODITA, NO SE LA VAYANNNNN A CREER !!!!!!!!!!!!!!

De verdad es necesario que vos y Artemio martillen contra cualquier rasgo de izquierda que pueda gestarse en el movimiento ??
Si siguen así van a terminar pidiendo por "la lopez rega" como insinuaba la carta de lectoroes que subio Diego (mundoperverso).

"llamamos a los peronistas de verdad, para que estos zurdos no..." bla bla, ya todos sabemos como continua.

El peronismo TIENE que ser capitalismo ? Si la respuesta es no, salir a cazar zurdos me parece innecesario.

Abrazos

N.-

Anónimo dijo...

omix, correte del medio, parece que no entendés que esto no es una construcción colectiva, cualquiera que discuta, opine, defienda sin fanatismo o critique suavemente está "out".
a ver si entendés que solo se puede nombrar a alguien para decir "grosso", "fenómeno", "genio".
vas a terminar mas rechazado que perro con sarna.
aunque lo tuyo no es tan profundo, cualquiera que vaya mas allá del seguidismo es hostil.

panorama2015

MC. Operador Visceral dijo...

Algunos se compran el plasma para ver a Tinelli pero ...
"La mayoría de aquellos que desean establecer el curso general de la historia utilizarán las categorías marxistas o una versión modificada de las mismas, puesto que hay pocas versiones alternativas disponibles" John Hicks - Nobel de Economía 1972. En "Como cambiar al mundo" - E.Hobsbawm - 2011
Saludos

El Canilla dijo...

Omix, el peronismo no discute el capitalismo como modelo social. Aspira a administrarlo mejor y que sea más justo, cosa que no es poco. Que Menem haya sido neoliberal no es más que decir que fué capitalista como el resto del mundo. La diferencia es que hoy defender al Estado, desde cualquier postura ideológica, frente a la pretensión neoliberal del mercado como último regulador social, es una postura latinoamericana donde el peronismo se inscribe por su propia cuna e historia. Que Boudou pueda citar al viejo Karl no dice otra cosa que como economista lo estudió, materia obligatoria para cualquier economista serio. El Karloncho hizo un análisis que fuè certero en las causas y propuso su propia razón como solución que no ha sido acertada. Menos mal que algunos lo siguen estudiando.

Lawally dijo...

En realidad, teniéndolo a Ud. creo que los probables comentarios del Seprín, están de más.

Anónimo dijo...

Omix: a Borges se lo puede citar en alguna charla?
o es antipejotero?
Ud. parece que viviera en una serie estadounidense en blanco y negro, de esas hechas en los 50 en guerra fría. Debe ser la niñez que tira...Kaos y Control jeje

Anónimo dijo...

¿Vos te crees que en el CEMA se aprende economía con las columnas de Cachanovsky??