jueves, 9 de julio de 2009

Tres visiones blogueriles, más Kakowiak y Wainfeld

Que enorme cantidad de agua pasó bajo el puente en tan pocos dias. He aqui algunos analisis que entre si tienen poco y nada que ver pero que por su riqueza me pareció bueno reunirlas

1ª- Ezequiel Meler desmenuza el voto bonaerense:

La elección, claro está, fue muy mala, aunque previsible, y su resultado, una derrota sin atenuantes. Que el oficialismo obtenga apenas un 32% en su principal bastión electoral es incluso más significativo que la derrota propiamente dicha. Creer que el resultado puede reducirse a una o dos razones resulta, como mínimo, infantil. Sin embargo, es indudable que hay cuatro factores centrales en la explicación del fenómeno:

a) La falta de acompañamiento al proyecto nacional por parte de las clases medias y altas urbanas, evidenciada ya en 2007.

b) La erosión del apoyo rural a partir del conflicto agropecuario de 2008.

c) La erosión del voto de los sectores de menores ingresos, debido al avance de la inflación, el malestar producido por el impacto de la crisis económica, y el fracaso de la política social “focalizada” del oficialismo.

d) Una conducción política que, desde inicios de 2006 a la fecha, no supo resolver adecuadamente los distintos aspectos señalados, -construcción, gestión y comunicación-, y, a la postre, pagó caros los errores acumulados.

Por eso, como concluyen Mario Wainfeld y José Natanson, los eventos del 28 J no deben ser reducidos a eslóganes de ocasión. Ni gesta emancipatoria, ni imposición de los criterios mediáticos, ni derechización del electorado, ni puñalada traicionera de un “aparato” invencible: simplemente, el gobierno no tuvo los votos que, a juicio sobernano de la ciudadanía, no merecía tener.

Como dijimos no hace tanto, hay que seguir, pero hay que cambiar. Una agenda nueva, con la emergencia social como tema excluyente, sería un buen comienzo.

Fernando Krakowiak decía en pagina12 con respecto a las malas lecturas del resultado:
La derrota electoral fue un duro golpe para el oficialismo, pero los datos no dejan en evidencia una acción coordinada para boicotear al ex presidente. Aún si Kirchner hubiese sacado tantos votos como el conjunto de los candidatos a concejales del conurbano también hubiese perdido, ya que la diferencia que obtuvo De Narváez fue cercana a los 180 mil sufragios. Lo que le faltó al Frente Justicialista para la Victoria no fueron lealtades partidarias sino votos.
2ª- Luciano de Desierto de Ideas remarcó las reacciones que podía provocar el resultado del 28 de junio.
Un kirchnerismo derrotado por desdeñar una comunión con los pobres, por no abrevar en las aguas de la peronización, debe hacer concesiones de agenda. No hay asesinato, el voto fue un acto de amor.
La intelligenzia kirchnerista se indignará, se hundirá en el consuelo de las teorías conspirativas, “nos derrotó el Poder Económico-Mediático por ir tras la liberación nacional”, Forster hará arder su pluma en una página dominical, “los 12 de la van” dirán que no se puede confiar en el aparato pejotista, H.V. encontrará todos los males en la oligarquía ganadera, “quisimos pero no nos dejaron”, los pibes de La Cámpora se seguirán ofrendando a Cristina corazón para la liberación a cambio de jugosos contratos, Sabbatella “confirmará” que las prácticas pejotistas están perimidas y que la solución son él y el Huevo Ceballos, Solanas convocará a una gesta emancipatoria desde el proletario Hotel Bauen y luego irá a presentar un documental a Cannes, Carrió gritará el fin de la dictadura kirchnerista para hacer menos audible su miseria. El pueblo, en cambio, seguirá viviendo.
Algo de esto decía hoy Mario Wainfeld en pagina12 respecto al movimiento de piezas y facturas y venganzas que se dió a llamar cambio de gabinete

La cantidad pierde dimensión, pues la contrapesa la “rekirchnerización” del gabinete, la decisión de no remozarlo, el sostenimiento de su figura más chocante. Las urnas pidieron innovación, queda en duda si lo hubo. Los protagonistas escogidos diluyen la señal. Su desempeño corroborará o rectificará esta lectura inicial.

El kirchnerismo tiene un reflejo atávico, no ceder a lo que se le pide, no dejar “que le tuerzan el brazo”. Frente a los adversarios, vaya y pase, aunque eventualmente prima el capricho sobre la lógica de poder. Pero la obstinación es un pelotazo en contra cuando el reclamo viene del pronunciamiento popular, comprendido aún por buena parte de sus partidarios, funcionarios y parlamentarios. En los días por venir se verá si sostener a Moreno fue un amague para manejar los tiempos (como la inicial negativa de la Presidenta a los cambios de gabinete) o la persistencia del modo de gobernar que recibió un revés en las urnas.

