domingo, 12 de julio de 2015

Entrelineas (Mario Wainfeld)

Tarde de domingo entrelineas de Mario Wainfeld
Este cronista no incursionará en la profecía ni reseñará en detalle las encuestas. De cualquier modo sí se puede ir bosquejando escenarios, muy tentativos, que el pueblo soberano corroborará o reducirá a cenizas o algo intermedio.
Por lo pronto, puede apuntarse que mientras los escenarios provinciales han registrado en promedio pocos cambios, el nacional tiene algunos relevantes. La imposibilidad de reelección de Cristina Fernández de Kirchner, por imperativo constitucional, es uno fundamental (atajate que la luz mala se te viene encima).
La oferta opositora, da la impresión, se diseminará menos que en 2011 (eso en agosto, te imaginás en una segunda vuelta?). Tal vez el cuadro se parezca más al de 2007 (o tal vez a 1989, que se yó?, ponele Mario, ponele pero cuanto cuesta sostener la mentira) cuando el radicalismo representado por Roberto Lavagna y la Coalición Cívica de Elisa Carrió pugnaron por el segundo y tercer lugar (23% Lilita, 17% Lavagna final). Aun en ese caso, su relativa paridad conspiró para que quedara muy lejos de Cristina (te olvidás que la PBA fue la locomotora del triunfo, que Scioli con Balestrini aseguraron alli un 48,10% y la Margarita Stolbizer y Linares salieron segundos con un 16,59%, que Alperovich afanó por un 78,08%, que en Rio negro las fuerzas kirchneristas y que al no estar enclaustrados como ahora en el pejota, la Concertación plural dio primeros y segundos lugares kirchneristas en algunas jurisdicciones como ejemplo la victoria de Saiz -47,2% en Rio Negro contra 40,8% de Miguel Pichetto, es decir un 88%).
El análisis y los sondeos hacen pensar que son hipótesis verosímiles una creciente polarización amén de mayor cercanía entre el FpV y su challenger más apoyado (convengamos Mario que para llegar a esta conclusión hay que apelar a algo mas que la buena voluntad, hay que tener un galpón lo bastante grande como para esconder una bocha de datos duros).
Solo se muestran competitivas dos coaliciones opositoras: las que previsiblemente llevarán como paladines al jefe de Gobierno Mauricio Macri y al diputado Sergio Massa que, todo modo, deben “pasar” por internas el 9 de agosto (bueno, al menos no invisibilizás a massita, bien ahí Mario).
Las PASO pueden fomentar que los votantes no-K o anti-K que avalen a quien salga tercero se desplacen tácticamente al segundo en octubre (si y no Mario, tambien pueden hacer que el primero pierda votos y se pudra el rancho, no?).
El esquema general se asemejaría, entonces, al que se produjo recientemente en Brasil y Uruguay. (no se, también pueden parecerse al Vaticano, ah cierto que ahí no se vota).
Creo Mario que no tenés en cuenta detallitos como estos dos que siguen:


y -en segundo término- que, como dijo el gran jefe que a la carga ordenó: “termina el tiempo del silencio y el marketing y empieza el de las propuestas” y ante el vacío de tales por parte de Scioli y Macri algunos transversan oferta, como en este caso:

                         Incluso con tantas urnas por expresarse algo puede insinuarse sobre el capital político con que podrían contar Macri o Scioli si llegaran a la Casa Rosada (ta bien, seguís sin nombrar a Massa basado en las mediiciones científicas de Fornoni y Bacman, te vas a tener que vestir de joker después de las PASO pero ya estás jugado)
Se toma al opositor más taquillero (bien ahi, recapacitaste y vas a nombrar a Sergio) al que consiguió posicionar en grandes ligas un partido de derecha o centro derecha (upa, que agresivo estás con Scioli, che), por primera vez en la historia democrática (te olvidás de Menem y gobernadores como Nestor Kirchner? o el Cadlos de la Yioja ya es de centroizquierda igual que el SubComandante Daniel?). Es una novedad auspiciosa para el sistema político (la derecha dedicada a la pugna política y no al golpismo) (y la centroizquierda a banquear la que scosechó con hoteles vacíos primeros y repletos de believers después) aunque su victoria no lo sería para el progreso de la Argentina, según el criterio nada original de quien esto firma (en fin, seguí con el eje Macri y Scioli, prefiero la  calle y militarla).
 http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-276935-2015-07-12.html

Bueno, me voy, bs.
Llueve y no hay tortafritas