domingo, 14 de marzo de 2010

3 modelos de sociedad

«La gente se pregunta adónde va el mundo. Yo sé adónde va: 1) el único sistema es el capitalismo", ... en dos variantes para elegir, o el modelo chino de un capitalismo administrado por el Estado o un capitalismo occidental guiado por el mercado".
El Ambito Financiero del lunes pasado reprodujo esta breve y categórica afirmación de Fernando Henrique Cardoso.

Creo que le faltó tomar en cuenta a un tercero: el socialismo de tercera posición que impulsó Perón en su momento.

Las diferencias entre los 3 modelos son notables, aunque tal vez el chino y el peronista surjan de la necesidad de la conducción del proceso de transformación de acomodar el traje al cuerpo.


El capitalismo de la globalización -y los anteriores, denominados genéricamente: "salvajes"- fueron intentos de acomodar todos los cuerpos a un solo traje. El chino será un intento de acomodar el traje capitalista al cuerpo chino y seguramente saldrá de ese experimento algo singular.

Los chinos acomodaron el comunismo a la realidad china y no a la sovietica y a poco de andar la relación entre los dos comunismos era tan tensa como lo fue con sus oponentes capitalistas. En realidad hubo dos guerras frias paralelas, una ideologica y otra hacia el interior del comunismo que comienza en el preciso momento en el que China se decidió a abandonar la receta soviética stalinista.

Años más tarde China volvió a desafiar el orden establecido cuando decidió a abandonar paulatinamente su colectivismo y darle la bienvenida con muchos recaudos al capitalismo, incorporandole una impronta hereje, propia.

El capitalismo de la globalización -y los anteriores, denominados genéricamente: "salvajes"- fueron intentos de acomodar todos los cuerpos a un solo traje. El chino será un intento de acomodor el traje capitalista al cuerpo chino y seguramente saldrá de ese experimento algo singular.


El relato predominante en occidente afirma que el proceso de asimilación del comunismo versión soviética no fue fácil en el pais de los mandarines. Se trató del más grande revisionismo dentro de la ideología comunista. Asegura esta escuela que la diferenciación se da a partir de la incompatibilidad entre las personalidades de Stalin y el líder chino, y se ven acentuados por la extensa frontera común que los une y separa a la vez. Mao empieza a ser considerado como la "tercera espada" del comunismo internacional (Marx, Lenin y Mao) y comienza asi la competencia entre las dos potencias comunistas por erigirse como líderes de la revolución mundial. El distanciamiento era de esperarse. La ruptura manifiesta se produce en la década de 1960, lo que provocó que casi todos los partidos comunistas fundados a partir de las bases de la Tercera Internacional y dirigidos desde Moscú sufrieran escisiones. Nace asi el maoísmo como primera alternativa congruente y popular al marxismo soviético. Con una ventaja, en muchos países, la problemática campesina parecía acomodarse mejor a la ideología de Mao que a la de Moscú.

Pero yo creo en otras cosas, para mi la cosa es más profunda.


Para comprender por que el sistema chino es siempre desafiante y hereje , me zambullo en los textos de un tal Hobsbawm (Eric, "Historia del Siglo XX"; cap XVI; "El final del Socialismo" parrafos seleccionados de pág. 460 a 463).

Ahi van, estos son...:

el comunismo chino no puede considerarse unicamente como variante del comunismo soviético y mucho menos parte de del sistema de satélites de la Unión Soviética... China no solo era más homogenea "nacionalmente" que la mayoría de los demás paises -cerca del 94% de su población estaba compuetsa por chinos han-, sino que había formado una sola unidad política -aunque rota intermitentemente, durante un mínimo de dos mil años. Y lo que es más, durante la mayor parte de esos dos milenios el imperio chino, y probablemente la mayoría de sus habitantes que tenían alguna idea al respecto, habían creido que China era el centro y modelo de la civilización mundial.

...China harto razonablemente consideraba su civilización clásica, su arte, su cultura escritura y sistema social de valores como fuente de inspiración y un modelo para otros... No tenía ningún sentimiento de inferioridad intelectual o cultural, fuese a titulo individual o colectivo, respecto a otros pueblos. La inferioridad tecnológica china, que resultó evidente en el siglo XIX cuando se convirtió en inferioridad militar, no se debía a una ncapacidad técnica o educativa, sino al propio sentido de autosuficiencia y confianza de la civilización tradicional china. Esto fue lo que les impidió hacer lo que hicieron los japoneses tras la restauración Meiji en 1868: abrazar la "modernización" adoptando modelos europeos. Esto solo podía hacerse, y se haría. sobre las ruinas del antiguo imperio chno, guardián de la vieja civilización, y a través de una revolución social que sería al propio tiempo una revolución cultural contra el sistema confuciano.
El comunismo chino fue, por ello, tanto social como, en un cierto sentido, nacional. El detonante social que alimentó la revolución comunista fue la ran pobreza y opresión del pueblo chino...

