domingo, 13 de marzo de 2016

De sanguchitos y azúcar del estero

Solicitud de información sobre alcances, términos, sugerencias y condiciones de preacuerdo con holdouts


Marco Lavagna explica lo que el contexto le indica al FR/UNA deben ser los Ejes para mejorar el proyecto de holdouts, eufemisticamente "arreglo con los buitres": a- Reforzar el andamiaje legal; b- Restringir las futuras ofertas que puedan hacer el PEN a los tenedores que no entraron todavía aen estos acuerdos; c- Limitar los montos de endeudamiento no dar esta idea de cheque en blanco y d- Recuperar el contralor del congreso sobre el tema de la deuda.

Las voces renovadores se hacen escuchar, Lavagna Jr no es una excepción. Las voces renovadores van a lo concreto mientras los cagatintas de siempre y aplaudidores del país dividido y sin ideas siguen diciendo que divagamos.

Dicen que Massa no dice nada concreto, solo generalidades. Que el estar en el medio le juega en contra. Contestes los y las renovadores hablaron de una ancha avenida del medio entre posiciones que no quieren ceder y que distan de ser coherentes con sus discursos conciliadores y republicanos de campaña.
"En La Nación Fernando Laborda sotiene que Macri tiene mucho para agradecer a Cristina, especialmente la actual ley que reglamenta el ejercicio de los decretos delegados y de necesidad y urgencia y el unitarismo fiscal que caracterizó las relaciones económicas entre el poder central y las entidades autónomas y preexistentes a la Nación: “Ambas herramientas son el mejor contrapeso que hoy tiene el macrismo para paliar las dificultades que le ocasiona el hecho de ser una expresión minoritaria en el Congreso de la Nación.” En Clarín Julio Blanck afirma que el acuerdo".
Massa ocupa una posición por fuera del eje Secta Cristinista-PRO, derecha con discurso centroizquierdista la primera y derecha con discurso centro-desarrollista el segundo, es decir: alejado del punto medio donde disputan kirchnerismo y macrismo, que se entienda bien, lejos. Pero, eso si, les impone  límites y prioridades, "Tenemos que tener capacidad de poner límites porque se termina perdiendo la centralidad de la gente". "La inseguridad, la inflación y la estabilidad del empleo son nuestros temas de agenda inmediatos". 

Parece que se trata solo de un posicionamiento pero es una necesidad del sistema político y de la sociedad que ya no soporta el maniqueísmo. 

A los quinta columna del país dividido se les hace difícil sostener ya que somos oposición kirchnerista o formamos parte del oficialismo. 

Con el peronismo no hay diferencias doctrinarias, apenas un oír el reclamo de la época que no esotro que el mandato de enamorarnos de una vez por todas de las instituciones, de serles fieles. Políticamente nos separa un abismo, la persistencia de un temor de los jefes pejotistas a la pasionaria de Calafate y su séquito no dejan lugar a dudas, no vamos a confluir a ningún espacio donde se les rinda pleitesía o estén de acuerdo en continuar con ellos bajo el mismo techo. Cuestión de tiempo hasta que se diluya el miedo y empiecen a saltar los y las corajudos/as, tendremos paciencia.

Respecto al oficialismo Massa se ha cansado de aclarar que va  "a pelear en el Congreso por la confianza que me depositaron 5,5 millones de Argentinos", "el 25 de Octubre la sociedad no le dio un cheque en blanco a nadie", "soy líder de una fuerza opositora al Gobierno". De todas maneras queda por determinar que tipo de oposición, si será obstructiva o racional y eso no lo determina nuestra postura inicial de buena onda sino los vaivenes de cualquier relación, mas  con el macrismo que insiste en conservar a puntales de la sociedad dividida y confrontada como es, solo por dar un ejemplo, la Dra Carrió.

Ideológicamente son muchas las cosas que nos generan dudas y nos separan del macrismo. 

Macri reordena el quilombo que le dejaron pero hasta ahora lo hace con un marcado sesgo plutocrático. Por ejemplo, "la confiscación salarial" que implica seguir aplicando ganancias al salario y empezar su gobierno cumpliendo promesas de eliminación y baja de retenciones a  mineras y al capital agrario nos hace pensar que está decidido (ayudado en esto por la inflación que no cede y que es alentada por el aumento de tarifas de servicios) a que sean los laburantes los que financien el plus de renta que fue concedida graciosamente a las exportadoras extractivas y agrarias. 

