viernes, 11 de septiembre de 2009

Lucas Carrasco se la come

El movimiento nacional es una manifestación de fe a una íntima convicción acerca de la inevitabilidad del destino manifiesto de un pueblo y una tierra que excede las fronteras planteadas por los fundadores de las patrias chicas. Es la espóntanea adhesión a algo que nos excede y no son pocas las veces que provoca la paranoica percepción de que estamos siendo víctimas de poderes que a veces no entendemos ni conocemos.

El Movimiento Nacional de la Patria Grande es un ave Feníx que de a ratos parece agotado, gastado, y vuelta a vuelta renace con la fuerza de un huracán. Pareciera no tener brújula y sin embargo ha dado muestras claras de que cumple un plan que responde al sentido de unidad de destino en lo universal de hombres/mujeres y pueblos diferentes.

Es una creación hijoputesca que da aliento a una resistencia, por eso la sensación que alimenta nuestras páginas es la misma que describe Atahualpa Yupanqui en sus coplas del payador perseguido.

A veces su amplitud es el peligroso paraguas en el que se guarece algún que otro granuja que anda suelto por ahí con la pretensión de hacerse de una carrera política sin tener en claro que corno es lo que hace que tantos apoyemos esta loca idea.

El Movimiento Nacional no es de los peronistas argentinos, es más, creo que - si ha de pertenecer a alguién- es más de los no peronistas argentinos que de los peronistas y esto no quita que durante los últimos 60 años el volante se lo hayan confiado a compañeros que se identifican con esa sigla.

Muchos de los no peronistas que coinciden con nosotros, a veces han sido más peronistas que los que nos decimos peronistas, por que no los retiene la disciplina y el espiritu de cuerpo partidario, y no vinieron o se abrieron cuando nosotros quedamos bancando a los que se bajaron los pantalones.

Crear "ismos", muchas veces, es tener la vista corta o la ambición más larga que la convicción.

Organizarse y encuadrar no significan fragmentar.


Ser consecuente sirve a objetivos mayores, ser crítico y orgánico (aunque no haya orgánica) sirve al conjunto, pero ser obsecuente es reprochable.

Siempre dije que soy peronista, que no me detengo en los "ismos" internos (que siempre se intentan). Muchos de los no peronistas que coinciden con nosotros (a veces han sido más peronistas que nosotros abriéndose y no bancando a los que se bajaron los pantalones)

Si actúaramos concientes de lo larga que es la lucha, muchas veces no acompañaríamos las tristes operetas por forzar la continuidad de ciertos liderazgos o de políticas que podrían llevarnos a nuevas y amargas frustraciones. El resultado de forzar esta parte de la historia puede ser objetivado con la segunda palabra de las películas de acción: "fatal, letal, mortal".

Siempre me alegro cuando vienen hacia el movimiento "gentes" nuevas, que no son nuevas por que siempre estuvieron ahi. Con la bloguería me pasa eso, estuve leyendo a Lucas Carrasco que procesa procesos enteros repletos de antagonismos y los resume en 20 lineas, a veces tira puntas que te llevan a pensar que lasu superación o resolución de las contradicciones está cerca.

Esto de hoy es solo un ejemplo:
"no quiero más odas a las peores cosas del kirchnerismo solamente porque Clarín dice que son malas, como si todo, todo en la política, fuera una cuestión de acomodo relativo de las piezas que juegan."

"ese es el diagnóstico que comparte el peor fundamentalismo kirchnerista con la derecha que impugna las políticas públicas de este Gobierno."

"Los blogs son importantes para algo: para DECIR, para tratar de pensar un poco más allá, sin tener que bancar todo a cualquier costo, sin tener que impugnar todo a cualquier otro costo. Asumiendo que existen las contradicciones, sin ocultarlas: explorándolas, incluso."

"Y el que quiera oir, que orga."
Lucas pudo sobreponerse a los dictados de su sangre (es descendiente de Urquiza, el del Pronunciamiento y un visionario por cuanto fue el primero en poner a nuestros ejercitos bajo las ordenes del ejercito brasilero) y sintetizar un montón de voces que no encontraban coincidencias y se comió el debate endogámico (¿?) de los blogs: "Militancia en Internet".

