miércoles, 26 de septiembre de 2012

Cuadernos del Delta (IV y 3/4)

Subimos.
Manuel Belgrano es un heroe, tambien, porque los primeros años de la aventura  independentista fue el que hizo lo que los demas no querían, poner la firma en los fracasos belicos.

Bajemos hermanos.
El  PRO está indeciso, si fuese a ganar algo habría demasiados que pondrían la testa para que la llenen de laureles. La Provincia de Buenos Aires se tornó lugar inseguro para las cacerías de cargos, cualquier encuesta seria lo diría, hasta salta de la lectura de las pedorras que abundan.

Es coto de caza del peronismo bonaerense y los de afuera son de palo. La del año que viene va a ser una elección de jefes, bonaerenses y políticos de raza, todo aquel que intente terciar con chamuyo FUE.

Quizás por eso y porque no se puede retirar del territorio bonaerense sin que se le achique el escudo de protección que le provee no ser -por escaso margen- un partidito vecinal, el Pro está haciendo brainstorming con poca suerte. Parece que va a probar con marketing puro,
Palermo, Dady Brieva y Milinkovic, las opciones del PRO para la provincia
... en el macrismo empezaron a analizar la posibilidad de repetir la estrategia de Santa Fe y a barajar celebridades para encabezar la lista bonaerense en 2013. Por la falta de un plan B y la desconfianza hacia De Narváez, los deportistas y el Midachi son los primeros nombres que suenan.http://www.lapoliticaonline.com/noticias/val/85424-105/palermo-dady-brieva-y-milinkovic-las-opciones-del-pro-para-la-provincia-.html
Seguramente no consultaron ni con la almohada menos aun con los deportistas y artistas cuyas famas utilizaron para esta triste opereta. Asi no le va a quedar ni el cousin.

Construcción distinta (de hecho construcción política y marketing no son lo mismo) es esta que comenta Maria Emilia Rebollo en un extensa nota el diario ambito financiero
Intriga a Brasil el imparable auge político de los evangélicos
QUIÉN ES CELSO RUSSOMANNO, POPULAR PRESENTADOR DE TV Y FAVORITO PARA GOBERNAR LA GIGANTESCA SAN PABLO
Aunque la primera vuelta de las elecciones municipales se celebran el 7 de octubre en todo Brasil, la atención se concentra en torno a la populosa San Pablo, la ciudad más grande de Sudamérica, donde el candidato del Partido Republicano (PRB), Celso Russomanno, logró consolidarse como favorito con el apoyo de la comunidad evangélica, y parece correr de la competencia a su rival petista, Fernando Haddad. Si la tendencia se mantiene, Russomanno competiría en balotaje con el socialdemócrata José Serra, una de las figuras más prominentes de la oposición a Dilma Rousseff.
El aterrizaje de Russomanno en la política, otrora conductor de televisión, instaló un álgido debate sobre la inclusión de la religión en la carrera por la Alcaldía, dado que su campaña está dirigida por el obispo de la Iglesia Universal del Reino de Dios, Marcos Pereira.
Según se desprende del censo de 2010, los seguidores del culto neopentecostal aumentaron del 15% al 22% de la población, en detrimento de la Iglesia Católica, y el máximo volumen de fieles se ubica entre la clase trabajadora y las zonas periféricas, desde siempre base electoral del Partido de los Trabajadores (PT).
Pero según analistas, Russomanno se convirtió en el factor sorpresa de estos comicios por un cóctel de méritos propios y errores ajenos. «El ascenso de Russomanno tiene que ver, más que nada, con que se presenta como un candidato diferente al resto de la oferta. Por años condujo el programa Aquí y ahora, donde se presentaba como un fuerte defensor de los derechos del consumidor, y desde allí logró forjar una imagen muy cercana al pueblo», afirmó a este diario Mauro Paulino, director del Instituto Datafolha. «En una medida más pequeña, también influyó el apoyo evangélico, porque llegó a penetrar en sectores donde una campaña no siempre hace pie, si bien el número de electores no es significativo»,

No todo lo que brilla es oro, lo de Russomano no va ser replicado en estas costas con incluir un pastor a lo Sergio Bergman. Al  marketing hay que tenerlo en cuenta pero no puede ser el manual de instrucciones de la política.

Bue... dejemos que el Pro se siga equivocando y mostrandoselo a todo el mundo, mientras nosotros miramos hacia adentro y nos abocamos a pensar como corregir desviaciones que intentan superar desde la técnica a lo político.