martes, 23 de junio de 2015

Minué endiablado, la victoria de la amplitud

Tierra del Fuego en Stand By hasta la definición del balotaje (no hay que esperar mucho). Entre esta elección única, como todas incomparable, y los antecedentes especularemos desde fuera de la isla y los fueguinos militaran, vaya que la militarán la victoria. Veremos de quien.

Mendoza deja mas cuero para hacer tiras. 

Ganó el radical Cornejo, la victoria obvia es de la UCR local que se animó a un frente mas amplio que los escuetos límites que le marcó Galeguaychú. 

Sanz expresó esa contradicción, sus comprovincianos necesitaban un frente grande para ganar el territorio y terminó aceptándolo, el prefirió abogar en la Convención Nacional por un frente amarrete que los llevará a la derrota doble. En agosto frente a la formula que sus mandantes (del circulo rojo) le hicieron cohonestar y en octubre con Macri que, digresión, para parar las cargadas de la derrota santafesina decidió lanzar al subtrenmetrocleta (?).

La composición del triunfador Frente Cambia Mendoza, va mas allá de la UCR y el PRO como se la quiso presentar
 La composición del triunfador Frente Cambia Mendoza, va mas allá de la UCR y el PRO como se la quiso presentar, fue una tipica construccion amplia que dió por tierra el armado que resultó de la Convenciona Radical de Gualeguaychú, como se afirma en medio mendocino
El nuevo gobernador no sólo armó un frente que evitó la fuga de votos, sino que primero disciplinó a un partido propio que ya había perdido elecciones por sí solo.
El primer triunfo de Cornejo fue haber disciplinado a su propio partido. No hay que olvidar que hasta unos meses se especulaba con que Cobos podría disputarle la candidatura, con que algunos intendentes radicales le desdoblarían la elección para quitarle fuerza o hasta con que Cobos podría ir “por afuera”. El fantasma de la derrota de 2007 no parecía inverosímil.
Pero el nuevo gobernador juntó a todo su partido, integró a Montero a su fórmula, encolumnó a los intendentes y le dio a Cobos el buen reconocimiento de encabezar la lista para el Senado de la Nación. Fue su primer triunfo.
El otro fue el Frente Cambia Mendoza, un armado “movimientista”, de peronismo clásico (que algunos elogian cuando lo hace el peronismo y critican cuando lo hace el radicalismo), con el que evitó la fuga de votos que le hubiera permitido al peronismo hacer alguna diferencia. Cornejo tapó todos los agujeros con un armado por izquierda y por derecha, y logró proponer un escenario de plebiscito: al que no le gustaba la herencia del tándem Pérez-Jaque, sólo le quedaba votar por él. Y eso es lo que sucedió.
La primer quincena de enero de 2015 el peronista gobernador de Mendoza "Paco" Perez desdobló las elecciones, fue antes del caucus radical (15 de marzo). Hoy aprovechan las aves de vuelo bajo para cargarle las tintas a aquella determinación. Los peronistas mendocinos no k (la inmensa mayoría) prefirieron salvar las intendencias (tengo que hacer el conteo, aunque me parece que salieron bien parados) para que la succión del hundimiento del Titanic efepeviano no los chupe hacia abajo y pierdan todo.
http://www.mdzol.com/opinion/613302-el-doble-triunfo-de-alfredo-cornejo/

El gran perdedor del dia entre los victoriosos fue el menesteroso de fiesta de triunfo Mauricio Macri.

Macri entra al "grupo de la muerte".
Mientras en la burbuja kirchnerista, se le reprocha al pejotismo el haberse separado de la suerte sciolista a la que se atan todos cual botes en el Titanic, en Ciudad Gótica el guasón Rodriguez Larreta hace campaña-ridiculo para disimular la sucesión de amargas noticias que borraron la imagen ganadora del Frente macrista-radical-bazookaCarrió.  Un clavo saca al otro asegura el duranbarbismo pero del ridículo no se vuelve decía uno que de victorias sabía mucho  mas que el ecuatoriano.

Atrás quedaron los alegrones de las PASO en CABA y Santa Fe. En Rio Negro el PRO no existió y sus aliados están muy lejos de disputar poder y fiscalización. En Chaco no estuvieron presentes. En Tierra del Fuego tampoco y en Santa Fe ni el tiro del final les salió.

En Mendoza fueron "invitados" y raleados de una centralidad que los radicales reclaman con desesperación.


El lunes Pagni sentenciaba: "De la Sota necesita ser candidato para retener Córdoba", son pocos los que se preguntan si Macri no se presenta con esa finalidad amarreta, la de salvar la dirección de los negocios en CABA. Es decir, si la estrategia es que la campaña nacional no solo no perjudique la local porteña sino que esté a disposición de mejorar los números finales en la CABA.