3ª- Abel Fernandez da la receta del éxito en 2011

Concretando: la receta para un triunfo peronista en 2011 no es complicada, pero no puede faltar ningún ingrediente. Primero, gobernar bien hasta las elecciones, o la memoria de la gente nos jugará en contra, como pasó en el ´83 y en el ´99. Segundo, una candidatura que dé esperanzas que pueda gobernar mejor, que no despierte resistencias en algún sector importante del peronismo, ni rechazo en el resto de la sociedad (o la polarización nos derrota). El carisma siempre viene bien, pero no es imprescindible. Néstor y Cristina ganaron en el ‘03 y en el ‘07 sin una gota de eso.

Creo que es muy importante también la forma en que se llegue a esa candidatura. Las elecciones internas me parecen imprescindibles para dotar de legitimidad, adentro y afuera del justicialismo. A nuestra dirigencia no le convencen mucho: su experiencia es de muchos años de encuestas y dedazos, y tiene conocimiento práctico de la amargura que causa la lucha interna.

Pero no estamos obligados a ser ingenuos: toda elección es una opción, el final de un proceso previo. El PJ deberá afrontar un proceso de reorganización, que debe dar espacio y poder razonable a todas las regiones del país, a los trabajadores organizados y también a los movimientos sociales que han jugado un rol importante desde el 2002 (La razonabilidad la decidirá la pelea con uñas y dientes, en la mejor tradición peronista). Pero el resultado final debe ser también la fórmula presidencial, y en unos cuantos distritos, la lista de diputados nacionales.

¿Muy difícil? Por supuesto. Pero sucede que en 2011 se elige casi todo. La Presidencia, casi todas las gobernaciones, las intendencias grandes. La dirigencia peronista tendrá una fuerte motivación para hacer las cosas bien.

Está claro que con los recambios ministeriales se reforzó la línea K y se buscó evitar la dispersión por abajo. Cabe pensar que Nestor y su séquito conocen a ciencia cierta que es lo que está debajo de ellos, digo para no seguir socavando la base de sustentación de la Presidenta.

Algo de esto decían algunos gobernadores y posibles socios hoy, algunos de ellos ya recibieron el tirón de orejas del flamante Jefe de Gabinete y en charlas de pasillo ya se los identificaba como "la derecha". Ay, ay, ay las malas lecturas parecen que no cesan...

7 comentarios:

Ezequiel Meler dijo...

Omar, es un lujo ser mencionado en este blog. Eso sí, es Fernando es "Krakowiac".

Un abrazo,

Ezequiel

Abel B. dijo...

Omix:
Como Ezequiel, me siento halagado por ser mencionado aquí. Y debo señalar que el resumen de mi post es adecuado. Ahora ¿por qué me suena a cargada lo de "receta del éxito"? ¿Será un exceso de pesimismo?
Un abrazo

OMIX dijo...

Naaaaaaa, realmente gracias por dejarme chorear tanto y no denunciarme a la Asociación Argentina de Creativos.

Y con respecto al apellido, loco por que no se apellida Gonzalez. Ademas antes lo escribía con tres K, ahora es con 2, seguro que después de 2011 es Cracovia a secas.

Anónimo dijo...

muchachos: la nota del Cracovia ese es un afano a un colega de ustedes. Son dos post del blog conurbabnos, que hasta tiene copy&paste.

Mauri K dijo...

Omix, concuerdo con los 3 vertices Eze, el optimista-Luciano, el decepcionado y el Jedi Abel, imposible no incluir al Yoda Manolo. Ellos son los que mas reflexiones produjeron o al menos los que mas ideas dispararon.
Ni hablar del Conurba que supero las expectativas y fue concluyente: su concepto de que no fueron los intendentes los que fallaron fue la base sobre la que Wainfeld y Krakowiac escribieron algunas de sus ideas.
Deberias reconocer que lo tuyo empuja bastante.Y Lucas escribio un par de post contundentes.Artemio tambien, lejos de los que dicen que "sus" pronosticos fallaron, deberian recodar sus permanentes "alertas" sobre la deficitaria politica social que tenemos.
Me parece que falta un poco mas de tiempo (apenas 2 meses) para extraer alguna sintesis que nos permite salir a flote.
saludos che.

Modart en la Noche dijo...

La nota de cracoviac tiene influencias notables a la del bloc conurbanos. La primera fue publicada 48 hs luego de la del conu.
saludos.

OMIX dijo...

Che coincido, Manolo está hablando estos dias de algunas cositas que me parecen dignas de resaltar (y traducirlas), Artemio trabajó en la campaña como el que más, y bue...
Conu con una extensión de la linea editorial defendió y derribó la mentira en dos posteos y el Ingeniero siguió el dia a dia, que es más complicado por la cantidad de movimientos que se producen.
Y por suerte hay más, muchos más

Si, la blogósfera esta muy buena (más que la Bs As PRO)