sábado, 27 de agosto de 2016

Entre la vuelta atrás y subir al Titanic

Caminando con el Hombre del Rifle
En Tannat, en 53 y 10, sentenció no darle bola, en el análisis, a movilización de resistencia alguna ni al canto de la gallina clueca de la desestabilización, es en los "fenómenos" como la marcha de los rosarinos en lo que teníamos que reparar y descular. 

Salimos pisando las crujientes hojas caídas de los arboles del fin del invierno, primavera boarder. La Plata es una ciudad de otoños largos. Su marcha siempre logra que los que vienen en sentido contrario y lo conocen le despejen el paso, sigue siendo el hombre del rifle y nadie quiere estar en la trayectoria del proyectil.

Caminaba llevando por los hombros a Chiconi y Meler, atrás -a prudente distancia- los seguíamos el oveja Donnamaria y este escriba. Un placer reencontrarse con el mas joven y vital dinosaurio bonaerense, Juan Amondarain, el renovador permanente, el maestro de generaciones, aun las de mayor edad cronológica que la de el. 

Acaba de salir la ley del fin de las reelecciones, también las legislativas, y se muestra entusiasmado, satisfecho. Un pasito adelante para que las fuerzas políticas no sean nunca mas "la orquesta de D'Arienzo" en la que el único joven y nuevo es el que canta.

Mesa de amigos, charla distendida
Los diarios de la mañana reflejaban la dificultad de poner en linea operativa al estado mayor comunicacional argento. Mientras Clarín, que le pone el respirador artificial a CFK otorgándole un centro para el que ya no califica, titulaba "El kirchnerismo agita la protesta ante el avance de las causas por corrupción", en La Prensa -impudorosa- leímos el anacrónico "Plan Subversivo", desubicado en estos tiempos como chupete en el culo pero destinado a un publico que por ahí no alcanza a entender aquello que debe ser comunicado mediante mensajes por debajo de la linea de flotación de la conciencia o -mas probable- que quiere confirmar que sus espejismos conspirativos tienen correlato en la realidad.

La Nación, el mejor diario por lejos (para mi, eh), prefirió el sincericidio y que los fundamentalistas caminen hacia la hoguera, se despachó con un "Los empresarios asumen que este año no crecerá la economía", y el "asumen" fue comentado en la rueda de amigos. Ahí la coincidencia, la deadline va a ser corrida tantas veces como sea necesaria hasta que ya nadie crea mas en ella y quede expuesta la verdad de la milanesa: los CEO's, el dream team, el aire nuevo que ingresó a la política sin ser políticos esperan un milagro similar al boom sojero, miracolo que de no producirse asociará al presidente con Judas, el Iscariote.

De cumplirse la profecía platense, Macri nos dejará la espina de la duda clavada en la garganta,  nunca sabremos si vino a hacer realidad la voluntad del eterno o es el felón que camina sin rumbo en el ultimo circulo del infierno del Dante. Para muestra basta un botonazo, el jefe de asesores de la Rosada, José Torello, dijo ayer por la tarde que las inversiones llegarán solo si CAMBIEMOS gana las elecciones del 2017, en fin... tendremos que bajarnos todos para asegurar que vengan los dolares.

El Ministerio de Guerra Interior y el de Atemorización Ciudadana
Esta mañana La Prensa insiste -ojo que con un cambio que lo saca del vintage guerra fria para colocarse en el tremendismo kirchnerista y el autobombo-, el Ministro de Guerra Interior "Frigerio confirmó el Plan Destituyente que anticipó La Prensa". En La Nación se suman a la operación pero en tono moderado y sin exigir el crédito por la primicia: la Ministra de Atemorización "Patricia Bullrich: (anuncia que) "No van a lograr ponerle fin al Gobierno"

Del mismo lado de la grieta pero encapuchados y con piedras en la mano, el kirchnerismo cultural, atraviesa capas en el peronismo, están los que sueñan por la noche levantarse temprano y encontrarse con CFK o cualquiera de sus discípulos de vuelta en Casa Rosada y no en Comodoro Py, tan cerca del paraiso y tan lejos del poder. Esos son los mas funcionales al macrismo, porque atrasan el momento del develo, el momento en que a la cebollita Mauricio se le cae la ultima capa que recubre su naturaleza ajustadora. Pero ni modo, por mas que hagamos que no están, alli estarán, que sean parte del dispositivo de cambiemos no quita la condición de militantes y, repito, allí estarán y estorbarán como los mejores.

