jueves, 3 de diciembre de 2015

Vandorismo Lúcido o Resistencia sin Libertadora

Luciano Chiconi retratado
por la joven promesa de la fotografia neoyorkina
Alison Scarpulla 
Leemos...
 "con Macri en el poder, las elites más lúcidas de las distintas dirigencias panperonistas pretenden afianzarse en el lugar de la “gran Cafiero” frente al nuevo presidente, descartando otras opciones más llaneras. En esa interfase parece primerear Massa frente a otras instancias opositoras: el acuerdo con María Eugenia Vidal que le permite ocupar la presidencia de la Cámara de Diputados de la PBA representa una zona institucional de puja parlamentaria, pero también una zona política que permea hacia los municipios, en la medida de que Massa comienza a disponer de incentivos para acompañar a sostener la viabilidad de territorios que pueden quedar fuera de la oxigenación plena del presupuesto nacional.
Es un juego que recién empieza, pero que marca cuales van ser las reglas del vandorismo lúcido que se juega fuera del desierto resistente al que hoy aspira el efepevesimo, juego del cual ya participan algunos gobernadores que captaron “a tiempo” cuál era la verdadera personalidad política de Scioli  (Beder/Casas, Verna, Urtubey)  y fueron al juego directo con Macri.
Sin embargo, sería una presunción verosímil pensar que Macri también tenga reservado otro juego...

http://desiertodeideas.blogspot.com.ar/2015/12/la-oposicion-cultural-macri.html


1 comentario:

Gustavo Daniel Molina Pagano dijo...

Hola Omar...
Ya te lo dije, pero voy a repetirlo... ¡Con vos aprendo! Sé que vas intuyendo movidas en el ajedrez de la política. Sin embargo, Macri no tiene mucho abanico para moverse políticamente hablando... No le queda otra que solucionar problemas y traccionar lo mejor que pueda, para mantenerse a flote.

El problema más grande según lo entiendo, somos nosotros: Es decir el "Peronismo"... No lo digo por tipos como vos o yo. Lo digo por los territorialistas. Macri va a necesitar mucha cintura, para conformar a la mayoría de las voluntades. Esto en un país acostumbrado a las cajas que provocan "éxtasis" y que están a cero, es un problema.

En cuanto al Vandorismo, que bien podríamos llamar "Moyanismo" con una pata aquí y otra allá, hay un hecho concreto: Si tenemos más y mejores trenes y barcos y esto le otorga una ventaja competitiva a las economías regionales, es obvio que entre medio vamos a tener menos camiones en las rutas. La pregunta en cualquier caso, es: ¿Cómo va a repercutir esto en el entramado que vos llamas Vandorismo?

¿Vamos hacía un país razonable y lógico o seguimos con la misma de siempre?

Es una disyuntiva, que no deja de poder formularse de diversas formas. Por otro lado, estamos preparados los argentinos, para facilitar el acceso al porvenir, aún haciendo sacrificios en concepto de dinero y poder. ¿Soy claro? ¿Estoy mal enfocado?

Un abrazo!!!