lunes, 11 de mayo de 2015

Lo que viene


El cultivo ilegal volvió a crecer un 20 por ciento en el 2014, luego de años de declive. El impacto en la región.
Novedades recientes vinculadas a la producción de cocaína en Colombia tendrán inexorablemente un impacto en la región. Luego de doce años de reducciones en el cultivo de coca y la producción de cocaína, el Ministerio de Defensa colombiano reconoció la semana pasada que las siembras ilegales crecieron entre el 15% y el 20% en el 2014. Esto significaría 10.000 hectáreas adicionales de cultivo de coca, lo que estaría llevando a un incremento proporcional en la producción de cocaína en Colombia, impactando necesariamente en el tráfico y consumo a nivel regional.
La magnitud y extensión de ese impacto será materia de especulaciones, pero su ocurrencia es tan cierta como preocupante. Frente a ello, cabe preguntarse: ¿alguna autoridad en la región ha advertido y se está preparando para mitigar los efectos que el incremento en la producción de cocaína en Colombia tendrá en nuestros países?
Los cambios estructurales en el mercado regional de la cocaína
Colombia adquiere hacia el año 2000 un protagonismo singular como productor de cocaína, convirtiéndose en el abastecedor de los dos grandes mercados de consumo de entonces: el norteamericano y el europeo. Con las FARC controlando un tercio del territorio nacional con entre 15.000 y 20.000 hombres, y no existiendo estación de policía ni presencia militar alguna en 123 municipios (de un total de 1.071), en buena parte de este “territorio sin Estado” se cultivaba el 73% de los cultivos mundiales de coca y se producía el 80% de la producción mundial de cocaína.

El massismo arremete contra la banca, en especial por sus ganancias exorbitantes de la última década y que no ha sido correspondida en el marco impositivo que, paradójicamente, si afectó a trabajadores formales.

Hay quienes aseguran que si se pudiese cortar el lavado de dinero que hacen bancos y casas de juego legal se habrá avanzado en dirección a golpear fuerte el flagelo narco. 

Respecto al posibles avances en la región Diego Gorgal nos trae "Malas noticias desde Colombia"