sábado, 20 de septiembre de 2014

Tucumán, el factor Cano

Cronograma electoral tucumano
Agosto
PASO Presidencial y legisladores nacionales:  9 de agosto de 2015
Elecciones provinciales a Gobernador, vice, legisladores provinciales e intendentes: 23 de agosto

Las encuestadoras del pan-efepeveismo no le dan buenas noticias al oficialismo tucumano. La sciolista Poliarquía por ejemplo confirma la sospecha de deterioro de imagen oficialista haciendo publico estos datos: el 52 por ciento desaprueba la gestión combinada provincial y nacional  y que el candidato con mayor intención de voto es el senador radical José Cano, incluso sobre la esposa de Alperovich y presidenta provisional del Senado de la Nación, Beatriz Rojkés. Cano acumula un 51% 27% ya lo vota y 24% podría votarlo) contra un 29% de su seguidora la Betty Alperovich (20%+9%), la medición instala -ese es su objetivo- al Ministro de Salud de CFK y precandidato sciolista como segundo en las preferencias populares. Las pretemsiones de Juan Manzur, serían respaldadas por un 30% (17 + 13) de los electores tucumanos. Frente a este panorama Alperovich, impedido de reelegirse hace la gran CFK y envía a sus "Máximos" a hablar de re-re.

Esta mañana encuentro en La Gaceta un cuadro de situación extenso del que extraigo solo una parte.
El alperovichismo sabe eso ahora más que nunca: al gobernador “no” le gustaría que su esposa sea candidata a sucederlo por razones de encuestas. En los últimos meses, el gobernador la llevó a cuanto acto oficial hubiera y pidió personalmente a sus “desayunadores” que “la sacaran a Betty” (Beatriz Rojkes de Alperovich) y “le dieran prensa”. El objetivo: medirla. Parece que los números no fueron halagüeños. En ese contexto, (Domingo) Amaya (el intendente -PJ- de San Miguel de Tucumán) tiene los votos que el oficialismo necesita para seguir siendo oficialismo.
En el radicalismo la lectura es similar. El Frente para la Victoria, unido, le sacó 100.000 votos de ventaja al Acuerdo Cívico y Social en octubre. Sumar al amayismo desmembrándolo de las fuerzas alperovichistas es la llave para llegar a la gobernación.
Ahí se libra la batalla más histérica: los operadores de Cano (radical y único candidato con posibilidades ciertas que tiene la oposición) le ofrecen la vicegobernación a Amaya; los alperovichistas le dicen que, para el caso, sea el vice del peronismo; Amaya dice que como es la clave para un triunfo seguro, quiere la gobernación; y todos se amenazan con derrotas históricas en caso de no llegar a un acuerdo. En ese campo minado no hay margen para pisar en falso.
En el camino a ese enfrentamiento capital hay una reyerta intermedia. Las PASO prometen ser una picadora de nervios para todos y todas. En el oficialismo, Alperovich tendrá que decidir a qué precandidato presidencial acompañar. Hoy, en Tucumán, el mejor parado es el que menos afecto “K” despierta: Scioli. Los que sí están en gracia con la Casa Rosada son los electoralmente intrascendentes Florencio Randazzo, Julián Domínguez y Agustín Rossi.
Pero esa disyuntiva es menor comparada con la del radicalismo, que debe enfrentar dos elecciones en 15 días pero tiene sólo un candidato: Cano. Ya se sabe, él es el natural candidato a gobernador de ese espacio para el 23 de agosto. Pero 15 días antes son las PASO. Es verdad: son nacionales y lo que importan son los candidatos presidenciales. Pero el PJ postulará en Tucumán a Alperovich (via cuestionamiento constitucional de la posibilidad de reelección) y si el oficialismo amasa muchos más votos en esas internas abiertas que sus adversarios, puede ser un golpe de efecto en el electorado indeciso, al que tratará de instalarle la sensación de que el resultado se repetirá en los comicios provinciales. Por ello, cada vez son más los dirigentes del centenario partido que se animan a proponer que Cano también sea precandidato a senador.
Pero el segundo nombre de la “doble candidatura” es “testimonial”. Y su apodo es “asegurarse una banca si no se está seguro de ganar la gobernación”. Más allá del prejuicio político (que no es poca cosa en términos electorales), ¿qué pasaría si Cano, que no enfrenta a Alperovich en las provinciales, sacara menos votos que Alperovich en las PASO? ¿Cómo lo afectaría 15 días después?
Si no son demasiados nervios ya, aparece el frente interno. Si el diputado radical también se postula en las PASO, alineado en principio con Ernesto Sanz, se enfrentará con quienes, en principio, son sus socios. “Cano gobernador” es el único asunto indiscutible en la UCR. Todo lo demás “está por verse”. El legislador y vicepresidente del radicalismo, Ariel García, será precandidato a senador en respaldo a Julio Cobos, tanto para ayudar al mendocino como para promocionarse a 15 días de las provinciales. Y sobran los presidenciales: Elisa Carrió, “Pino” Solanas, Hermes Binner... 
¿Los presidenciales de UNEN vendrán a hacer campaña por Cano si él sólo apoya a uno de ellos?. ¿Y Sergio Massa, a quien Fernando Orellana le avisó en la Fiesta de la Empanada que quiere ser su precandidato a senador, también vendrá a levantarle la mano al radical?.
Si en el PJ hay muchas figuras y en la oposición sólo hay una, sería oportuno que los adversarios del peronismo asumieran que hay muchas cosas que hicieron muy mal.
http://www.lagaceta.com.ar/nota/608741/opinion/guerra-nervios.html?utm_source=Twitter&utm_medium=BotonMovil&utm_campaign=Twitter 
Lo resaltado en amarillo, enlace, subrayado y las negritas fueron agregados por este blog.
El diario da como cierta la ficción de suma de candidatos en las PASO como fortaleza en la elección de octubre que ya he puesto en dudas en varias oportunidades (Caso: el sanjuanino Frente Compromiso Federal rejuntó a Basualdo, Cáceres, Conti, Ibarra, Colombo y otros en 2013 y se constituyó en la gran novedad de las PASO, para después perder -en octubre- casi la mitad de su potencia electoral).

Producto de una política sin alambradas, el tucumano radical Cano se reserva el derecho de dejarse levantar la mano por quien se perfile en las PASO presidenciales como el ganador de octubre entre el FR y el FaUnen y creo saber quien estará en primera linea de esas dos opciones.