lunes, 27 de julio de 2015

Los indecisos, esos raros peinados nuevos


El voto base de cada candidato presidencial de la terna "Massa, Scioli, Macri" -hay una cuarta y es Stolbizer- parece estar consolidado, ahora tienen que jugarse el todo por el todo en la conquista del esquivo sufragante que es la mayoría en un país de voto obligatorio, esa franja que se lía para simplificar escenarioss complejos con la inconsistencia nominal de "voto independiente". Hay otra calificación que choca, los "indecisos", despectiva por demas, sería mas justo hacer hincapié en que son los que están decididos a resistirse al embanderamiento gratuito en un sistema político donde no se ofrece causas para acompañar que logren la identificación y adhesión del ciudadano por mas de una elección.

Werner Pertot en pagina12 mira el escenario político a lo Nestor, con un solo ojo, y apunta a la política vecinal porteña
Tras una semana con el GPS en “recalculando”, en la cúpula del PRO evalúan que... el cambio de discurso de Mauricio Macri tendrá un impacto positivo sobre el electorado de indecisos que se están disputando con Daniel Scioli. 
En realidad también Scioli (el candidato presidencial de Pertot, de Verbitsky, de Wainfeld, de Leopoldo Moreau, de Sabbatella, de Heller, de Natanson y de tantos otros) tiene el GPS en el modo que incomoda a los sobrepolitizados, "recalculando". En pocos dias elogió a Menem y con el se reconcilió con el neoliberalismo y tiró por la borda aquello de "Ustedes lo hundieron en la fosa del Pacífico", para reparar el escozor en la franja ideológica del centro-izquierda urbano (progresistas y populistas) fue corriendo a La Habana a abrazarse con Raul Castro, volvió corriendo para untar con caladryl el cuero pejotista en Parque Norte donde lo esperaba el Mausoleo que no entendió bien para que los hicieron putear tanto a Menem si al final lo iban a "indultar" y cuando aún calibraban el rango del novedoso posicionamiento en la derecha y sacaban del baúl las fotografías con el antiguo y demonizado líder, Savaglio -el Duran barba de Scioli- los lleva a la izquierda dura castrista. En fin, tribulaciones del Partido del Oficialismo Perpetuo que ha tercerizado sus servicios electorales al kirchnerismo primero y ahora a Scioli, no nos distraigamos con actores secundarios, volvamos a Scioli.

Primera Conclusión: Si los dirigentes pejotistas y de centroizquierda titubean y se desorientan, los electores que estos dicen representar huyen despavoridos.

Scioli empieza la semana con otras señales, una hacia el Papa Francisco y otra hacia Randazzo a quien, a través de sus cancerberos y los de CFK, trató de denigrar. Ahora para la Princesa de ARBA, Karina Rabollini, elter ego de "Daniel", trata de hacer control de daños visto que el electorado que veía en el Ministro de Interior y Transporte a un "gestor eficiente" y valla para el "inutil" Scioli parece inclinado a no votar al ex motonauta.

Scioli tiene, al igual que Macri, que constituir alrededor de su figura un catch-all party, lo de ambos es la imagen y con ella deben atrapar todo lo que esté a su rededor. El gerente PRO y el nuevo gerente FPV-PJ hallan escollos en las alianzas que forzosamente buscaron para cubrir la vacancia de estructuras partidarias que sostienen sus candidaturas. Scioli tienen un primer escollo en la coalición de gobierno del kirchnerismo, PJ más las fuerzas y sellos de centroizquierda, a la que el núcleo cerrado del sciolismo consideran salvavidas de plomo, saben perfectamente que con esa sumatoria no se llega a perforar el 30%.

Scioli, Savaglio y los demás integrantes del circulo naranja decían aportar a eso el agregado de un caudal de votos llegados del electorado independiente, no ideológico, no identificado con tradiciones políticas o si pero de baja intensidad. Esos "indecisos" veían en el gobernador bonaerense al "yerno que toda suegra quisiera tener", un tipo bueno, incapaz de agredir pero con el suficiente carácter como para repeler las agresiones. En fin, la millonada que esa imagen le costó al presupuesto provincial al menos no fueron a la basura, hoy no habrá gasa en los hospitales pero Scioli tiene su imagen bien cuidada, hay que reconocerlo.

La imagen de Scioli se agrieta con los giros bruscos, hay que apuntar a la confianza en los gestos de Scioli.

Segunda Conclusión: La mimesis táctica garpa, pero una tras otra en un corto lapso de tiempo es una señal de falta sentido, perdida de la orientación, infidelidad para con el que lo apoya. 

Scioli  y Macri recalculan en la ancha avenida del medio y se sienten incómodos al querer fidelizar tambien a los electores y dirigentes que los llearon hasta aqui, en el caso del Intendente porteño basta ver como se retuercen los radicales con los giros macristas hacia el catch all que horada la confianza en un frente electoral pensado (CAMBIEMOS) que desde Gualeguaychú pasó a ser antikirchneista y no peronista sin dobleces (clic aqui y aqui).

Hay que advertir al lector desprevenido que al igual que al ex motonauta, la deseperación que obliga a tanta contorsión al jefe PRO le viene de sus errores políticos y no de sus incoherencias marketineras. Cierro con estos tuits del  amigo platense que hablan al respecto:

@VascoAmonda: Macri empezó a perder esta elección en Gualeguaychu y le clavó el ultimo clavo al ataúd cuando definió para la Provincia de Buenos Aires la formula Vidal /Ritondo. Después de esos errores y de su incapacidad de conducción de la diversidad que se necesita para ganarle al oficialismo el juego esta abierto

Abraxis, saludis y besis

1 comentario:

Colombo Maria dijo...

Denuncia por violencia familiar género c/ Artemio López. 30 setiembre 2014 Lavalle 1247Juzgado civil 87