miércoles, 9 de junio de 2010

A pesar de los fusilamientos, no nos han vencido

Conocí muchos "resistentes" peronistas, la mayoría de los que participaron en la Resistencia Peronista ya no están entre nosotros. Los más jóvenes de aquellas primeras jornadas, con 20 años en 1955, tienen unos 75 años hoy en dia.

Mi homenaje sincero a 2 cumpas del viejo Morón partícipes de aquella gesta que están -por suerte- vivitos y coleando: Eubaldo "Pato" Merino y Enrique "Coco" Duyhailo. Estos, cuando el derrocamiento de Perón, tenían unos 14 años, pero los mayores los dejaban estar con ellos, por que -decían- "los pendejos tenían unos huevos enormes". Algunos eran hijos de extranjeros y otros -como el gallego Arcos- eran extranjeros, tambien los había provincianos y porteños. Eran simplemente peronistas, aunque no pudieran decirlo, por que nombrar Perón o Peronismo estaba prohibido por decreto. Y la escena se reproducía por todos los rincones de la Patria.
Mi homenaje sincero a los que participaron de la Resistencia Peronista en todos los rincones del pais, en Morón, en Comodoro Rivadavia, en Las Chimbas, en Tartagal, en el frigorífico Lisandro de la Torre, a nuestros sindicalistas y compañeros de base, a nuestros curitas, a los que tuvieron que exiliarse para poder seguir viviendo, en fin, son tantos y tantos, a todos los que nos precedieron y dieron todo a cambio de nada, a cambio de sostener una identidad, una idea de pais mucho más justo... Para todos ellos va este canto con el que los recordamos y que les dice que su sacrificio no fue en vano
"A pesar de las bombas, de los fusilamientos, los compañeros muertos, los desaparecidos… NO NOS HAN VENCIDO"



"NO NOS HAN VENCIDO"

Reproduzco ahora, el homenaje que en su momento le hiciera a los fusilados de José León Suarez la AP26 de julio.
El 9 de junio de 1956 a pocos meses del golpe gorila contra el gobierno peronista, el Peronismo intentó, por primera vez, traer a Perón y recuperar el poder para el Pueblo. Esta insurrección, cívica y militar, fue reprimida de una manera sangrienta.

Al poco tiempo de que Lonardi dijera “Ni vencedores ni vencidos” en una de las frases mas falsas de la historia, las cárceles Argentinas se llenaron de presos políticos y gremiales; 30.000 detenidos por causas políticas, 200.000 delegados de fábricas inhabilitados, el decreto 4161 vigente (prohibiendo hacer cualquier mención sobre el Peronismo), y la proscripción política de la fuerza mayoritaria del país, el Peronismo.

Un sector del ejército liderado por el Gral. Valle aparece en escena; pero es infiltrado por los servicios de inteligencia que lo dejan avanzar, para poder dar un “castigo ejemplar” y así terminar de una vez por todas con las aspiraciones peronistas de retornar al poder.

Sin la vigencia de la pena de muerte, ni juicio previo, ni decreto de fusilamiento, destacamos el caso de un grupo de civiles fusilados en el basural de José León Suarez. Algunos de ellos estaban vagamente conectados con el movimiento y otros ni siquiera sabían de su existencia; unos pocos consiguieron escapar a la muerte.
Pero la defensa de un programa con Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política donde se conjugan los intereses del Pueblo y la Nación, es asumida por la mayoría de los peronistas que “a pesar de las bombas, de los fusilamientos...” como dice la canción, que aún hoy se corea en las manifestaciones, siguieron luchando y escribieron las páginas más gloriosas de la larga Resistencia Peronista que culminó luego de 18 años de lucha con el retorno del General Perón.


"NO NOS HAN VENCIDO"


4 comentarios:

Unfor dijo...

Si pudieran volverían a fusilar, no me cabe duda.

OMIX dijo...

Pero no le es posible, quedó bastante sedimento. Ya es imposible volver atrás, irían todos en cana y el gobierno quedaría aislado del mundo.
lo unico que les queda es separarnos y hacer que el peronismo muera fragmentado en mil peronismitos.

malondelsur dijo...

muy buen recordatorio, por que siempre debemos recordar para no cometer los mismos errores por eso siempre hay un eternauta, un walsh, un gallaso o un juan cualquiera que toma ese trabajo interminable de hacer recordar a los compañeros que militamos desde el amor y no como los ellos desde el odio. abrazos

Henry Tapia dijo...

Que podria decir. Es parte de nuestra historia, trajica por cierto. es bueno recordary tomar conciencia, recuperar esos viejos ideales y unirnos en un mismo propósito y no dar pié al separatismo que hoy en día lamentablemente está ganando terreno para distraernos y dividirnos!!!