miércoles, 12 de febrero de 2014

Astilla


El hijo del Gringo Soria sale con los botines de punta a jugar y lo hace acompañado de una Liga de Intendentes.

Leamos en Letra P
El ansiado puesto de Viedma (la gobernación rionegriona) es la obsesión del funcionario (Martin Soria, intendente de Gral Roca), que se juega un pleno para suceder en el cargo al compañero de fórmula que impulsó su padre (el gringo), en una concertación que logró un histórico triunfo para el justicialismo en esa región patagónica. En 2015, ni Pichetto ni Weretilneck”, insistió el funcionario. Las palabras del joven se encuadran en una disputa que lleva tiempo, y expone grietas en el oficialismo rionegrino.
Tal es la lucha entre espacios, que hasta se lo vinculó con el Frente Renovador de Sergio Massa, aunque Soria hijo está lejos de querer dar el salto como lo hicieron varios mandatarios del conurbano bonaerense.
Los dichos se entremezclan con la relación de varios jefes comunales, alejados de la línea que llevan adelante Weretilneck y Pichetto, exponen una disidencia que se torna irreconciliable y lo catapulta como potencial candidato a Gobernador, ese puesto que también desea el ahora legislador nacional si la fórmula con Scioli se desploma.

2 comentarios:

Bistiarj dijo...

Puede que sea un ingénuo además de un boludo. Pero en Revista Debate, Pichetto aclaró que no quiere ser gobernador y teniendo en cuenta que en la misma entrevista le pone fichas a Urribarri, Capitanich y Scioli (como candidatos a presidente, por ende el mismo a vice) y por último las pintadas que se hicieron en Bariloche "Scioli - Pichetto 2015".
Es cierto que puede ser una parte del cuadro, y en realidad el cuadro completo es lo que se menciona en Letra P.
Me cuesta pensarlo nomás.

Anónimo dijo...

Que gol en contra se mandó Ma$$ita sumando al Vasco... Gracias, che...