El elemento nacional actuaba en el comunismo chino tanto a través de de los intelectuales de la clase media o alta, que proporcionaron la mayoría de sus lideres a los movimientos políticos chinos del siglo XX, como a través del sentimiento, ampliamente difundido entre las masas, de que los bárbaros extranjeros no podían traer nada bueno ni a los individuos que trataban con ellos ni a China en su conjunto.

En 1949 cuando tomaron el poder..., los comunistas se convirtieron en el gobierno legítimo de China, en los verdaderos sucesores de las dinastías imperiales después de cuarenta años de de interregno. Y fueron fácil y rápidamente aceptados como tales por que a partir de su experiencia como partido marxista-leninista, fueron capaces de crear una organización disciplinada a escala nacional, apta para desarrollar una política desde el centro hasta las más remotas aldeas del gigantesco país, que es la forma en que -según la mentalidad de la mayoría de los chinos- debe gobernarse un imperio. La contribución del bolchevismo leninista al empeño de cambiar el mundo consistió más en organización que en doctrina.

... se beneficiaron de las continuidades de la historia china, que establecían tanto la forma en que el chino medio esperaba relacionarse con cualquier gobierno que disfrutara del "mandato del cielo", como la forma en que los administradores de China esperaban realizar sus tareas. No hay otro pais en que los debates políticos dentro del sistema comunista pudieran plantearse tomando como referencia lo que un leal mandarín dijo al emperador Chia-ching, de la dinastía Ming, en el siglo XVI. Esto es lo que dijo un viejo y agudo observador de China -el corresponsal del Times de Londres- quiso decir cuando afirmó, sorprendiendo a todos los que lo oyeron en aquel momento, incluyendo a este autor, que en el siglo XXI no quedaría comunismo en ninguna parte , salvo en China, donde sobreviviría como una ideología nacional. Para la mayoría de los chinos esta era una revolución que significaba ante todo una restauración: de la paz y el orden, del bienestar, de un sistema de gonierno cuyos funcionarios reivindicaban a sus predecesores de la dinastía T'ang, de la grandeza de un gran imperio y una civilización.
Creo que esto que dice Hobsbawm es fundamental para hacer el paralelismo con el peronismo

"se beneficiaron de las continuidades de la historia china, que establecían tanto la forma en que el chino medio esperaba relacionarse con cualquier gobierno que disfrutara del "mandato del cielo", como la forma en que los administradores de China esperaban realizar sus tareas"
"fueron capaces de crear una organización disciplinada a escala nacional, apta para
desarrollar una política desde el centro hasta las más remotas aldeas del gigantesco país"
Y por eso la afirmación final:
"...en el siglo XXI no quedaría comunismo en ninguna parte, salvo en China, donde sobreviviría como una ideología nacional."
Comunmente la prensa y los analistas internacionales describen a la revolución china desde su instauración en 1949 y su actual giro como una combinación de tradición cultural milenaria, militarismo de la guerra fría y tecnología del siglo XXI. La comprensión del fenómeno y la buena leche en aceptarla resulta de otra combinación que es mezcla de admiración por la solidez cultural y resignación que cultivan ante el convencimiento que cambiar esa realidad significaría imponer una voluntad a una nación de más de mil millones de almas que no son dóciles ante la aplicación y aceptación de una idea y formas de vida que perciban foranéas.

¿Porqué se recuerda la revolución comunista china y se la valora junto a la actual apertura y no se hace lo mismo con el peronismo?. No son pocos -aqui y afuera- los que no descifran la singularidad peronista.

Quizás por que no alcanzan a entender que un pueblo modesto en el confín de la tierra tiene derecho a plantear un sistema para si.

Un "amigo" de los progresistas de izquierda (un populista de derecha cuyo nombre daré al final para que la tirria no embarre este humilde discurso) contaba la experiencia en 1953 de jovén embajador argentino en la URRSS -de tan solo 33 años- tratando de explicarle a Stalin que era eso que se llamaba peronismo en una de las contadas entrevistas que el lider soviético concedió a un embajador.
Leopoldo Bravo:-El peronismo es una superación de la nefasta división idiota de derechas e izquierdas, según el obsoleto plano de la asamblea revolucionaria de Francia. Los pueblos deben vivir unidos en su vocación de destino, en los grandes objetivos comunitarios, nacionales.
-Para Perón, el capitalismo no es nada más que un estúpido intermezzo: el del egoísmo de los ricos. Por eso la tercera posición. El peronismo es más social que capitalista..
-El peronismo es novedoso para países que se ubicaron como lacayos de los poderes internacionales: defiende la soberanía nacional basada en la independencia económica y en la gestión de empresas argentinas o del Estado argentino: petróleo, agricultura, carnes, puertos, transportes, ferrocarriles, el agua y los minerales.
-No aceptamos ni el Fondo Monetario Internacional ni el Banco Mundial.
-Pero el peronismo rechaza por igual al comunismo... -se le escapó a Bravo

Stalin: -Si lo he entendido bien, ustedes serían capitalistas, pero no tanto. Pero también socialistas, aunque casi nada. Llegan al poder por elecciones, pero no creen en la democracia burguesa...