Se comió la aparente contradicción interna que amenazaba con quebrar el espacio nac&pop de los blogs argentos, ¡¡que comilón este Lucas!!!.

Aqui pueden leer el post completo



Video: Gustavo Ceratti en "los libros de la buena memoria"

7 comentarios:

Charlie Boyle dijo...

Venía bien, me encantó hasta lo azul, incluso la cita a Lucas, lo que se queda corto es en la contradicción blogueril, tendría que desarrollarla.
Ud. es un calentón y me parece que la calentura lo extravía a veces

Verboamérica dijo...

Las contradicciones son las mismas que a nivel macro... y Makro es "el mejor negocio para su negocio".
http://www.makro.com.ar/site/makro/pt/home/home.aspx

Saludos Omix, chivediamo domini

OMIX dijo...

epaaaaaaaa Verbo que dominio del italinao, ¿estás pensnando en apoyar a berlusconi o emularlo?

OMIX dijo...

Charlie te cuento que estabamos debatiendo sobre militancia y blogs, los límites, hasta donde cada uno puede militar y serle leal a sus lectores, a su pensamiento, a su linea editorial. Sobre la relación entre blogs políticos y disciplina y acompañamiento de una gestión. Excede eso pero me parece que el nieto de urquiza lo planteó muy bien.

guille dijo...

Viste como es.
Nos vemos mañana.
saludos.

LIBERACIÓN dijo...

El otro día escuchaba en carta abierta que expusó con poca claridad que no habíamos entendido el nuevo fenomeno de la militancia, iternet, blogs, facebook y ágoras al estilo carta abierta. Me reía por dentro, porque en su snobismo clasemediero, bien propio del peronismo progresista platense, bastardeaba la militancia territorial. El blog es una forma de militancia, pero dista mucho de ser una nueva forma de representación articuladora de un sujeto político. Y en ese punto, le doy la razón a Carrasco, que representamos??? La minoría peronista o nac&pop progre de la clase media?? Ni siquiera eso. Si entendemos que el blog es un contradiscurso de los mass media, prefiero quienes indagan sobre las contradicciones del movimiento y quienes indagan sobre los errores, porque no es una cuestión de bancar modales populistas (de hecho todos los bancamos), es una cuestión de vida o muerte en los barrios. Me sorprendí bastante cuando salieron algunos con los tapones de punta a bancar a Jaime o a Moreno. Porque lo que diga Clarín me tiene sin cuidado, me sorprende y preocupa más la vivencia del tipo común, que se caga de risa del INDEC y putea la inflación, o viaja todos los días como el orto en el Roca o en el Sarmiento, de ahi legitima su discurso la derecha, no lo inventa!!! Y muchos salen a bancar supuestos modales populistas como panacea revolucionaria, pero la racionalidad popular, columna vertebral de los populismos latinoamericanos, nos dice otra cosa. Una cosa son formas y modales, que aceptamos y hacemos, otra es la impericia, la boludez y la ineptitud, de cientos de funcionarios de este gobierno que no se les cae una puta idea y eso repercute en lo cotidiano.
Un abrazo.

Bob Row dijo...

¿Qué pesa más, el Movimiento Nacional y La Patria Grande o el Roca y el Sarmiento, como advierte Liberación? ¿quién fue el genio que mandó los inspectores? ¿y si el Yenga se viene al suelo en el Congreso a quién van a culpar?

Lo mismo pasa con la módica "militancia" bloguera.

Usted forma en un Partido amplio y se atiene a lo que marca la orgánica. Nada que reprochar.

Pero algunos se cuelgan aquellas etiquetas hermosas en la solapa y ya se creen los patovicas de la fiesta.

Creo que a esos Lucas les recomendó bajarse un poco del caballo y formar en la infantería a la que pertenecen; con un poquito de humildad ¿no?
Un abrazo.