viernes, 6 de agosto de 2010

Mañana voy a Tigre a aprender a oponerme

[Algunos] partidos de izquierda proponen algo imposible: cambiar todo e inmediatamente (...)
Para evitar frustraciones entre sus seguidores, el político de izquierda debería ser más sincero(...) hay políticos de izquierda que creen que la izquierda puede influir sobre el poder desde la oposición y se quedan allí (...) están más pendientes de actos simbólicos que sirven para crear un poco de seguridad dentro del propio sector pero no para influir sobre los acontecimientos”.
Esta Pasquino -que mañana sábado diserta en la Escuela de Gobierno de Tigre-, ha escrito mucho sobre la oposición y sobre todo la de izquierda.

El bloguero geógrafo subjetivo presentando uno de sus libros (La oposición. Alianza Editorial) dice lo siguiente que nos sirve de semblanza del pensamiento del italiano

Esta obra fue escrita tras el primer triunfo electoral de Berlusconi, en los perdidos años de la década de los noventa, cuando la izquierda italiana quería organizarse y convertirse, de una vez, en una opción de gobierno suficientemente coherente, cohesionada y reconocible y dejar de ser una constelación de partidos encantados de pactar con la derecha democristiana o encontrarse representada por un PCI estancado políticamente.

El autor repasa la literatura politológica sobre la oposición política en las democracias parlamentarias, reconociendo la obsesión de las Ciencias Políticas con el poder, para describir las características que habría de tener una oposición italiana, de izquierdas, capaz de transformarse en opción de gobierno y, posteriormente, en partido de gobierno.

Pasquino insiste en la necesidad de tener siempre el gobierno en la perspectiva y que todas las actuaciones deben ser conducentes a conseguir las condiciones electorales adecuadas para poder gobernar. No es defensor de las oposiciones maximalistas porque no tiene utilidad, aunque tampoco es amigo del pactismo (lo llama ‘consociación’) ya que es el mejor mecanismo para eliminar la alternancia y la alternativa política.

Este escrito se ha visto ‘cumplido’ en la Italia actual, por cuanto la rápida transformación del sistema político italiano ha propiciado la creación de dos grandes bloques políticos que estarán en el gobierno o en la oposición a lo largo del tiempo. Hay cuestiones no resueltas, especialmente la acumulación de medios de comunicación, pero quizá lo más razonable sea esperar a que la naturaleza haga su trabajo.

Para leer el posteo original del blog del "geografo subjetivo", Cliquear aqui

Que pensarà Tomàs del blog burbujas con detergente al respecto?