lunes, 28 de diciembre de 2015

Oposición propositiva o mero-mero colaboracionismo?


Hacer volar todo por los aires para regresar cuanto antes o suturar heridas internas, reconstituir el tejido dañado, sobreponernos a los vicios y reflexionar sobre lo que nos ha pasado y mientras tanto hacer POLITICA, asi con mayúsculas es la alternativa de la hora.
La secta cristinista ya sentenció: 
a- el gobierno de Macri es neoliberal y por lo tanto anti-nacional y anti-popular 
b- el reaseguro de bienestar para los sectores populares, piedra fundacional del "superado" peronismo, es la secta de progres urbanos, populistas en el poder y republicanos en la oposición, que son conducidos por multi-milonarios de fortuna de enigmático origen, o sea el cristinismo, y cuanto mas rápido se generen las condiciones para su regreso mas posibilidades de reconstruir el paraíso habrá, es decir "cuanto peor, mejor".
El PJ del FPV no despierta aun y sueña con conducir algo alguna vez con esos loquitos dentro. No se anima a dar el portazo y cada dia que pasa se volatiliza la precaria autoridad (popularidad-imagen positiva) que le queda a tipos como Randazzo, Perotti y Urtubey entre otros. El pecado común del PJ del FPV, del que ni siquiera los tres compañeros mencionados pueden rescatarse, es ese anhelar el retorno al poder sin preguntarse para que y para quien, aunque los nombrados cuestionan públicamente el "a cualquier precio", que es todo un avance.

Si se quiere abandonar la idea de que la confrontación, aun la estéril o mas que ninguna otra la estéril, es la partera de la historia y en ese sentido provee las oportunidades de cambios para mejorar la condición se los sectors populares, hay que laburar mucho. Porque el cristinismo y una parte del gobierno del CAMBIEMOS y de su base no saldrán de la confrontación. Padecen del Sindrome de Kachigani  (*) y este es incurable.

El FR intenta desde la correlación de fuerzas imponer otra dinámica o al menos dar el ejemplo de como debe hacerse el desguace del conflicto por el conflicto mismo,  y los medios -hegemonicos claro, que maneja el macrismo y el cristinismo le llaman "colaboración" palabreja que sin ser incorrecta es atraída hacia el despectivo "colaboracionismo" de muy mala prensa. 

Así podemos leer, por ejemplo, en el diario El Dia el pirulo "Colaboración con matices"
“Seguimos con la idea de colaborar con Vidal. Y a nivel nacional criticamos el método, pero no el fondo”. Así definió ayer un estrecho colaborador de Sergio Massa el posicionamiento del Frente Renovador en el nuevo escenario político que se abrió con la llegada de Cambiemos al poder. Claro que ese apoyo viene con matices: a la Gobernadora le reclaman una ley que limite la reelección indefinida de los intendentes, mientras que al Presidente le piden que firme un decreto -uno más en una cadena que promete ser larga- para bajar impuestos y canalizar ayuda social hacia las familias afectadas por las inundaciones en el Litoral argentino.
http://www.eldia.com/opinion/colaboracion-con-matices-105635
Hay que asumirse como opositores propositivos y llamar a las cosas por su nombre, esto en Perú, en Suiza, en USA y  en Australia se llama: plantear condiciones para el apoyo legislativo de una iniciativa. El que pueda encontrarle un eufemismo atractivo, tipo "corralito", que lo haga publico por que se nos viene el "colaboracionismo" encima, asi y todo hay que continuar con el ensayo y bancar los trapos, una buena parte del país lo necesita.

En el orden nacional se libra una batalla en la comisión bicameral de revisión de los DNU, en La Plata ademas los bloques legislativos del FR atinden el día a día de una de las madres de todas las batallas, la connivencia política, empresarial, bancaria, policial con el  narco porque "la verdadera lucha contra el crimen organizado no se da en conferencias de prensa mostrando dudosos procedimientos donde se incauta droga pero no aparecen ni los responsables ni la ruta del dinero" como aseguró un jefe legislativo.

Algunos haran hincapié en el toma-daca otros desaprobaran el colaboracionismo, desde el fR les respondemos que nos debemos a los mas de cinco millones de votos en todo el pais y no bajamos las cortinas de la política para acelerar nuestra llegada al poder. Tenemos prioridades que son el mandato de nuestros electores.

(*) Pd
Kachigani: Durante la Segunda Guerra Mundial, muchos japoneses se quedaron aislados en diferentes puntos del mundo. Sin embargo, creían que el conflicto no había terminado y no había manera de convencerlos debido a que consideraban a todo el mundo como enemigos e incluso a sus compatriotas japoneses los consideraban traidores al servicio del enemigo que intentaban engañarlos para que depongan las armas.