miércoles, 21 de septiembre de 2011

Malvinas del 2009 hasta hoy

La disputa por la soberanía de las Islas Malvinas comienza el 16 de enero de 1833 con el inmediato rechazo al acto de fuerza por parte de la marina inglesa, realizado en tiempo de paz y sin que mediara comunicación ni declaración previa alguna de parte de un gobierno amigo de la República Argentina. La protesta fue renovada y ampliada cada año.


2009
El 2 de febrero la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó el aniversario al conflicto en la embajada argentina en Londres, Inglaterra. "El reclamo inclaudicable por los derechos soberanos es un derecho de la Argentina".
El 21 de abril Argentina hizo entrega a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas, de la documentación que avala la presentación nacional del límite exterior de la plataforma continental de la totalidad del territorio argentino. En virtud del acuerdo por Canje de Notas del 8 y 20 de junio de 2001, la Argentina pudo realizar parte de la tarea de relevamientos de datos científicos en el área ilegítimamente ocupada por el Reino Unido.
Se trató de un acto de afirmación soberana de sus derechos sobre un vasto territorio de 1.782.645 km2 de plataforma continental argentina, que se extiende más allá de su zona económica exclusiva y a todo lo largo de la prolongación natural de su territorio continental, de las islas del Atlántico Sur y del Sector Antártico Argentino, adicionales a los 4.799.732 km2, hasta las 200 millas.
De todos modos, la Comisión no examinará las presentaciones referidas a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur hechas  por la Argentina y por el Reino Unido, en virtud de lo dispuesto en el Reglamento de la Comisión, que establece que dicho órgano no  considerará ni calificará las presentaciones referidas a zonas que se encuentran bajo disputa de soberanía.
Por otro lado, ese mismo año se inauguró el Monumento a los Caídos en el cementerio de Darwin, resultado de negociaciones reservadas durante cinco años, las cuales permitieron que entre el 3 y el 10 de octubre viajaran 320 familiares de Caídos y 55 acompañantes. El cementerio había sido construido en 2004 en cumplimiento de uno de los compromisos asumidos por la Argentina y el Reino Unido a través de la Declaración Conjunta del 14 de julio de 1999.
A su vez, desde 2009, las Cumbres presidenciales de la UNASUR emiten comunicados que reiteran su respaldo a los legítimos derechos de la República Argentina. Destacan, en tal sentido, la permanente actitud constructiva y disposición del Gobierno argentino para alcanzar, por la vía de las negociaciones, una solución definitiva a esta anacrónica situación colonial en suelo americano. El pronunciamiento más reciente de la UNASUR, en el mismo sentido, es la “Declaración sobre la Cuestión de las islas Malvinas”, emitida el 4 de mayo de 2010 en Los Cardales, Provincia de Buenos Aires.
Ante la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, el 1 de diciembre, Argentina hizo nuevas presentaciones de rechazo de la pretensión de incluir a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y Sector Antártico argentino en la lista de territorios a los que se aplica el régimen de asociación previsto en la Cuarta Parte del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (Anexo II de dicho Tratado).   
La Argentina procura que las instituciones de la Unión Europea tengan en cuenta que los territorios argentinos, objeto de una disputa de soberanía reconocida por las Naciones Unidas, están en una situación especial diferente a los demás Países y Territorios de Ultramar. Por su parte, la Unión Europea, como antes la Comunidad Europea, mantiene una postura prescindente respecto de la controversia de soberanía, ya que considera al problema como una cuestión bilateral que escapa a su competencia.
El 6 de noviembre, la Cumbre de América Latina y el Caribe de Integración y Desarrollo, celebrada en Jamaica, afirmó que la inclusión de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur en el régimen de "Asociación de los Países y Territorios de Ultramar" resulta incompatible con los legítimos derechos de la República Argentina y con la existencia de una disputa de soberanía sobre dichos archipiélagos.
2010
El 2 de febrero, el Gobierno argentino presentó una nota de protesta al Reino Unido, circulada como documento oficial de las Naciones Unidas y de la O.E.A, en rechazo a su pretensión de autorizar actividades de exploración hidrocarburífera en las áreas circundantes a las islas Malvinas mediante la plataforma Ocean Guardian. La Cancillería protestó ante los países de origen de las empresas que contribuyeron al traslado de la plataforma Ocean Guardian o de las que recibieron concesiones para los trabajos exploratorios. También se remitieron cartas de desaliento a las propias empresas involucradas en dichas actividades.
El 16 de febrero el Gobierno estableció por decreto 256/2010 restricciones al tránsito marítimo entre los puertos continentales de la Argentina y las islas Malvinas, ante la llegada de una plataforma de exploración petrolera al archipiélago, con el objetivo de consolidar las medidas concretas destinadas a desalentar y evitar la  explotación de sus recursos naturales. El decreto es de aplicación a la circulación de los buques y artefactos navales, entre los puertos continentales y los de las islas en disputa, y su Reglamento de Aplicación,  publicado el 26 de abril en el Boletín Oficial, actualmente se encuentra en pleno proceso de implementación. Desde entonces se fomenta la participación activa en la exploración y eventual explotación de recursos energéticos en la plataforma continental no disputada, por parte de empresas argentinas o vinculadas con ellas.
En este marco, durante la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, celebrada en Cancún, también en febrero, México se firmó el Comunicado Especial sobre Exploración Hidrocarburífera  en la Plataforma Continental. La historia de solidaridad regional con Argentina tiene otros antecedentes en 1996, cuando los países miembros del MERCOSUR, Bolivia y Chile manifestaron, en la Declaración de Potrero de los Funes, su expreso apoyo a los legítimos derechos argentinos en la disputa. El apoyo se reiteró en la Declaración de Asunción el 15 de junio de 1999 y continúa manifestándose a través de los Comunicados Conjuntos de los Presidentes de los Estados Parte del MERCOSUR y Estados Asociados  emitidos semestralmente en ocasión de las reuniones del Consejo del Mercado Común del MERCOSUR.
El 18 de mayo, durante su participación en Madrid de la cumbre de presidentes de la Unión Europea y América latina, la Presidenta criticó al gobierno inglés, que días antes se había negado a negociar la soberanía del archipiélago. "Es un mal ejemplo para la multilateralidad", expresó la Presidenta.
El Comunicado Conjunto de los Estados Partes del MERCOSUR y Estados Asociados más reciente fue emitido en San Juan, el 3 de agosto. En esa misma cumbre, emitieron una Declaración Especial rechazando la exploración de recursos naturales no renovables en la plataforma continental argentina que desarrolla el Reino Unido, mediante la cual se comprometieron, de conformidad con el derecho internacional, el derecho del mar y las normas nacionales respectivas, a no facilitar las actividades de naves que tengan por fin apoyar de manera directa las actividades hidrocarburíferas que afecten los derechos de la República Argentina en su plataforma continental.
El 9 de octubre, el Gobierno presentó una nota de protesta a la embajadora británica, Shan Morgan, en rechazo de un ejercicio militar con lanzamientos de misiles que Inglaterra realizó en las Malvinas la semana siguiente. "¿Piratas for ever?", se preguntó la Presidenta Fernández de Kirchner en su cuenta de Twitter.
2011
El 7 de junio de 2011 en una declaración aprobada en su asamblea anual en El Salvador la Organización de Estados Americanos (OEA) instó a Argentina y Gran Bretaña a sentarse a negociar "cuanto antes" para encontrar una solución al conflicto de las islas Malvinas.
El 13 de junio la Presidenta aprovechó la visita a la Argentina del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para exigirle que Inglaterra acepte negociar la soberanía de las islas Malvinas. Ban Ki-moon no hizo ninguna referencia al tema.
La nueva embestida inglesa se da luego de que la Argentina recibiera un apoyo unánime de la Organización de Estados Americanos (OEA), incluido el voto de los Estados Unidos, para respaldar el reclamo de soberanía de la Argentina sobre las Malvinas desde organismo internacional.
El 15 de junio el primer ministro británico, David Cameron, afirmó ante el Parlamento de su país que la soberanía sobre las islas Malvinas "no es negociable". Además, ratificó el derecho a la autodeterminación de los habitantes del archipiélago. "Mientras las Falkland quieran ser territorio británico, deben seguir siendo territorio soberano británico. Punto final".
Cameron, del Partido Conservador, siguió la tradicional línea del Foreing Office respecto a Malvinas de basarse en las resoluciones de las Naciones Unidas sobre el derecho a la libre determinación de los pueblos, en referencia directa a la decisión de los habitantes de las islas de negarse a negociar la soberanía con la Argentina. Pero el marco jurídico que se aplica a la cuestión de las Islas Malvinas no es el de la autodeterminación sino el de la unidad territorial.
Al respecto, la Presidenta afirmó que las declaraciones del Premier británico son “un gesto de mediocridad y casi de estupidez. Los argentinos nunca creímos en los puntos finales de los derechos humanos ni de los derechos soberanos de nuestras islas Malvinas".
Advirtió a las autoridades británicas: "No les queden dudas de que vamos a volver a recuperarlas [a las Malvinas] mediante el diálogo". Seguiremos "incansablemente reclamando la soberanía y que [los británicos] se sienten a dialogar".

