martes, 8 de marzo de 2016

Marco Polo en la Corte de Kublai Khan


"es el parlamento nacional la caja de resonancia de esa densidad política que busca instaurar una nueva dinámica entre oficialismo y oposición, muy alejada (por nombres propios y correlación de fuerzas) de la que había regido durante la hegemonía kirchnerista.
Macri no tuvo que convocar a sesiones extraordinarias para que se produjera una fractura inicial del FPV; ahí ganó y evitó amortizar “roce” en una zona que el gobierno todavía juzga infértil.
Otro desafío que Macri hasta ahora resolvió positivamente es la contención de la UCR (vedándole todo espíritu conchabista en el PEN) dentro del interbloque Cambiemos, donde todavía no aparecieron las “fugas temáticas” que la UCR partidaria solía exhibir ante sus propios Ejecutivos (Alfonsín y DLR).
Con cierta eficacia para disciplinar estatalmente el frente interno legislativo, el gobierno trata ahora de prorratear los incentivos hacia el archipiélago panperonista: Massa..."
Luciano Chiconi

Completo en: http://desiertodeideas.blogspot.com.ar/2016/03/castillos-de-naipes.html