miércoles, 23 de diciembre de 2009

Instrucciones para "ningunear" a Cleto

Duhalde sigue haciendo la del tero, que en un lado pone los huevos y en otro pega el grito, trata que los dardos apunten a otro que seguramente no es su candidato real a Presidente 2011, por eso manda a su chirolita (y esposa) a candidatear al ex corredor santafesino.

Hay otros que se dedican a apuntarle a uno de los candidatos reales de Duhalde que no es más que el Vice Presidente fallido don Julio Cobos. El lomense creía en Mauricio pero este va camino a la combustión espontánea, le quedan dos candidatos, si hay posibilidades para el peronismo en 2011 quiere ir el, si no la hay buscará que que el radicalismo hable de alternancia y hará fuerza con perfil bajo para que gane Cobos, mientras el peronismo se reorganiza, vuelve a sus manos y le da tiempo y fuerzas para intentar un nuevo 20 de diciembre.

Uno de estos atrevidos es Hugo Moyano que comparó al mendocino con la inefable Zulma Lobato.

Tanto empeño en "ningunear" a Cobos ¿no lo victimiza y refuerza mediáticamente?. Seguro que si, pero la batallita ideológica hay que darla. Es una batalla contra el tipo que se compromete a cambiar las cosas y luego en el poder se hace, serio, responsable, prudente, consensuista con los poderosos económicos.

El personaje de marras no es más que un invento del marketing político y ademas es otro motivo que se suma a la larga lista de cosas de las que tengo que avergonzarme en el futuro, por que en su momento acepté, promoví y voté a la fórmula que lo llevó a tal cargo, pero a esa fórmula y al programa de gobierno por el que el que el tipo juró no los voté en internas.
Es decir que en parte me echo la culpa a mi mismo.

Para salir de estos autocuestionamientos, empecé a hacerme preguntas más convenientes. Por ejemplo me preguntaba si existe el verbo ningunear.


Al menos el Diccionario de la Real Academia Española lo tiene como existente. Se trata de un vocablo utilizado en algunos paises hispanoparlantes. En estas tierras olvidadas por el Señor (de los anillos) ningunear significa lo siguiente

1. tr. No hacer caso de alguien, no tomarlo en consideración.

2. tr. Menospreciar a alguien.


A mi siempre se me hizo que lo había creado la showwoman conservadora Moria Casán, al menos es a quién más se lo escuché.
Evidente sinónimo berreta del verbo "ignorar", ningunear es precisamente eso, ignorar las pretensiones de alguién que pide trato distintivo y que a la vez lo hagan sentir como si fuera uno más. Es hacer evidente que no va a recibir el trato o privilegios que dice merecer. No es don nadie, es más bien un ignorado, como ser especial, uno más del montón. En resumidas cuentas es trato despectivo o peyorativo con el que se busca rebajar a alguien o ponerlo en su lugar.

Y esto de desentrañar que quiere decir ningunear viene a cuento por que una de las justificaciones que se dieron acerca de los motivos del voto en contra de la voluntad expresa de la Presidenta Cristina Fernández respecto a la polémica R125 fue que la felonía era lógica consecuencia del "ninguneo" que sufrió desde su asunción el Vice Presidente de la Nación Julio Cobos.
Cuestión claro con la que no coincido.

Primero el vice Presidente es vice y no presidente, y eso es una diferencia sustancial al momento de intentar el Vice ser tratado como Presidente asociado y reclamar participación rutilante en las decisiones que hacen a la suerte del país Los creadores norteamericanos de la institución vicepresidencial lo vieron más como un eventual sustituto que podía presidir el Senado sin que se rompiera el equilibrio interestadual y que ademas resolvía el problema generado en un senado compuesto por representantes de 2 partidos, probablemente repartidos por igual a lo largo y ancho de la geografía de la jóven nación.

Volvamos hacia atrás y hacia fuera para no enredarnos en ataques y defensas de pago chico.

En su momento Benjamin Franklin sugirió conferir al Vice, el tratamiento de: "Su superflúa excelencia". Claro que según la personalidad del Presidente y la de su Vice, el relegamiento puede ser atenuado, notorio o muy notorio, pero es la naturaleza del cargo.

El Presidente no confiere, confíere o quita (si las confirió) discrecionalmente funciones a su vice, es la regla de oro de las relaciones Presi y su Vice.

Con el correr de los años las tareas encargadas por el titular del Poder Ejecutivo a su sustituto fueron incrementándose con idas y vueltas. La asignación de funciones
al primero de la lista de sucesión recién aparece con nitidez con la Presidencia de Ike Eisenhower.

