sábado, 18 de abril de 2015

El PRO, triste, solitario y final

Decíamos hace unos meses cuando comenzó la "sensación de amesetamiento" de nuestro amado líder el príncipe Sergio I° de Tigre y comarcas circunvecinas que

Massita se ameseta?:                   -Quizás si pero, ojo que, no está en las chapadas brasileras a 600 metros de altura, digamos que mas bien su temporal amesetamiento se da en el Altiplano.  
Y... que sigue?
- Esperar que escalen los que puedan y cuando no den mas y la falta de aire los apune, entonces será tiempo de continuar la marcha.
Desde el 10 de diciembre de 2011 el país político comenzó lentamente a marchar rumbo a la sucesión presidencial, una cuenta regresiva se abría para la dirigencia. Los llamados a la re-re elección de CFK perseguían el exclusivo objetivo de mantener la expectativa y evitar la retirada desordenada y la volatilización de apoyos al Poder Ejecutivo Nacional en un país en el que hay antecedentes de gobiernos desgastados que terminan yéndose en helicóptero. 


El resto de la militancia suele tardar mas tiempo en darse cuenta del inicio de estos procesos pero, a la larga, terminan por visitar la agencia de viaje para enterarse de nuevos destinos posibles.


A la par se apagaba la vigencia de los relatos nacionales fuertes. De loco que somos los renovadores afirmamos que iba a preponderar en esta época el interés local. Ya en 2015 no pueden leerse las elecciones adelantadas como indicios de la elección presidencial en el distrito y menos proyectarlas a la nacional. Los votos del candidato a gobernador o de todas los candidatos de una fuerza en elección municipal o provincial no son automáticamente trasladables a su candidato presidencial, sencillamente porque  el elector opta por aspirantes a ocupar el sillón de Rivadavia de una canasta en la que todos deben parecerse mucho: "la Argentina vota la misma agenda, la que impuso Alfonsín en 1991 para oponerse a Menem y clavó definitivamente el FREPASO en 1995, agenda social, , institucional y  política moderada con un toque de populismo, económicamente moderada pero simpática con el capitalismo". Ignacio Zuleta en la pagina del neoherminismo.

Este preámbulo se debe a que empezó el calendario electoral y politólogos, empresarios, sacerdotes y periodistas se largan a interpretar la materia política sin arrimar el bochín. Como suelen no acertar una (como el Pato Lucas del cartoon) una vez que las burbujas se deshacen buscan disimular la brecha entre su predicción y el resultado con la explicación de un "batacazo". A ellos, desde el Frente Renovador, les pedimos que salgan de los microclimas que les crean para consumo exclusivo, que se den un baño de pueblo y realidad, y abran sus mentes; es que ya en 2013 dieron vergüenza ajena, eviten que en el futuro cuando nos volvamos a ver no podamos contener la risa socarrona.

Un error  en el que están cayendo hoy consiste en aceptar mansamente la falsa "nacionalización" de los resultados municipales y provinciales, que se motivan en la necesidad de los comandos de campaña de influir mediáticamente sobre el animo de sobrepolitizados y estructuras para volcarlas a sus proyectos. No le pedimos que no se interesen en política, le pedimos que no compren todo lo que les venden, recuerden... eviten en nuestro rostro el aire de autosuficiencia, gracias.
Asi que sres y sras politólogos, empresarios, sacerdotes y periodistas no se dejen llevar por los cantos de sirenas y absténganse de comer alimentos predigeridos. Deberían desconfiar, al menos, de aquellos que cubren un suceso tan complejo de analizar, como lo es una elección municipal y/o provincial adelantada, como si se tratase de una final de copa del mundo y simplificada como la tabla del uno, mas aún si vuelven a utilizar el mismo cartabón a la semana siguiente en otra parte del país, es decir: casi en otro país.

La politica y el stablishment (avivate chichipio)
Los reductores de escenarios complejos ven (tratan de instilarnos su deseo) dos grandes electores, CFK y el stablishment. Aceptándoles tamaña simplificación podríamos decir que para CFK Macri es un Si, porque es sabido que lo quiere como adversario, Scioli es un Ni,, y Massa un rotundo No. Y para el Stablishment que mide su empatía con los presidenciables a partir de sus antecedentes en la protección de un clima favorable a los negocios y en la oferta de garantías de que la economía podrá ser atendida por sus propios dueños, Macri es un rotundo Si, Scioli un NI y Massa un No. Guste o no, hay demasiadas pruebas de amor y desamor manifiestas como para que aquel/la que pretenda desmentirme pueda salir airoso. 

