lunes, 26 de diciembre de 2016

La batalla de la TV por Cable (Intro sin lubricar ni cuidarte)

Ser suspicaces y desdramatizar, la consigna del dia
El decreto que abriría la competencia entre operadoras de TV por cable y de telefonía iba a ser dictado el 15 de noviembre. Después se postergó para anteayer. Una nueva demora fijó el miércoles próximo. Pero en las últimas horas, Mauricio Macri, que evita hablar por su operación de cuerdas vocales, le escribió a Mario Quintana: "Pasá todo para dentro de 20 días".
El decreto es un campo de batalla entre telefónicas, cableoperadores y empresas de televisión satelital. La guerra lleva 20 años. Telefónica consiguió la última postergación. Alega que a las redes de TV -la más importantes es Cablevisión- se les conceden ventajas asimétricas. La nueva prórroga puede cobijar otra postergación. Aproxima demasiado la firma del decreto a la llegada del Presidente a Madrid. El 22 de febrero iniciará una visita de Estado a España. Es difícil que quiera malhumorar a los directivos de Telefónica, la principal inversora de ese país en la Argentina, antes de aterrizar en Barajas. ¿Postergará todo de nuevo? La fecha original ya era sospechosa: el Día de los Inocentes.
Carlos Pagni en La Nación de víspera de Navidad desdramatiza y deja las cosas en claro.

La guerra lleva ya 20 años dice Pagni. Fue posibilitada por la vuelta de campana tecnológica que vino montada en el carro del triunfo de un sistema (el neoliberal) que acentuó la desigualdad (no la inventó), también la desocupación y por ende el manejo clientelistico de cada vez mas sectores sociales. Su contrapartida (su aporte) es el haber alcanzado un tipo de evolución (la tecnológica) que de otra manera hubiese tardado en llegar. Situado este tiempo a partir del segundo mandato del Liberador de Kuwait da inicio a la puja para quedarse con los negocios entre empresas a los que no les interesa el país con la intervención del estado que no ha actuado en ningún caso con mirada larga.

Era el 7 de diciembre de 2007 y Nestor Kirchner firmaba, la fusión entre Multicanal y Cablevisión y con ello habilitó al Grupo Clarín a controlar las principales operadores de TV por Cable, lo que equivale a decir que fue de común acuerdo con la presidenta electa CFK y a cambio de favores de macanear (sobre el 70% de aprobación de la gestión de Nestor), no ver algunas cosas y explicar lo inexplicable. Los negocios son el punto donde confluyen los pragmáticos de discurso populista y republicanista.

Apenas empieza  2008 y se arma la bronca con Clarin (lo adelanté el 3 de abril de 2008). Presentada por tirios y troyanos como una extraña batalla cultural que no fue mas que un capitulo de la guerra comercial por los negocios comunicacionales. Se desarrolló abiertamente entre ese 2008 y 2015 y tuvo al gobierno cristinista decididamente en contra de Clarín, lo que equivale a decir que estuvo decididamente a favor de las Telefonicas (con Telefonica de España a la cabeza). Tanta fue la influencia de estas que hasta una de ella colocó un Chief of Cabinet. En redes pocos fueron los que advirtieron sobre la parte de mentira de la jugarreta que todos (y especialmente las trasnacionales) prefirieron enmarcarla en una "batalla cultural", un influencer que recuerde lo hacía cada tanto es el entrerriano Lucas Carrasco.

El match que vamos a presenciar en días tiene a Macri como presidente y se trata de la modificación de la Ley de Medios via decreto. Esta vez es Macri quien "legaliza" el acuerdo entre las corpo's (para esquilmarnos mas brindando un servicio de merda). 

El 11 de diciembre Oscar Aguad dijo que "Telecom, Telefónica y Claro van a incursionar en TV Cable y Clarín será el cuarto operador de móviles". Esta definición salomónica viene a destruir el poder de defensa del consumidor que no tiene ninguna cobertura provista por los organismos del ejecutivo y una justicia venales.

El ingreso de las telefónicas significa la destrucción de puestos de trabajo y contenidos locales en cableoperadores regionales que está de acuierdo con la tendencia que no ha cesado en dos décadas (Menem/de la Rua/Duhalde y Kirchner's) que es marchar directo hacia la mayor concentración posible en el espectro.

El meollo no es mas que consagrar un enroque, que consiste en posibilitar el ingreso de empresas telefónicas al mercado de la TV por cable y que Clarín sea parte del negocio de celulares. El Grupo Clarín retiene su cable en tu televisor y ademas lo lleva a tablets y smartphones, las telefonicas entran al negocio de Tv por Cable. Para un liberal será mas competencia, para un no liberal será la misma manada de lobos acechándonos en todos los campos.

El Evangelio de hoy, lunes 26 de Diciembre 2016, enseña que quien persevere hasta el final se salvará y Clarin la pucha que persevera.

Otros dos temas rondan por las pantallas y se personifican en Milagro Salas y Barañao. Milagrito sigue en cana (y es probable que el próxima causa estalle casualmente en campaña y apunta a Larroque y Maximo Kirchner) porque legitima a Morales y en cierto punto es la presa que legitima el parcial mani pulite de cambiemos nacional y Barañao sigue y aunque cambie, se gatopardeará y la política científica tecnológica seguirá su curso normal, el Conicet y el INTA -por dar dos ejemplos- transferirán ingresos a las corporaciones por medio de la financiación de investigaciones que aplicaran las multinacionales de la agroindustria, Monsanto a la cabeza de ellas.

El cuentito de brujas es que solo Clarin es el malo y Magnetto es Lord Voldemort, el que a partir de hoy repite el sonzonete es de los que pagan la ultima cuota. Lo fue antes y lo será mas que nunca .

Fue todo por hoy, mañana seguimos...