viernes, 17 de abril de 2015

Sentencia joaquinista


En 2013 el FR consiguió aniquilar la posibilidad de que CFK fuera la gran electora en 2015. El gran acierto, estimo, fue encarar la elección como un plebiscito en contra de la re-re elección que mantenía la expectativa en la inquilina de Olivos.

En 2014 el fR sorteó más desafíos, empezó muy bien el año polarizando con el gobierno nacional en una puja por el Código Penal, pelota que dejó picando en el área la presidenta. Y hubo que evitar el control de la situación por quienes tenían posibilidad de hacerlo, por caso el duo Tinelli/Insaurralde. 


Al respecto escribimos a inicio de octubre de 2014
Hasta ahora el panorama de las posibilidades de ser gobierno en 2016 estaban en manos del FR, FPV y en menor medida el PRO.
Sergio Massa es -hasta ahora- el ordenador de ese escenario. Scioli y Macri pujan por el segundo puesto, el objetivo de máxima de ambos es entrar al balotaje y allí esperar que los acompañe la suerte.
MI, si tenemos en cuenta el nuevo contexto, puede optar por cualquiera de las dos opciones políticas, ir derechito al matadero con el ex motonauta o hacer sinergia con Massa y gritar a voz en cuello y tonada riojana "a chriunfar, a chriunfrar".
La sola posibilidad de inclinar la balanza le confería a MI una centralidad envidiable y que no equipara ningún precandidato a gobernador peronista. Hasta puede darse el lujo de condicionar a los presidenciables peronistas con el Fondo del Conurbano y de que se coman su propio armado, sus diputados y por supuesto de su futura administración y gestión.Y ahi es donde el diablo mete la cola, Marcelo Tinelli está dando vueltas. Conjeturo que es el tipo que gravita sobre el candidato "multipropósito"  Insaurralde.
Tinelli puede abrir el abanico de manera impensada para un político peronista, "aquello que Daniel y Sergio no te conceden, lo podés conseguir con Mauricio" e Insaurralde puede comprar. Y dejarlo llevar el juego hasta junio del 2015 sin fortalecer las posibilidades de los otros candidatos a gobernadores puede ser suicida.
Si lo dejaban seguir tendríamos enfrente un nudo gordiano. El problema de Macri resuelto. El hijo de Franco necesita cerrar con buena parte del radicalismo para que lo militen y le cubran las mesas en el interior de la mano de Aguad, Sanz y otros y con buena parte del peronismo en la PBA de la mano de Insaurralde, algo que ya analizamos en el posteo: "tercerizados"
Negocio para Macri, negocio para Tinelli y negocio para Insaurralde. Demasiada convergencia de intereses como para dejar cabos sueltos, por eso había que apurarlo, si lo dejamos llevar las riendas hasta el último momento nos empernan.
Este es el peligro que los jefes de la renovación conjuraron.
Ahora Insaurralde deshoja la margarita entre el FPV y Macri. Y si en el futuro decide volcarse al FR deberá acogerse a la sentencia joaquinista (por Joaquin de la Torre): "No hay dirigente, por famoso que sea,  que pueda exigir que la Renovación se clausure alrededor de su figura".
http://omixmoron.blogspot.com.ar/2014/10/tinellistas-culturales-si-politicos-ni.html
En fin, se sabe a estas alturas que MI no encontró pista de aterrizaje que aceptara sus condiciones y se resignó al sciolismo. Los radicales cerraron con Macri en Gualeguaychu pero despues de la Convención el unico que cerró acuerdos provinciales conjefes territoriales del aprtido de Alem e Yrigiyen fue Massa (Cano en Tucuman, Colombi, Aida Ayala en Chaco, Martinez en La Rioja, Morales en Jujuy, etc).

Antes, durante y después de eso hubo muchas operaciones y un fangote de plata fue volcado para crear la sensación de "amesetamiento" de massita y que, asi de fácil. la estantería se le fuera abajo. No lo consiguieron.

Valgan estas lineas como introducción del posteo de mañana que será el Manual de Uso para la correcta lectura de los resultados de las elecciones santafesina, menduca y porteña de los proximos días.