En suma: Massa es el anti-sistema 2015. Este dato hay que tenerlo en cuenta para la correcta lectura del rosario de elecciones anticipadas, porque la narración de los hechos vendrá tergiversada y podrá invisiibilzar a alguno de los protagonistas, aun a aquel que venga en punta.

Racconto
Como todos sabemos, comenzó el año con un massita desinflado, la arquetípica pareja de la utopía municipal actúo en consecuencia, el bunker se fue vaciando de a poco y el dúo Ambrossini/Bendixen se encargó de los ovejeros. ¡Pobres canes, como los vamos a extrañar!!!.


El cronograma electoral empezó con la "sorpresa" mendocina del 22 de febrero, ganarían los radicales en la capital provincial. Algo que no debería llamar la atención pero que es utilizado por los que quieren influir a los sobrepolitizados. El otro triunfo, el del sancarlino Di Fonso ensuciaba el relato y fue minimizado. Lo importante para los hombres sencillos fue que la UCR se convertía en la niña de sus ojos.

Se revelaba ante nuestros mirada incrédula el fenix radical, el radicalismo estaba de regreso, triunfal y con posibilidades de estructurar a su alrededor una interna opositora que le tuerza el brazo a los ganadores de 2003, 2007 y 2011. A la UCR solo le faltaba determinar la composición del frente electoral. 

Y en eso pasó de largo la cadena del 1° de marzo, con CFK queriendo acaparar la centralidad, pero no hubo caso, como anticipo de lo que vendrá, el rasgarse las vestiduras y desgañitarse frente a cámaras no hizo que lograra su objetivo.

Morales, Cobos y Sanz fueron los protagonistas absolutos de aquellas jornadas. 

Macri (que la estaba poniendo toda) y Massa aparecían pujando por el partido centenario. Y sobrevino la Convención de Gualeguaychú del 14 de marzo en la que Macri debía aparecer atractivo y dueño de una muñeca política envidiable. La periodista Silvia Mercado afirmaría al dia siguiente: "El triunfo de Sanz logró algo hasta hace poco impensado: que un encuentro de la UCR se vuelva un suceso del que todo el ámbito político esté pendiente"

Macri, utilizó las carnadas disponibles, no puede ofrecer política, ni ideología, puede en cambio crear expectativas un poco mas prosaicas ($) y jugar con los prejuicios (antiperonismo). Se impuso, con forceps, la propuesta de alianza con el PRO a escala nacional, escala que solo existe en la cabeza de los reductores de escenarios complejos.

Y nosotros, los refutadores de leyendas, vimos a massita desinflarse, la pareja de la utopía municipal volvió a actuar en consecuencia, el bunker se fue vaciando de a poco y el duo Ambrossini/Bendixen se encargó de los ovejeros. ¡Pobres canes, como los vamos a extrañar!!!.

Con el partido de Alem e Yrigoyen como trofeo, y habiendo conjurado el peligro de la infección populista, Macri, el miércoles 19 de marzo, en el predio de la Sociedad Rural de Palermo consigue el apoyo en exclusividad del stablishment, y la plata para la campaña con que le había torcido la voluntad a los ex coordinadora y el club de legisladores nacionales sin control de territorios representados por Sanz. Scioli siente que los capitanes de la economía le sueltan la prótesis.

Y a partir de allí acaece el declive radical, Luis Betnaza, el titiritero, se jactaba de haber hecho subir las acciones del "senador Techint" -Sanz-, simultáneamente daba la orden de hacer caer las de la UCR. El baldazo de agua fría lo arrojó Mauricio Macri: "no habrá gobierno de coalición", "no co-gobernaremos con los radicales". Fue un modo de aclararles que el PROyecto no tiene nada de socialdemócrata. 

Una quincena duraría la macrimanía, el gobierno nacional se "repone" electoralmente con el triunfo en Villa Dolores del 29 de marzo, festeja como la final de la copa del mundo el haber alcanzado la friolera de cinco mil votos en las serranías. En la orgía de optimismo pudo verse a los precandidatos presidenciales del fPV, "contundente ratificación del Proyecto encabezado por su conductora CFK, un triunfo que asegura la continuidad del Modelo". 


Y nosotros, los refutadores de leyendas, vimos a massita desinflarse, la pareja de la utopía municipal volvió a actuar en consecuencia, el bunker se fue vaciando de a poco y el duo Ambrossini/Bendixen se encargó de los ovejeros. ¡Pobres canes, como los vamos a extrañar!!!.

En esa misma fecha, 29 de marzo, Sanz se mostró junto al reelecto intendente de La Falda, Eduardo Arduh, pero no hubo interés periodístico en cubrir la nota, es que habían transcurrido ya los 15 minutos de fama de la UCR. Tampoco se encontraron noticias de Chos Malal donde la aplanadora gestiva y maquinaria de guerra electoral del  MPN se impuso por el 66%.