El FPV en su laberinto
Y se vió a Bermejo adelantarse a los que le iban a tirar encima el fardo de la derrota a todo el pejota menduco, puso el pecho. A su lado, moviéndose apoyado en muletas, Paco Perez mascullando bronca. En Mendoza perdió Scioli, si, pero tambien perdió el kirchnerismo como formula magica que conduiuce a la tropa a la victoria, no jodamos.

A la liga de intendentes (diezmada) del pejota mendocino le sigue ahora la liga de intendentes radicales/pejotistas que se conformará porque los tiempos son transversales.

Venía mal barajada la pelea mendocina, Cobos y Sanz los están sacando a pasear en la punta de la poronga a los perucas desde hace dos años. La Campora (ese no espacio que supo poner en el escenario el matrimonio kirchner para intervenir la política) terminó de liquidar con sus provocaciones e ideologismos de todo por dos pesos la tímida gestión de Paco (para mas jujeño de origen) que no pudo levantar la pésima de Celso Jaque. Dos fueron multitud, demasiada chupada de culo respecto a Buenos Aires.

Ahora le revolean mierda, "se hubiesen acoplado a la estrategia nacional", "que se jodan por desdoblar" y algunos peronistas mendocinos compran, repiten y le prenden una velita a San Scioli que cura expeditamente todos los males. No hay caso, los ojos que han llorado no ven mas claro.

Las contradicciones en el seno del FPV pronto aflorarán, solo hay que esperar. Pronto nos preguntaremos que fue del kirchnerismo de los logros, de aquel que propugnaba por un modelo de desarrollo con inclusión. La respuesta ensaya, adelantando los tiempos, Lucas Carrasco
El kirchnerismo se terminóYa no es un asunto político, se terminó. Ahora es un asunto policial.Al otro día que las urnas se abran y Scioli haya perdido la elección, el peronismo tirará por la ventana a los ex beliebers K, hoy surfeando la irresistible ola naranja.La cantidad de votos que tiene Zanini (cero) y su fuerte prédica en el peronismo (cero) y en el progresismo (cero), les hará notar, cuando baje la espuma, en tres días, que Cristina no puso un Comisario Político, sino a su abogado defensor.
De acuerdo con el. No veo a los electores desesperados por votar a Scioli, si veo a los aparatos desesperados por revalidar conchabo. 

El FR
Ezequiel Meler hablando de los cierres de listas los describe como "ese minué endiablado" que le parece "apasionante" . Las listas, los candidatos ya están definidos, los que se quedaron son los "nuestros", los que se fueron o no vinieron están en frente, sencillito y de alpargatas.

Randazzo los dejó sin formula bonaerense de arrastre al FPV que tirará todo el peso en Scioli, no hay que perder tiempo en Zannini que es neutro (no suma ni resta, mas allá del lanatismo que en la puta vida nos votaría);  y la formula endogamica porteña "Macri-Michetti" va a tener problemas para enamorar mas allá de la Gral Paz.

Ahora hay que pensar en cautivar para ganar. De los tres candidatos, los únicos que garantizan la gobernabilidad son Scioli y Massa. Si gana Massa, actuaran en consecuencia. 

Una destacada voz de los que parecen haber olvidado los objetivos y reemplazado por su permanencia en el poder, Juan Manuel Urtubey, antes de conocerse la baja de la candidatura de Randazzo pero sabiendo que era un hecho sublima la organicidad a las convicciones ypero deja abierta una zona de reserva
"Mirá, cuando tenga un candidato a presidente, que todavía no lo tengo, me va a empezar a parecer un gran dirigente; en septiembre, me va a parecer que es lo más cercano a los postulados del peronismo, y en octubre, cuando gane las elecciones, me va a parecer la reencarnación de Perón.

Así somos nosotros. Si le va bien dentro de cuatro años militaremos su reelección, y si no le va bien, nos lo llevaremos puesto."
Nada dice que hará si pierde el FPV y gana otro peronista. Dejemos la futurología.

Macri viene por la autopista hacia abajo, es a quien debemos taclear de aqui a agosto. Scioli es el contrincante para octubre.

Macri no gana, Scioli no gana, hay que cerrarse en esa porque tenemos posibilidades de entrar al balotaje y no hay que desperdiciarlas, pero... como hacemos para ganar sin guita y sin aparatos?.

Militemos, no queda otra y no sería bueno tomar esos atajos.

La oportunidad está hay que aguantar los trapos.