miércoles, 5 de diciembre de 2012

Ministro de la realidad, se busca

 
en mi caso, estoy a favor del gobierno. Sin muchas expectativas por su "triunfo" (más bien pírrico, y creo que el ala del Ministerio de Realidad, lo sabe, pero hoy en día comandan las cosas el Ala Semiótica, que de vencer al Grupo Clarín, entrará, el futuro es imposible pero esta presuposición es bastante razonable, en declive. Pues no solucionarán los problemas estructurales de la economía argentina. Aunque sí, y acaso sin querer, hayan contribuido para que en la cima de la pirámide social haya una perspectiva más, ejem, liberal. Todo en nombre de una revolución imaginaria, pero qué hay. Eso es lo de menos) y con un susto anticipatorio sobre su, también posible, derrota. El problema es que, como acá ya hablamos de honorarios de abogados de ambas partes, esto se extienda. Se postergue. Lo que derive en un alivio para las tres partes en juego: los abogados, el gobierno y el Grupo Clarín.

Ahí, en ese supuesto, entonces habrá que esperar la reacción social No la que ya está, la de los sectores medios altos y altos de la sociedad, que abogan, conscientes de las jerarquías simbólicas que se han puesto en cuestión, por el Partido Clarín.

Sino, del resto de la sociedad, la parte más popular. Que los tres contendientes en juego dan por ya decidida a favor del gobierno. Y es cierto. Pero no con tanto entusiasmo como se pretende. Y esperando, también, el desenlace
                                                                                  Lucas Carrasco
http://lucascarrasco.blogspot.com.ar/2012/12/un-saludable-rato-de-hartazgo.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+RepublicaUnidaDeLaSoja+(Republica+Unida+de+la+Soja)