miércoles, 11 de mayo de 2016

Leónidas de Tigre

Dijimos que el regreso de CFK marcó la reposición de un clásico, el país dividido entre quienes debían apoyar a CFK o a Macri sin que pudiesen colgarse de terceras vías. Un match político cristinismo/anticristinismo que duró menos que "El argentino más inteligente".

La re-aparición en escena del sindicalismo -producto de las medidas económicas que apuntan a la linea de flotación de los que menos tienen  llevó preocupación a los campos macristas y cristinistas por igual. 

Abierta la sucesión, en la principal fuerza opositora por dentro y fuera de las estructuras partidarias, será el gremialismo el ariete que desgaste y defienda a su base de sustentación aunque esa posición no se traduzca luego en votos. CFK ya no es mas la gran figura de la opo y no puede arroparse de abanderada de lo humildes y cubrir sus flancos débiles con esos trapos. 

Los términos de la confrontación duranbarbistas volaron por los aires, lo graficaron bien los legisladores radicales: "Macri nos obligó a ser los diputados de las patronales". Macri se parece mas a Mr Burns que al señor que sonríe al lado de la simpática Antonita.

"Se les escapó la tortuga". A Macri  aunque insista con ser el paladín del anticristinismo en tiempo de parteaguas económico, los de arriba vs los de abajo, le va a ir mal si persevera con el desubicado planteo. CFK pierde el liderazgo de la opo y como le va a Sergio Tomas de Tigre?

Massa recupera por horas su centralidad, está con los 300 espartanos en el desfiladero de las Termópilas, mientras el ejercito del imbatible Jerjes avanza. Ayer negociaba con Cambiemos hoy con el FPV-PJ, justicialistas, socialistas y progresistas, mañana con quienes digan las circunstancias. Prometió que iba a llevar a la mesa del dialogo al sistema y lo está consiguiendo, no sin altibajos.


Massa mira a Macri y le pregunta "¿en que te han convertido Mauricio?".

Massa mirá a un pejota que lentamente se aleja de su sujeción al kirchnerismo y les dice, "ya no son mas hegemonicos, si cuando eran gobierno debían haber aceptado modificaciones a sus proyectos con mas razón ahora que son una pulga mas sobre el perro" y eso, claro, les molesta.

Macri sale mal de esta parada si veta o si no veta; y el PJ solo aspira a aparecer como liderando la opo política habiendo dejado al sindicalismo la representación del humilde en la calle.

Lo de los compañeros peronistas que desoyeron aquella máxima del Tati Vernet que rezaba "es tan torpe estar contra el gobernante los primeros dos años, como estar junto a él los últimos dos", es una cuestión de cartel no mas, si hasta hace unos meses rechazaron un proyecto similar al que defiende hoy y cuyo autoría correspondía al bloque de la renovación, pero no tiene con que sostener el combate. No registra aun la derrota del conjunto, poner algún ganador parcial al frente de un ejercito de derrotados es un parche mal pegado. No se nota bien si operan convencidos de tramitar la mejor defensa de las bases o si lo hacen por el lugar en la marquesina.

Asi las cosas vamos al jueves y veamos si hay o no sesión; y si la hay será porque hay modificaciones al proyecto que los senadores pejotistas, acostumbrados a levantar la mano para mantener inmaculados los caprichitos de casa rosada, decidieron decirle al mundo "somos uno mas, hemos sido derrotados y revisamos nuestro accionar", porque si lo fueron, ellos y los sindicalistas que los apoyaron también, porque faltaba decirlo, el Leónidas de Tigre se enfrenta al mas pintado en cada momento si siente que lo asiste la razón. Porque al mas humilde no lo defienden los que hacen seguidismo, los pusilánimes, sino los que se arriesgan todo en cada jugada.

Bs, los amo