Dia de la Primavera de 2011 en la ONU
“Nadie puede alegar dominio territorial a más de 14 mil kilómetros de ultramar”.

"Manifestamos ante esta asamblea que vamos a esperar un tiempo razonable más, pero que si no, nos vamos a ver obligados a revisar los entendimientos provisorios aún vigentes", 

"Quiero transmitir una vez más a esta asamblea y al Reino Unido el interés argentino en el diálogo, pero también es cierto que ha trascurrido mucho tiempo",
agregó, recordando las diez resoluciones de ese cuerpo de la ONU para que ambos países se sienten a conversar sobre el reclamo de Argentina.

En su advertencia, Kirchner se refirió en particular a la "declaración conjunta y canje de notas del 14 de julio de 1999 cando se dispuso la reanudación de un vuelo regular semanal" entre Punta Arenas (Chile) y Malvinas con dos escalas mensuales en Río Gallegos (sur de Argentina).  
"Argentina no tiene intenciones de agravar la situación de nadie, pero también es justo que esta Asamblea y el Reino Unido tomen consciencia de que es necesario dar cumplimiento a las resoluciones. No podemos estar 180 años, 30 años, como tampoco puede estar Palestina durante décadas y décadas para conseguir su lugar en el mundo", sostuvo.  Diario Los Andes (hoy)



Fuerza Presidenta!!! 

fuente: cancillería argentina y archivo diario La Nación
Imagen de Urgente 24