Este proceso está ilustrado muy bien por J. F. terHorst en su libro: "Gerald Ford y el futuro de la presidencia" .
Eisenhower, quien concebía su función presidencial como la de un jefe de Estado Mayor no partidario, le había transferido a Nixon la mayor parte de sus tareas dentro del partido. Siendo Nixon el que manejaba las cosas,..." (pág95)
y lo repite en la página 228 y siguientes
".. en tiempos de los presidentes Franklin Roosevelt y Harry Truman se intentó en alguna medida elevar el status del vicepresidente, el cargo nunca llegó a representar gran cosa hasta la presidencia del general Dwight D. Eisenhower, cuyo vicepresidente se llamó Richard Nixon. Eisenhower producto típico de la institución militar, se consideraba un jefe del Poder Ejecutivo apolítico. Contemplaba a su segundo no como apéndice, sino literalmente como vicepresidente, o presidente "reemplazante". "De modo que desde un principio hizo uso de Nixon y lo obligó a asistir a reuniones parlamentarias, sesiones de gabinete, del Consejo Nacional de Seguridad y otras" recuerda Bryce Harlw, uno de los principales ayudantes de Eisenhower en la Casa blanca,..." "Eisenhower hizo de Nixon un hombre profundamente adiestrado e informado de lo que ocurría en el gobierno, por si tenía que asumir la presidencia. Lo empleaba para presidir varios equipos de trabajo, lo enviaba al exterior en misión diplomática, y Nixon cumplió las funciones de Ike tambien en distintos asuntos internos y en la política republicana. De modo que Nixon fue, probablemente, el primer vicepresidente activo que haya tenido plena participación." Por supuesto , el problema consiste en que, incluso como una de las primeras figuras de un gobierno, un vicepresidente no tiene otras responsabilidades constitucionales que no sea la de presidir el senado" ....
De hecho Nixon fue ademas un Vicepresidente leal a su leal Presidente, en 8 oportunidades en los dos mandatos como vice de "Dwight" desempató de acuerdo a la ferrea dirección del titular de la oficina presidencial. Cuando lo seleccionaron para el cargo (en 1959) quedó claro que era una apuesta republicana ya que se trataba de uno de los vice's más jovenes de la historia del país.

Al terminar el mandato de Eisenhower, Nixón era el candidato de los republicanos pero conjuntamente apareció un barrilete cósmico remontado por los demócratas, llamado John F. Kennedy, y le birló el turno en 1961 por escaso pero suficiente márgen. Trascartón Nixon perdió una senaduría en 1963 y anunció su alejamiento de la política.


En 1968 y a pedido de la gente, corrió presuroso de nuevo a la presidencia de los Estados Unidos y fue elegido.

Su vicepresidente fue un personaje de la política norteamericano, que no era de la confianza de Nixon, pero si de sus conmilitones republicanos. Se trataba de Spiro Agnew.

"Por activo que lo mantengan las tareas que el presidente le encomiende, carece de las responsabilidades o facultades del poder Ejecutivo. Su trabajo es automático; en términos de Harlow, "es un espectador dentro del gobierno". Los que al ejercer el segundo cargo más importante de la nación ignoren sus limitaciones transitarán por caminos muy peligrosos. Este tipo de vicepresidente se transformará, como le ocurrió a Spiro T. Agnew bajo la presidencia de Nixon, en un cañon suelto rodando sobre la cubierta del buque presidencial"
"A comienzos del gobierno de Nixon, se había proyectado que Agnew fuera el principal funcionario interno de la Casa Blanca. Tal decisión se fundaba en la experiencia del propio Nixon como vicepresidente en el gobierno de Eisenhower, y en la experiencia de Agnew como gobernador de Maryland. A Agnew le gustaba esa tarea. Nixon lo instaló en una oficina de la Casa Blanca, a unos pasos de la suya, sobre el mismo corredor. lamentablemente para ambos, este arreglo no fue del agrado de H. R. Haldeman y John D. Ehrlichman, los dos integrantes principales del equipo de Nixon. ..." "A principios de 1969 cuando el gobierno de Nixon comenzaba a marchar, Agnew se topó con un memorandum emitido por Haldeman y Ehrlichman en el que se hacían alusiones al vicepresidente que Agnew consideró insultantes, A partir de ese momento, según recuerdan los asistentes de Nixon y Agnew , este empezó a apartarse del equipo de nixon. Al cabo de poco tiempo ya casi no utilizaba su oficina de la Casa Blanca"... "Al nombrase a Ehrlichman jefe del Consejo de Política Nacional, la separación de Agnew fue completa. Desde ese momento comenzó a fabricarse su propio electorado en todo el país, aislándose totalmente de las actividades cotidianas del equipo y del gobierno de Nixon."
El punto de partida de la carrera independiente de Agnew fue un ataque a la prensa lanzado a mediados de 1969, por indicación de Nixon, que concitó apoyo popular para el vicepresidente catapultándolo como figura política por derecho propio. Continúa relatando terHorst
"Sin embargo, la tremenda respuesta en favor de Agnew fue una consecuencia que ni Nixon ni Agnew habian previsto. Este interesante trozo de interacción no escapó a la atención de ambos o a la de sus respectivos equipos."
"... los hombres de Nixon comenzaron a mostrar una creciente desaprobación frente a la nueva popularidad del vicepresidente. Dentro de la casa Blanca, surgió el interrogante de si el presidente podía confiarle al vicepresidente programas y discursos que Agnew estaba en condiciones de emplear para provecho propio."

