viernes, 5 de agosto de 2016

La representación


Y los ideologizados que se sienten dueños de los Derechos Humanos jugaron con aquellos a los que nada les importa los DDHH,  lo hicieron como chicos para llamar la atención. 

John Kerry trajo papeles guardados celosamente donde podemos escarbar en dirección de averiguar que nos pasó sin tener que recurrir a los libretos de los protagonistas de aquel momento. Unos sincronizaron la citación judicial de una figura icónica de la lucha por los DDHH con la previa a ese acontecimiento y Bonafini, la citada, se empacó, y en su entorno lograron hacer coincidir la rebeldía -aun no oficial- a la segunda citación con los los actos de repudio. La grieta ayer fue un eco destemplado de la Guerra Fría, anacronismo resistente en estas pampas de Dio's, de un lado los que denuncian causas armadas del otro los que recuerdan que "Sueños Compartidos" debía hacer casa para los pobres y aconteció no solo en Democracia sino en gobierno de los organismos de DDHH, en el medio un pueblo que canta "ni yanquis ni marxistas", asi que tambien resucitó la dos demonios.

Sin embargo hay algo interesante para discutir. Tal parece que los organismos de DDHH no alcanzan a entender su rol docente, es decir que hay una sociedad que espera que los que por siempre clamaron por justicia se sometan a ella mas que cualquier otro ciudadano, si ellos no lo hacen de quien vamos a esperar esa actitud?. 

"El que mucho abarca poco aprieta".
Una parte de los hijos de Hebe, los legisladores nacionales del FPV, aparecen ante los ojos de buena parte de la sociedad como preocupados por cuestiones que no les afectan. Como van en contra de todo, eso incluye a la boleta electoral electrónica, casi una excentricidad esa pelea en la Argentina de los tarifazos y la poda al poder adquisitivo de salarios, eje del ajuste macrista. El macrismo, hábil comunicador, resalta de entre todo aquello que se opone el FPV -y toda la opo- los puntos que los deje peor parados. El ex FPV, casi un zombie político, no supo, en estos tiempos de llano, definir un sujeto social al que interpelar y  cuyos intereses representar cabal y exclusivamente, por eso aparece pegando puñetazos al aire, a todo bulto que se mueve a su rededor. 

En sintonia, el PRO, puesto a elegir entre la construcción de la hegemonía con sus necesarias alianzas sociales y políticas ha privilegiado la economía por sobre la política y concede a troche y moche ventajas para los sectores económicos a los que pertenecen. Es un sistema plantado en clase media alta para arriba, es su problema. 

El Frente Renovador hace rato eligió, y acertó según mi entender, su sujeto social, lo encontró en la clase media baja y de alli no debe fugar enredadndose en discusiones que nos desperfilen. Massa visitó a Macri, como antes lo hizo hasta con la familia Kirchner, para hacer del dialogo un compromiso de todos los sectores. Mientras enhebra un acuerdo, que por ahora parece dificil de alcanzar, con Stolbizer que vaya mas allá de la coyuntura y que exceda las coincidencias en la agenda legislativ, se reúne con el Gallego de la Sota y los economistas del FR/UNA quienes ofrecieron un diagnostico de la situación.  

Que decía ese documento lo sintetiza muy bien un medio: "En el informe, los economistas del Frente Renovador... expresan su preocupación por los índices sectoriales y -en especial- por la caída en la capacidad de consumo de la gente. Tanto Massa como De la Sota y Lavagna coincidieron en  señalar que recuperar el poder de compra de la clase media trabajadora va a reactivar la economía. Una premisa que choca con la posición del gobierno de “resolver las cosas desde arriba para que derrame al resto de la población”.

Es por ahi, alli vamos.