martes, 17 de mayo de 2016

Melodia desencadenada

Me decía la francesita amiga que hablábamos con eufemismos y si... es cierto, no antidespidos ni cepo laboral, desdramaticemos. Nuestra propia inmadurez e inseguridad nos lleva a relatar armagedones solo para la chiquitaje de ofrecernos como salvadores, como si esa fuera la única motivación que tendríamos para mover el culo de las sillas y hacer algo en política.

El macrista Laspina arrojaba el ruedo del que puede ser el texto vetado de la ley que probablemente votan los diputados mañana: "El proyecto de Massa “es muchísimo más duro que lo que viene del Senado, si queríamos generar una traba, esto genera una doble traba, porque directamente es mucho más duro y tiene un carácter retroactivo que es anticonstitucional, no es el camino que esperábamos cuando iniciamos las conversaciones" (1). Por las dudas la jugada de frenar la ley mediante cooptación de gobernadores o veto salga mal, la chaqueña Carrió busca sacar réditos poniéndose a la izquierda con un proyecto para ponerle un cepo a la iniciativa privada y colocarse a la izquierda virtual de quienes se ubican con la ley antidespidos en  la izquierda posible. 

Desde el viernes pasado, un día después del fracaso estrepitoso y anunciado de la sesión en la que la secta cristinista creyó ver una victoria politica que los repusiera como "jefes" de la oposición, las plumas periodisticas del kirchnerismo se deshicieron en propuestas estrambóticas acerca de como eludir la realidad que se les venía encima, es decir: arreglar con el simpático massita.. Por caso Pablo Ibañez en ámbito proponía votar el despacho en minoría (indiscutible, una sola firma) de la socialista Siciliani antes que el del massismo, cuestión esta última que significaría algo así como una dura derrota simbólica para quienes minimizaron al "Leónidas de Tigre".

El martes (ayer) mientras los operadores del massismo componían junto a Pichetto, sin la interferencia de la secta cristinista, la melodía en que se desencadenarán los hechos en la sesión en la que se tratará la ley de suspensión de despidos en grandes empresas, protección de pymes e incentivo al empleo pyme, el hermano de Daniel Scioli comunicaba hasta donde el grupo de gobernadores que conduce al pejota estaba dispuesto a no incomodar a los gremios y, de paso, blanquear la posición del sindicalismo. Dijo Pepe Scioli que  "el proyecto de Massa sobre la ley antidespidos es el mejor" (2). A todas luces revela la intención de acordar y dar una buena parte de lo que imaginas es un podio para campeones al massismo. Confunde esta conducción de sello una oportunidad del panperonisno de revalidar representación con una vana  victoria política, efímera, exigua y sin sentido por definición.

Massa, bien que le pese a mas de uno, viene torciendo, midiendo con su péndulo de reiki, el sistema hacia la estabilidad del gobierno (de todos los gobiernos) como norma de cultura política y hacia un país mas inclusivo en el plano económico.

Me voy, mañana les cuento algo que le sucedió a uno que quería comprar un coche que estaba a precio de regalo pero le faltaba el 20% para llegar al precio.


(1)http://www.lapoliticaonline.com/nota/97689-el-proyecto-massista-es-mas-duro/
(2) http://www.lanacion.com.ar/1899348-jose-pepe-scioli-el-proyecto-de-massa-sobre-la-ley-antidespidos-es-el-mejor