Vamos a un año electoral donde no las tendremos todas con nosotros pero saldremos adelante empujados por el el hiperquinético Massa, pero este año hay que asumirse Belgrano y parar al realista a como de lugar, retrasarle la avanzada aun con la colaboración de la secta cristinista y del kirchnerismo cultural de mas de un peronista. 

Cambiemos y cristinismo están dispuestos a ocupar el centro de la escena hasta que nos animemos como sociedad a vomitarles en la cara nuestro hartazgo a sus formas y a su naturaleza.

Llueve en Buenos Aires, pensamientos sombríos.
Hay en las alturas empresariales la necesidad de hacer correr la especie de que están preocupados por el rumbo del gobierno, mas cuando asumieron  -ellos y el macrismo- que cambiemos sería el sello electoral con el que ensayarían confrontar con el kirchnerismo y tomar la rienda del país. Esa jugada les salió, para su asombro, bien y ahora aparece la nausea?.

El rumor intenta matar dos pájaros de un tiro, a llamar la atención al gobierno, que aparece demasiado patinando en el lodazal de la improvisación y la falta de muñeca política, con el objeto que finalmente se ponga las pilas y, no podía ser de otra manera, a mejorar su situación negociadora, no sea cosa que salgan ganando poco y pagando frente a otros gobiernos -que podrían apurar su llegada- los costos de haber sostenido un fracaso.

Lo cierto es que la sociedad no quiere volver atrás pero tampoco embarcarse en un Titanic, y en esta situación no son pocos los que piensan en salir del laberinto por arriba. Los empresarios se adelantan -con su habitual toque Viejo Vizcacha, claro- pero mas de uno piensa en recambios si la situación se asemeja a naufragio.

Bullrich hace de medium de los propios votantes de CAMBIEMOS que piensan que el gobierno está debil por suu ineficacia y puede llegar a su fin con ayuda, la campaña de denuncias de inverosímiles desestabilizaciones parece mas una profecía que busca autocumplirse que una antigualla destinada a defender la democracia. Demasiado llamar a la desgracia como para que la desgracia, que no es sorda, falte a la cita.

En este berenjenal solo dos personas podrían parar el clima "19/20 de diciembre", uno es el panPeronista Massa (claro que con un amplio sistema de Alianzas mucho mas por fuera del peronismo que por dentro) y la otra es la, por ahora, carismática gobernadora de Buenos Aires que habrá que sopesar la intensidad de una probable caída de imagen si le ocurriera una desgracia a un gobierno de su propia linea. La única bajada de linea de Duran Barba en San Juan fue que todos de mil formas diferentes debían repetir hasta el cansancio que "Massa no es creible" y jugó sus fiches a la "carismática" Vidal.

Como en 2001 mas de uno piensa que responsabilidad es tener en cuenta acciones a seguir ante todas las posibilidades, porque de no hacerlo nos estaríamos entregando a la improvisación en caso de que se de la posibilidad negada metodologicamente.

Descarto que podamos, como afirma mi amigo Manolo Barge, hacerle a la sociedad un corte de mangas, “tragar, hasta la última gota, sin escupir”, y que se la arreglen con el arruinador, respuesta que debería reservarse solo para los poderes que los encumbraron.

Llueve en Buenos Aires, pensamientos sombríos. Los despejo por método, siempre fui un boludo alegre. Prefiero pensar que Macri remonta la pendiente y se queda. A ese pilotín de tormentas producidas por la propia inutilidad hay que ganarle el año que viene, a ese y a su contraparte de discurso izquierdozo.

Cierro estos apuntes y mis cavilaciones con una frasecita suelta de Julio Barbaro, astro del stand up choripanero en tiempos de la política espectáculo: "Somos una sociedad con una izquierda y una derecha que no están dispuestas a convivir con los que pensamos distinto, con la democracia".