-Eso -dijo Bravo-. Eso mismo.
No voy a ahondar sobre la singularidad de la tercera posición lanzado por el peronismo como doctrina nacional en 1946, por que ya lo han hecho -y muy bien- una pleyade de plumas nacionales.Solo voy a acotar que durante la guerra fría, las ideas capitalistas y comunistas polarizaron aunque en realidad lo hicieron como variantes del materialismo.

El justicialismo en cambio es una doctrina humanista, haciendo de las dos un enemigo único, afirmaré que se trata en realidad de una segunda posición que confronta con la primera materialista (capitalista o comunista).
Fueron grandes los esfuerzos del peronismo de explicarse a si mismo como expresión genuina del ser nacional argentino. Tal vez eso explique la pervivencia del fenómeno peronista, que se auto-anuncia como una doctrina o ideología nacional.

La aparición y la evolución de la concepción Justicialista corresponden al desarrollo histórico natural de nuestras ideas, y es patrimonio de todo el Pueblo argentino; en esa medida, el ideólogo es sólo un intérprete del pueblo y su lucha. (Peron, Juan Domingo: Modelo Argentino para el Proyecto Nacional, 1974)

Es por eso que este Modelo no es una construcción intelectual surgida de minorías, sino una sistematización orgánica de ideas básicas desarrolladas a lo largo de treinta años.(Peron, Juan Domingo: Modelo Argentino para el Proyecto Nacional, 1974).
No soy quien para afirmar que esto sea asi. Solo se que lo pienso, lo creo y lo sostengo por que veo que se acomoda a nuestra realidad.
"La Tercera Posición Ideológica es, al mismo tiempo, una acción en plena marcha, que el Pueblo argentino le ofrece al mundo, ya en parte realizada, es decir, con el ejemplo, que es siempre lo más persuasivo."
(Juan Perón, "Filosofía Política")
Una acción en plena marcha, siempre acomodándose a la realidad de un pueblo que evoluciona y que siempre exige más.
"Un barco que navega y se construye al mismo tiempo"
(Martín Sabbatella dixit). Y asi siempre perfeccionándose se lo ha echado a la mar, por que no se los construye para que la marina lo resguarde en la seguridad del astillero.


El peronismo está navegando don Cardoso, aunque Ud no lo nombre. Navega, y no al garete.


hitaiko dautari: "aankhaima jhaljhali"

PD: Relato sobre lo dicho por Leopoldo Bravo y Stalin, extractado de la nota "Eternos misterios del Peronismo"


6 comentarios:

Verboamérica dijo...

Si un día se hace una universidad peruca, tenes que dar cátedra. Saludos,

Cambalache Revolucionario dijo...

Buenísimo este artículo. ¡Ya agrego tu blog a la lista de mis blogs favoritos!

http://cambalache-revolucionario.blogspot.com/

patricio dijo...

muy bueno che!!

saludos.

Anónimo dijo...

Bien ahí, Omix, rescatando al compañero Posse. No compartí, aunque haya entendido (fue para surtirlo a Macri; y bué) la saña contra él. Yo lo banco: escribe como la puta madre; tiene una cultura demoledora; sus libros son espantosamente herejes (si a Macri le hubieran leído un solo párrafo de cualquiera de ellos se le habrían erizado los pelos de la nuca ante la sola idea de nombrarlo ministro). Digo: si el peronismo tiene que tener su derecha, y ésta sus intelectuales, a mí me da orgullo que la derecha peronista tenga intelectuales como éste --y no tales como Aguinis o etc.
Y si por ser la derecha fuere el enemigo, bienvenido sea, es un enemigo digno, al que da placer combatir. Como un malo de James Bond: mientras vemos quién funde a quién, se puede cenar con él y tomarse unos tragos intercambiando líneas memorables. Macri y los suyos, en cambio, ésos sí que me dan escalofríos: son como los malos de Matrix. Un software en traje a medida, dentadura brillante, puros unos y ceros, nada de sangre. ¡El horror!
La nota, por cierto, es buenísima.

Abrazo
Sebas

OMIX dijo...

claro que debe haber peronismo de centro izquierda y centro derecha, pero ambas deben ser fundamentalemente peronistas, no deben olvidarse de nuestras luchas, de nuestros muertos sean del palo que sean.
Son peronistas de extremos, de los bordes diré.
En esto de ser peronista de algún extremo hay que asumir que hay límites, uno de esos límites (y Posse pareció cruzarlo) es la defensa de los golpes militarres (no olvido el de 1943 a pesar de ser un golpe atipico, su caracter antiimperialista, neutralista, industrialista, y de gran sensibilidad social e innovador en materia laboral lo distingue del anterior y los posteriores) y otro es la defensa irrestricta de los derechos humanos.
Creo que el macrismo lo usó como cortina de humo y lo peor que el se dejó usar -tal vez por vanidad-, le ocurre lo mismo a ciertos peronistas de izquierda.
Hace unos meses escribí este posteo que se llama "ni yanquis ni marxistas, peronistas" que habla del fugaz ministerio Posse.
http://omixmoron.blogspot.com/2009/12/en-abel-posse-el-centroizquierda.html

Anónimo dijo...

AMIGOS SON LOS AMIGOS