"para fines de 1971 y principio de 1972, la situación de Agnew wn relación con el presidente era tan frágil que el vicepresidente no tenía la menor idea de si iban a pedirle que fuera compañero de fórmula de nixon para un segundo período de gobierno."
Los republicanos, llegaron a noviembre de 1972 unidos y sin rival, y Nixon y Agnew conservaron finalmente sus sillones tras barrer a sus adversarios. Ganaron en 49 de los 50 estados de la Unión. En todos salvo Massachusetts.

Pero durante aquella campaña se produjo un hecho que torció definitivamente la vida política de la administración. El llamado escándalo Watergate. Los periodistas del Washington Post descubrieron que los jefes de campaña republicanos habían organizado de forma sistemática la extorsión y el desprestigio de los candidatos demócratas, habían creado un circuito paralelo de recaudación de fondos y habían planeado el espionaje del cuartel general de los demócratas.

Pero el vicepresidente Agnew tenía sus propios problemas. Estaba siendo investigado por haber recibido 29,500 dólares en sobornos cuando era gobernador de Maryland. Fue procesado en 1973 por evasión fiscal y blanqueo de dinero y condenado a pagar una multa de 10,000 dólares y a tres años de libertad condicional.

Dimitió como vicepresidente el 10 de octubre de 1973. Con su renuncia se aplicó por primera vez la 25ª enmienda de la Constitución de los EE.UU. En ese caso el presidente de los EE.UU. designa un vicepresidente que debe ser confirmado por la mayoría de ambas cámaras del Congreso Nacional de los EE.UU. Su vacante fue ocupada por Gerald Ford.

Muchos interpretaron estos hechos como un intento de Nixon por salvar su propia cabeza, entregando a sus enemigos la cabeza de su odiado vicepresidente. Todo parece indicar que la operación de derribo de Agnew fue iniciada por la propia administración con el fin de arrojar a los leones un chivo expiatorio. La intención era arrojar una dimisión como pasto a los que pedían sangre, en la idea de que continuar entonces la ofensiva hasta obtener la renuncia del presidente sería demasiado escándalo. Pero a los enemigos de Nixon no les bastaba con un sucedáneo.

Alejado de la política, escribió sus memorias en 1980, en los que acusaba a Richard Nixon y su jefe de gabinete, Alexander Haig, de amenazar con asesinarlo en 1973 si se negaba a dimitir como vicepresidente. También escribió una novela titulada 'The Canfield Decision' sobre un vicepresidente que destruií su carrera por culpa de su ambición desmedida.

Spiro Agnew murió de leucemia el 17 de septiembre de 1996 en el Atlantic General Hospital de Maryland. Tenía 77 años y fue uno de los vice más "ninguneados" aunque hasta el último dia cumplió con su función, siguióa atacando a la prensa a pesar de ser amenazado de muerte por su Presidente.

PD.-
El discurso de Spiro en Des Moines donde denuncia a la prensa como "dominada por una fraternidad"... "pequeña y cerrada de hombres privilegiados, elegidos por nadie "
, es la fuente directa de todos los "ataques a la prensa" que han iniciado los gobernates cuando el poder de las empresas de comunicación se desborda y actúa anti-repúblicanamente.
Agnew es la marca registrada del Vice como lanzador de ataques. Fue el creador de frases como: "El espiritu de masoquismo nacional prevalece, alentado por un cuerpo decadente de snobs insolentes que se caracterizan a si mismos como intelectuales" en alusión a los escribas de editoriales de los periódicos de mayor circulación de U. S. A.


"Canción de cuna de Itsuki"
Canción popular tradicional de Japón que habla de la diferencia de clases y del pesar de una niña que debe cuidar de los niños de familias acomodadas mientras abandona el cuidado de sus propios hermanos. Interpretada por Ayumi Ueda en voz y cuencos de cristal, Skendo Geni en shakuhachi, Keiko Ueda en el piano.
Concierto escuchado por unos pocos privilegiados en el "Berklee Center" de Boston, Massachussets.
Espacio de Ayumi Ueda http://www.myspace.com/ayumiueda

6 comentarios:

Mariano T. dijo...

Hay que revisar las declaraciones del oficialismo sobre el creciente protagonismo de Cobos en los 30 días previos a la votación de la 125.
Si yo hubiera estado en sus zapatos, habría votado en contra aún si hubiera estado de acuerdo con el 100% del texto, de pura bronca nomás.

Gonzales dijo...

Este Marianot no calificaría para vice de un pais serio, en todo caso sería garante de la rentabilidad empresaria de un pais bananero, quiero decir de esos dedicados al monocultivo.

patricio dijo...

felicidades che.

abrazo.

Emilio dijo...

Cleto lobato es un invento de Clarín.

Bob Row dijo...

Un saludo para el nuevo año, Omix.

Anónimo dijo...

Gracias Bob
Omix desde Guantánamo