Y mandó Dio's que 25 (mas o menos) fueran los días de la efepevemanía. Y al triunfo en Dolores le sucedió el de Urtubey en Salta del 12 de abril y el "desmoronamiento" del macrismo como fuerza nacional. El radicalismo a nivel provincial integró el frente progresista UCR-UNEN-PS. Si bien es cierto que el acuerdo fue refrendado antes de la convención, no se vio a ningún radical salteño  levantando la voz para que se respetara lo acordado en Gualeguaychú. 

Y nosotros, los refutadores de leyendas, vimos a massita desinflarse, la pareja de la utopía municipal volvió a actuar en consecuencia, el bunker se fue vaciando de a poco y el duo Ambrossini/Bendixen se encargó de los ovejeros. ¡Pobres canes, como los vamos a extrañar!!!.

Claro, nadie quiso mostrar al victorioso Gustavo Saenz, en la capital provincial, el candidato del massismo. Alguno podía dejarse tentar de jactarse que haber pasado de la nada a una construcción que quedó segunda a nivel provincialpodía ser presentado casi como un triunfo por el Frente Renovador que hace sus primeros pasos como fuerza nacional, pero la elección es local, los votos no son trasladables, ni de Urtubey al candidato del fPV, salvo que sea uno de los términos de una de las formulas de las PASO presidenciales -y que sea en esa fuerza- ni de Romero-Olmedo et all a Massa.

Lo que cuenta es que, para bien o mal, en la linda Salta, y la pucha que es bonita, tenemos equipo.

El resultado puede ser secundario en proyección de votos para la presidencial, marca algunas pautas pero no determina, impacta si en el animo o desanimo de sobrepolitizados y mas que nadie en el de la militancia.

A la elección salteña podemos hacerle solamente algunas notas al margen. Gran elección de Urtubey, y fracaso de Macri porque perdió el favorito Durand Cornejo a manos del hombre de Massa, Saenz, que corrió desde atrás pero también porque la UCR no se subió al tren PRO.

Salta parece decirnos, aunque es pronto aún para sacar conclusiones, que habrá fuga radical hacia Stolbizer, el otro punto de fuga son los acuerdos que teje Massa que es el único que teje acuerdos con los radicales después de la Convención de Gualeguaychu.

Confirma que hay fuga socialdemocrata dispuesta a no votar candidatos sospechados de populistas (Massa) y del régimen (Macri). La gran captadora de esos votos será, para agosto y octubre,  Margarita Stolbizer, si sabe comunicar bien y no les cuento cuanto ayudaría a mi paisana moronense un triunfo socialista en Santa Fe. Pero en el caso de un balotaje donde la fuerza que los represente ya haya sido eliminada, intuyo que habrá socialdemócratas que podrán votar por Macri por sentirse antiPeronistas (cada día son menos) pero son mas los que están dispuestos a votar por Massa.

Dejá vú o "esa película ya la vi y no me gustó"
La ayuda a Stolbizer y Massa proviene de la pretensión del macrismo y su socia Carrió de ir marcha atrás unos 70 años e imponer el anacronismo "peronismo-antiperonismo" con la pirueta discursiva que la competencia electoral no se da entre “espacios conservadores vs de centro izquierda” que sería el parteaguas natural de una coalición progresista, sino que existen “espacios autoritarios y populistas” como el peronismo, y sus variantes: el  sciolismo, el Frente Renovador, la burocracia sindical, los feudales, los barones del conurbano y el kirchnerismo y “espacios que buscan la vuelta a la República“, como vendría a ser el acuerdo de la UCR claudicante de Gualeguaychu, Lilita Carrió que no tiene mucho para perder por eso siempre "arriesga todo" y el macrismo (que solo es republicano de nombre). Eso es lo que ayuda, el marketing no puede reemplazar a la política y este cuento chino de "autoritarios peronistas vs republicanos antiperonistas" hace agua por todos lados.

El PRO, política del avestruz
Volvamos ahora a la lectura nacional de los sucesos regionales. El macrismo hace caso omiso del traspié salteño, lo des-contextualiza, se hace el burro también de que después de la Convención el único que cerró acuerdos provinciales con jefes territoriales del partido de Alem e Yrigoyen fue Massa (Cano en Tucuman, Colombi, Aída Ayala en Chaco, Martinez en La Rioja, Morales en Jujuy, etc) y lanza la propuesta  de que massita puede todavía ser su candidato a gobernador bonaerense y le da plazo hasta mayo para que se decida.

