domingo, 13 de diciembre de 2015

El Peronismo como último Refugio, el populismo como pantalla

En orden cronológico leemos

"Le agradecería que en su etapa final no busque refugiarse a un peronismo al que nunca perteneció"
Carta de Oraldo Britos A CFK
Doctora Cristina Fernández de Kirchner.
S/D
De mi mayor consideración:
He creído conveniente dirigirme a Ud., solo para comentarle algunas cosas que solo significan un recordatorio para tener en cuenta en su futuro, por cuanto en las próximas horas habrá terminado con el honroso compromiso y responsabilidad que le concedió en su momento el pueblo argentino.
Si bien es cierto en 1979 tenía conocimiento de su existencia en Río Gallego por los comentarios del Escribano Deolindo Felipe Bittel, procesado por el Juez Federal Dr. Pinto Kramer, quién tuvo que declarar en esa ciudad por haber denunciado en un documento en nombre del Partido Justicialista ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Buenos Aires la desaparición, torturas, encarcelamientos, persecución y cesantías de personas por parte de la dictadura militar.
El "Chacho" Bittel recorrió más de 4.000 kilómetros desde su Villa Ángela (Chaco) hasta su Santa Cruz en un Fiat 1.500 solo acompañado por su abogado, una vez en Río Gallego solo se encontró con el apoyo del ex Senador Nacional Edgardo Murguía y un grupo importante de compañeros, mientras que Usted y Néstor evitaron comprometerse con sus presencias, dada la amistad que mantenían con el citado Juez, según hicieron trascender posteriormente, que no pudieron acercarse por razones de seguridad.
En 1982 cuando las Fuerzas Armadas toman la decisión de invadir Malvinas, hecho que el pueblo argentino recién conoce cuando ya se encontraban nuestros hijos en la isla, por lo que el Peronismo decidió con valentía acompañar este operativo, pero que no significaba reconocimiento alguno a la dictadura militar. En esa circunstancia el Justicialismo decide conformar una comisión para visitar todas nuestras bases en el Atlántico Sur, dando muestras de solidaridad efectiva a nuestra posición, la misma estuvo integrada por Deolindo Bittel, Antonio Cafiero, Carlos Corach, Alberto Iribarne, Carlos Sarboli y Oraldo Britos.
Largo resultó nuestro viaje a la Patagonia pasando por Trelew, Comodoro Rivadavia, Río Gallego y Río Grande, en cada lugar pudimos tomar contacto con nuestros soldados, pero en Río Gallegos en una reunión donde participaban las autoridades militares y algunos civiles, entre los que se encontraban Ud. y su esposo Néstor, se nos informó detalladamente sobre la situación imperante, naturalmente con mucho optimismo de parte delos Jefes Militares presentes.
Posteriormente en un aparte en el mismo lugar recuerdo haberlo escuchado a Néstor reprocharle a Bittel por la decisión que habíamos tomado en participar en la conformación de la multipartidaria junto a otros partidos políticos que ustedes consideraban enemigos del peronismo, mientras que hasta ese mismo momento tanto Néstor como Usted no habían sabido expresar ningún tipo de preocupación por los horrorosos momentos que vivía nuestra patria, más aún su cuñada Alicia Kirchner era una funcionaria ferviente colaboradora del gobierno militar en la Provincia de Santa Cruz.
En 1994 tanto en Paraná como en Santa Fe pude tratarla en la Convención Nacional Constituyente convocada para reformar la Constitución Nacional como compañera en la conducción del Bloque Justicialista cuyo Presidente era el Dr. Augusto Alasino, Vice 1° Oraldo Britos y Vice 2° Cristina Fernández de Kirchner, siempre nos encontrábamos con muchas dificultades para constituir un bloque coherente, culpa de su permanente obsesión de pretender ser una figura política trascendente y por otra parte nunca demostró pertenencia a su representación política, especialmente por el destrato con nuestros propios pares.
En 1995 cuando terminaba mi mandato como Senador Nacional, usted ingresaba a nuestro bloque Justicialista del Senado, poco tiempo después fue expulsada del mismo por indisciplina y conducirse en todo momento con su sentido egocéntrico, rechazando los verdaderos valores que todo funcionario debe cumplir.
Años más adelante pudimos ser colegas en el bloque Justicialista como Diputados Nacionales donde una vez más pudo demostrar su falta de humildad para convivir, destacándose siempre por su actitud imperativa que al no sentirse respaldada en sus caprichos un día abandonó su asiento en el bloque manifestando a viva voz que: "Me voy de este bloque porque es un quilombo".
Estoy cumpliendo 83 años, trabajé 25 años como ferroviario, ahora colaboro con la UATRE, supe ocupar numerosos cargos en el Peronismo y la función pública, por eso soy un agradecido a Dios y la vida, sinceramente no la quería molestar durante su gestión con estos malos recuerdos, la sociedad ya la ha juzgado, por lo que le agradecería que en su etapa final no busque refugiarse a un peronismo al que nunca perteneció y tenga en cuenta que: "La función pública es para servir y no para servirse de ella".
Oraldo Norvel Britos, 09 de Diciembre 2015.
https://www.facebook.com/gualberto.rios/posts/10208269196357055?fref=nf&pnref=story
"Laclau y algunos teóricos de similar estatura crearon el manual del neopopulista, que Cristina Kirchner cumplía antes de haberlo leído".
¿Qué pasa cuando de repente el populismo autoritario se queda sin caja y sin pueblo? Laclau y algunos teóricos de similar estatura crearon el manual del neopopulista, que Cristina Kirchner cumplía antes de haberlo leído. Ungir a un líder único y todopoderoso, buscar la hegemonía a cualquier precio, romper el concepto del parlamentarismo y de división de poderes, generar antagonismos feroces y partir a la sociedad entre réprobos y virtuosos. Este manual no tenía diseñada, qué olvido, la posibilidad de que el régimen quebrara económicamente, implosionara por su propia negligencia y dejara de representar a la mayoría. El formato era insolente y turbio, pero en el fondo algo ingenuo...
Jorge Fernandez Diaz, 11 de diciembre 2015