viernes, 30 de agosto de 2013

Entre la dimisión y el "no positivo"

Insaurralde  desafía a massita a hacer un debate.

En la casa paterna le enseñaron a sergito a no atender desconocidos.

Igual Insaurralde insiste con otras cosas. El y Scioli van a cargar con el mote de "Mariscales de la derrota", así que se pela, trata de dar vuelta la situación a como de lugar, aunque intuye que es en vano. 

Las cartas están echadas, solo le queda una jugada al Intendente de Lomas, la inesperada, que podría darle continuidad a su carrera política, pero hay que ver si se anima...