Lo afirmado en el párrafo precedente no es gratuito en términos sociales y políticamente nos coloca en la vereda de enfrente, y en esto el FR no titubea, "hay que erradicar el miedo a perder el trabajo y a que la plata no alcance".

Oi a un pibe amigo quejarse porque en el laburo los ponían contra la pared, bajarles el sueldo o echar a uno que otro al azar. Ya lo viví, no hay opción ahí. 

Hay quienes dicen no haber escuchado a nadie del FR hablar a favor o en contra de los despidos, y aqui se aplica otra vez la separación que exaspera a los simplificadores de escenarios. Dijimos mil veces que la década larga que acabó  el 10/12/2015 no fue de pleno empleo, al contrario el desempleo campeó, al menos el último lustro.

Pero si lo que importa es ahora también tenemos para decir y decimos. Macri dice que "todos -los despedidos- son ñoquis" porque buscan generar un sentido común que alcance a la esfera privada y así tapar a empresarios que quieren utilizar despidos como variable de ajuste para maximizar ganancias. La secta cristinista y algunos gremios estatales niegan las existencia de ñoquis, son todos laburantes que entraron por concurso. 

Massa solo tuvo que aclarar que en el estado "una cosa es echar a un laburante y otra cosa es echar a un ñoqui" y que obviamente va a estar en contra del despido de un laburante y aplaudirá la baja de un ñoqui. "El déficit fiscal no puede cerrar a costa de la gente" pero la planta que se consideró política durante mas de una década, con los privilegios que ese item traduce en la practica, no puede reclamar los derechos del que fue a laburar todos los días y no tuvo padrino que respalde su evasión consentida de las obligaciones emergentes de un contrato de trabajo.

En el ámbito privado, aprovecharon la volada y empezaron los últimos meses del año pasado y lo que va de este a deshacer vidas de seres humanos,  "estoy muy preocupado por los despidos" puede parecer poco pero basta para señalar la oposición a esa política privada y el respaldo a la lucha del movimiento obrero organizado que es quien debe protagonizarla

Fuera de esto hay diferencias abismales con el macrismo. Una no menor es el rol que juegan la política y el estado en la economía. El tigrense no descansa en poner en claro que "el rol del Estado es equilibrar las relaciones sociales entre los sectores que más pueden y los que menos pueden". La política es resolver el conflicto que es connatural a la conveniencia, lejos está el crear y recrear conflictos para perfilar una identidad. 
"¡Qué miedo tienes de ensuciarte las manos! 
Tú no quieres a los hombres; tú sólo amas los principios.”
Sartre (Las Manos Sucias)
Aunque es clara la opción preferencial por el humilde, el predicarla sin apoyar o combatir políticas concretas poco dice el que las dice. A las ideas hay que bajarlas del cielo, hacerles morder la realidad, que se ensucien con el polvo que hay en la tierra de los humanos en cada momento, la gran diferencia entre el justicialismo y la democracia cristiana. Por eso es que Massa prioriza luchas, porque es cierto que en la vida hay que elegir (y la pucha que elegimos, elegimos no darle la re-re a CFK, elegimos abandonar la gran casa pejotista para tirarnos a una pileta que al principio no tenía una gota de agua). En ese orden -de ideas- tuvimos que discutir las prioridades de una fuerza con limites bien claros (no somos hegemónicos, queremos serlo, vamos por todo a su tiempo y en su medida y armoniosamente). 

Como dijimos al principio nuestras prioridades (las del FR) para este año se centran en "poner límites" al macrismo y a los añicos del extinto FPV "porque se termina perdiendo la centralidad de la gente", y por supuesto "la inseguridad, la inflación y la estabilidad del empleo" que  "son nuestros temas de agenda inmediatos".

Mañana publicaré una segunda parte de este posteo (ya está escrito pero va para largo) sobre inflacion y defensa del empleo y holdouts que es el tema del momento. 

De la inseguridad, adelanto, me jode (se que es "nos" jode pero no puedo en esto generalizar) esa pulsión de una parte por ahora minúscula del macrismo con poder de fuego por castigar desde una posición de superioridad que aun no sabemos quien les confirió y que se mezcla con nuestra coincidencia en devolver racionalidad al espacio publico, de darle un voto de confianza al gobierno en la tarea que le cabe de imponer normas de convivencia para una sociedad que pasa de permisivismos arbitrarios a represiones brutales. 

Hasta mañana