Es entonces que las huestes PRO salen a predicar la unidad de la oposición, al igual que los radicales antes de la Convención de Gualeguaychú, de un frente electoral pero esta vez con el PRO como eje. Es decir apoyando la candidatura presidencial de Macri, único cargo que no discute.

¿Se trata de un sentimiento espontaneo o los estrategas del marketing PRO lo han pensado?.

Hay algo en este embrollo que no cierra
Para la mirada cándida, este llamamiento es, al menos, inoportuno. Salta dio por tierra la confianza en el arrastre de Macri para sus candidatos distritales. Corroboró, ademas,  la sospecha de que los números de los muestreos que perfilaban al hijo de Franco como ganador indiscutido habían sido sometidos a cirugía reconstructiva.

Para la visión del azor político lo hace por que su proyecto político está jugado a plata o mierda en los próximos días.

La espuma de cerveza que el marketing electoral es capaz de formar alcanzó su punto de inflexión y ahora la tendencia ascendente se transforma a declinante. Es que los dos únicos distritos donde Macri puede tener exito juegan consecutivamente este domingo 19 de abril y el proximo 26 de abril. Santa fe con Miguel del Sel y las PASO de CABA en la que Michetti le compite, en contra de su voluntad, a Rodriguez Larreta.

En Santa Fe el ex MIDACHI es uno de los favoritos pero el resultado se hará esperar hasta la medianoche o la madrugada del domingo. En CABA es fácil predecir, habrá victoria PRO.

Si se le dan las dos victorias los sueños de fantasías de las huestes amarillas los llevan a pensar que la presión mediática y empresarial lograran persuadir a Massa a que acepte una rendición incondicional.

Es probable que los especialistas en nacionalizar votos a intendente y gobernadores descubran en Mauricio al líder arrollador y carismático que nunca antes supimos ver, al estratego implacable, al estadista de genio que el país necesita y entonces el convite a que llama hoy (que massita se baje) será mas creíble de lo que es hoy y lo escucharemos repetido hasta el hartazgo.

Y veremos llover una tormenta de balas mediáticas para no darle tiempo a sobrepolitizados, periodistas, politólogos, empresarios y sacerdotes a pensar que esos son los dos únicos distritos en los que puede pensarse una buena performance macrista, contra los mas de 20 en donde no moja.

Si no es hoy, ¿cuándo?

¿Cuando, si no se iba a dar semejante proposición boluda de bajar al que desde hace rato viene en punta?. 

En fin, estos amarillos piensan que massita es un novato y que el núcleo duro que lo acompaña lo único que hizo todos estos años es jugar al bridge. Asi que pasará ese momento, massita desaprovechará la oportunidad que se le ofrece de salvarse de la humillación y Mirtha Legrand sentenciará que el ex intendente de Tigre es el culpable de una posible victoria de los K por no haberle puesto coto a su soberbia.

Ahora, si no acontece esa sucesión prevista por el comando de campaña del PRO la cosa se les pone en contra. "Sin  gel no hay punk" solía decir mi amigo el Pato y sin victoria clara en Santa Fe y con victoria de Michetti en CABA los sueños presidenciales PRO se esfuman, por eso macanean con esperar a massita hasta mayo, no es una fecha caprichosa, si no se les dan las cosas el que se baja como en 2007 y 2011 es Mauricio. En ese momento Paolo Rocca se tomará el palo, pero antes dejará encargado a Betnaza  de llevarle una pila de litio de regalo para Scioli, porque jamás acertará el ganador (será un político) de la política ya que ese no es su fuerte, tampoco el de Betnaza.

Es probable que Massa se reúna con Macri, si, pero para desearle suerte en su nuevo emprendimiento de venta de buzones y decirle que "siga participando".

Final
Massa sigue, atrayendo votos peronistas, porque lo es y porque promete la continuidad de la identidad, y votos radicales, algo que los acuerdos de cúpula no le aseguran al FPV y al pacto UCR-PRO que, además, los aislan y le ponen techo. También ese cerco, ya hay evidencias palmarias, Massa lo ha saltado.

Las elecciones de agosto-octubre-noviembre (y esta vez vamos a participar de las tres porque "Massa no se baja") van en tono de incertidumbre hasta el último momento. Massa le dijo a este escriba hace ya un millón de años que en 2015 iba a haber balotaje, quizás concluyó que el kirchnerismo dejaba un escenario fragmentado y arriesgó todas sus fichas a esa opción considerándolo como una "fija", por eso sigue, convencido y creo que acertó.

1 comentario:

German Masat dijo...

¿Del Sel? vá a triunfar por 15 puntos, como Durand Cornejo en Salta. Saludos-