lunes, 23 de enero de 2012

kirchnerismo, como maldito hecho burgués

LECTURAS DE VERANO (1ª recomendación)
... Y ya que estamos con Feimann, digamos que la famosa frase de John William Cooke que reproduces: “el peronismo es el hecho maldito del país burgués”, es muy eufónica, pero es radicalmente falsa. Si hubiera dicho que el peronismo es el hecho maldito del “país oligárquico”, habría acertado. En efecto: el movimiento peronista es producto del desarrollo burgués acaecido en el país después de la reactivación de 1935 y, sobre todo, de la industrialización sustitutiva durante la guerra. Enseguida, el peronismo –como gobierno– contribuyó decisivamente al crecimiento de nuestra industrialización, urbanización y modernización entre 1943 y 1955. De lo que resulta que el movimiento que encabezó el general Perón, lejos de ser un hecho “maldito”, fue una bendición para el país burgués. Quien no pudo domesticar al peronismo fue la oligarquía, no la burguesía, que sí pudo domesticarlo, es decir: mantenerlo dentro de los límites de la ideología burguesa y el respeto a la propiedad privada nacional.

En realidad, a la inversa de lo que predicaba Cooke, el peronismo fue el hecho burgués del país maldito, un país maldito por la hegemonía oligárquica y el dominio imperialista. Tal cual.
http://www.izquierdanacional.org/soclat/articulos/europeismo_marxismo_y_peronismo/


5 comentarios:

Anónimo dijo...

gorilón ,menemista!!!

Anónimo dijo...

gorilón ,menemista!!!

OMIX dijo...

gorilón y menemista lo acepto, lo que está demas es la coma del medio, ese es mi límite.

me halaga los 3 signos de admiración que me pusiste, pero no es conveveniente admirar tanto a una persona

Anónimo dijo...

SON DE ASOMBRO.CÓMO SE PUEDE RETROCEDER ASÍ.

Ricardo Beyer dijo...

Está perfecto el análisis. Coincido.