viernes, 9 de octubre de 2015

Dos Joaquines, ningún Morales Solá


"Convicciones" responde Joaquin de la Torre a la pregunta de ¿por qué se quedó con Massa?, pregunta signada por las mentiras instaladas de que el fR no aguantaría la polarizacin y que con suerte sale tercero.

"Massa tiene que ver con la certeza que es bueno q en Argentina alguna vez se discuta como ganar elecciones sino que se va a hacer con la Argentina y los argentinos y argentinas al  día siguiente de la elección". "Massa demuestra respeto y amor al contarle a la gente (el pueblo) que piensa hacer en el gobierno".Clic aqui
http://www.lanacion.com.ar/1834888-joaquin-de-la-torre-scioli-nos-deja-una-provincia-mas-insegura-que-la-que-el-recibio?
La construcción renovadora está mas firme que nunca y se enfrenta a la gran prueba de fuego de la definición electoral de octubre, aunque no es ganar o perder una elección lo que nos desvela. Tampoco el transito dirigencial nos quita el sueño, algunos vienen otros se van. Lo importante,  lo que queda, es la masa critica de apoyo en la población y la instalación del fR en el orden nacional, objetivo -el segundo- que hemos alcanzado cuatro años antes de lo que pensamos.

Algunos "dirigentes" han mostrado permeabilidad a las operaciones y presiones, falta de temple y, por sobre todo, carencia de expertise en el metier político. No se merecían estar en nuestras filas, los vemos proceder y parece como, si después de caer al suelo por algún mareo (oportunismo o soberbia en muchos casos) se levantaran desorientadas, corriendo en sentido contrario, como patos sin cabeza. Los que se van son eso,  pollitos en fuga y encima sin cabeza, y solitos se etiquetan "personaje dispuesto tanto a un barrido como para un fregado" como sentencia un vecino de mi patria chica.

Respecto a la funcionalidad a cualquier estructura que han mostrado los fugados del Frente Renovador (de los demás no hablo, que cada uno se ocupe de los suyos) copio y pego la carta abierta de Raul Perez al sector que abandonó el espacio platense al perder las PASO.

Leamos

Sergio Massa. Crecimiento en el consenso y fuga de oportunistas.
Una historia de egos, vanidades y ambiciones inmaduras.
La Corriente Peronista, que presidí durante 18 años, decidió en el 2013, participar en la construcción de una nueva fuerza llamada Frente Renovador, liderada por Sergio Massa.
Tal acción estuvo motivada principalmente, por la posibilidad de participar en las internas en nuestra ciudad y la Pcia. de Buenos Aires, las ideas y proyectos que Massa impulsó, y que quedaron resumidos en aquella consigna de evitar la reforma de la Constitución, para la re re de Cristina Fernández de Kirchner, una serie de proyectos donde se destacaban los de seguridad, confianza en el liderazgo de Sergio Massa, y la promesa de participar en la construcción de una fuerza política que iba respetar el mecanismo de elecciones internas. Algo que se nos había negado por 4 años en el FPV.
Marcelo Chuby Leguizamon luego de las elecciones del 2013, fue propuesto por nuestra corriente como precandidato a Intendente de L Plata. Por 2 motivos fundamentales, expresado en cientos de publicaciones y vídeos en YouTube. La escandalosa administración de Bruera (el 82% de rechazo nos dio la razón) y la peor gestión de la historia en la gobernación bonaerense.
Esos fueron los ejes de Marcelo Leguizamon durante su campaña y de una buena parte del Massismo Platense.
Me apena que Leguizamon, quien debuta en una interna como candidato, se borocotee, y siga el camino de Mónica López. Nadie le exigió a Leguizamon que ganara una interna. El quiso ser candidato, con miles de apoyos, y Sergio Massa cumplió su palabra, PERMITIÓ LA INTERNA. Que Leguizamon perdió.
Uno se va de una fuerza política cuando no coincide con las ideas, o cuando le cierran las puertas. Marcelo Leguizamon presentó, entre varias propuestas un libro sobre seguridad, criticando a Bruera, a Scioli y ponderando la política de Massa. Lo dejo por escrito. Grabó 15 vídeos. Y público en Facebook cientos de propuestas y críticas. Es inexplicable su actitud.
Creo que esto lo daña como dirigente. O como proyecto de hombre de palabra. No se puede perder una interna e irse a la fuerza que se criticó tanto. Hay que aceptar los resultados y seguir adelante. Cumplir con la palabra.
Leguizamon no le da la espalda a Massa o a mi persona. Le da la espalda a miles que trabajaron por El, y que lo votaron. Degrada la política. Uno pondera a los hombres por su coherencia, y la lucha por sus ideas. DeLasota es un ejemplo de ese paradigma. Massa es el ejemplo de dirigente que permite la interna y no usa el dedo. Paga tal vez, el precio de esa apertura, con los oportunistas que solo aceptan la regla del ego y la vanidad. "Soy yo, o no es nadie". La mayoría de quienes se fueron tuvieron derrotas ejemplares.
Leguizamon en vez de aceptar que perdió, traslada la culpa hacia arriba. Echarle la culpa a Massa, es repudiar con un ego gigantesco la voluntad popular. Nadie de nuestra corriente política le exigió a Marcelo Leguizamon que ganara una interna. Es más, ni siquiera se le exigió que participe. Fue una decisión propia de su voluntad política.
Solo le exigimos que cumpla las reglas del nuevo espacio, que nos brindó lugares en diferentes cargos. Que cumpla con la máxima que se repite en el peronismo, (Algo que a Leguizamon le gusta mucho,) "el que gana conduce y el que pierde acompaña". Frase de Ricardo Balbin que Perón y los peronistas adoptamos.
Ya sabemos que pasa cuando se escupe hacia arriba.
La degradación de la política y los partidos, está cimentada en estas actitudes. 
Hubo dos momentos trascendentes en el principio del 2013.
Cuando advertimos a Scioli del Efecto de la llegada de La Campora y el anuncio que no lo íbamos a acompañar. El cierre y él sectarismo del FPV sumado a los escándalos de Bruera hicieron que anunciáramos públicamente nuestro retiro del Gobierno Provincial y del FPV. Nadie fue engañado ni estaba distraído cuando eso sucedía.
Leguizamon dio testimonio de su trabajo en las inundaciones. Y fue quien mejor fundamentó el fracaso de Scioli y el bochorno de la gestión de Bruera. Por ello me duele en lo personal y me sorprende en lo político que después de tanto trabajo y tanto escrito sobre estas cuestiones, de este paso volviendo a acompañar a "quienes fracasaron"
Ningún resultado en octubre va tapar los papelones de Monica López, Chuby Leguizamon o cada dirigente que se cruce de vereda por sus intereses. La historia política de la ciudad, tendrá un archivo inapelable, que será el cimiento de la historia que vamos a construir en el próximo tiempo.
Esa historia no la escriben los que ganan, la terminan escribiendo los que nunca se dan por vencidos.
Raúl Joaquin Pérez. (Clic Aqui)