sábado, 9 de abril de 2011

de sciolismo y adhesiones


Lejano enero de 2011 en el que se podía titular una nota asi: "Intendentes vecinalistas apuestan por la reelección de Cristina Kirchner y Daniel Scioli". Bueno, en realidad debió haber salido sin "de Cristina Kirchner y Daniel Scioli" por que lo que ellos hacen -como cualquier hijo de vecino- es priorizar lo suyo, por sobre todo proyecto colectivo y está comprobado que estos tíos de eso saben mucho.

¿Quienes serían los vecinalistas de los que hablo: Gustavo Pulti de General Pueyrredón, Ricardo Ivoskus de San Martin, Blas Altieri de Pinamar, Ricardo Móccero de Coronel Suárez, Marcelo Skansi de Carmen de Areco y Hugo Stark de Punta Alta. Cuenta el sciolismo dentro de esa lista a Enrique "japonés" Garcia de Vicente Lopez y al socialista zarateño Osvaldo Caffaro. (Si falta o sobra alguno avisen en los comentarios). Respecto al caudal de votos a ganar o perder con la decisión que esta semana debe tomar Scioli debe andar por el medio millón.

A estos muchachos la reforma política que impulsó Nestor Kirchner le complica la existencia. La norma tiende al bipartidismo desde que empieza, típico traje a medida para una persona que en el camino entre su sanción y octubre engordó 20 kilos. La disputa debió haberse dado (en teoría) entre un radicalismo derechizado o socialdemocrata y un desarrollismo populista (kirchnerismo) que tiene en su haber el crecimiento a tasas chinas y la promesa de convertirlo en desarrollo con inclusión, se entablaría entonces la puja electoral entre las palabras y los contundentes hechos que las harían caer en el vacío. Todos los demas quedarían afuera y se sabe que "los de afuera son de palo".

La nota de enero corona con una sorprendente posibilidad
: "la idea del grupo será incorporarse al proceso electoral dentro de un espacio que se sume al Frente para la Victoria".

Una de las voces cantantes de los vecinalistas decía por ese entonces

"Con la primaria, hablar de colectoras es un contrasentido. Si se hacen "las primarias" es para determinar un solo candidato por partido, el resto ya no se puede presentar, queda fuera de la elección. Yo a veces escucho a algunas personas que hablan de la colectora incluso habiendo participado de las primarias. Si estamos haciendo las primarias es para que quede un solo candidato por cada alianza", dijo de modo contundente.(Ivoskus)
Palabras más, palabras menos le decía a Scioli: "tenés que elegir" entre el pejota local o nosotros



De ese enero a este comienzo de abril -en el que deben darse las reglas de juego para las elecciones de este año- ha pasado mucho tiempo. Si este miércoles no aparece el resquicio legal, aparentemente no imaginado aún por el sciolismo, solo les resta ir con la lista "boleto de colectivo" al cuarto oscuro o intervenir en una interna de cartón de otro partido, de esas que se hacen "de piquito" y acordar meterle uno o dos concejales al presta papeleta, nunca optarán por ir a jugar una interna en serio al pejota o a los radicales, por que ahi pueden perder, y notese que no aseguro que vayan a perder si o si, la sola posibilidad de someterse a la democracia interna y a sus reglas de juego (el que gana gobierna y el que pierde acompaña, por ejemplo) los ofende. Para la ley de reforma política estos vecinalismos o entienden que debe integrarse a un todo mayor o deben desaparecen. Significaron hasta el momento modos con los que el sistema político sobrevivía y como tal consentidos, pero en un sistema serio no serían más que exabruptos permitidos por una concepción laxa del pluralismo de las democracias.

Scioli deshoja la margarita de quedar bien con los peronistas bonaerenses (partido intervenido si los hay, intervenido por el finado NK, el porteño Scioli y sindicalista Moyano) o jugársela con los vecinalistas. Mientras tanto los vecinalistas que gestionan con suerte diferente en 10 distritos bonaerenses tambien deshojan la margarita
La característica de ‘abiertas y obligatorias’ de las internas de agosto próximo más la posibilidad cierta de poder integrar el FpV, alumbró la posibilidad de que el vecinalismo se decida a dar ese paso (integrar el Frente Para la Victoria y jugar la interna) . Pero los detractores, amontonan argumentos para rechazarla.
A nivel local, los alcaldes vecinalistas con respaldo territorial en su distrito, apuestan a ‘sumar’ en octubre apoyo de afiliados al radicalismo, aunque –entienden- en la interna simultánea del 14 de agosto éstos optarían por elegir dentro de su partido a los representantes provinciales y nacionales, por lo que ven complicado una apoyo a una eventual candidatura interna del vecinalista que decida competir dentro del Frente para la Victoria, donde, además, deberían enfrentar al PJ que lastima con mayor fuerza en algunos municipios. La apuesta a todo o nada por conseguir el sello oficial sin burlar la Ley, podría dejarlos afuera del cuarto oscuro en octubre próximo. Una jugada demasiado arriesgada para apostar. (INFOCIELO)
Como es costumbre del porteño motonauta lo que está mas cerca de hacer es no expedirse en la reglamentación y que sea otro el que tome las decisiones, al menos es lo que se infiere de una nota que sacó ayer el diario "El Dia" de La Plata
las colectoras de nivel municipal (por ejemplo, candidatos a intendente de una fuerza vecinalista adhiriendo a las boletas de Cristina y de Scioli) podrían habilitarse igual. Entienden que podría utilizarse ese mecanismo si esa fuerza, aunque vecinalista en los hechos, tuviera un partido de rango provincial (varias de esas fuerzas lo tienen) y lo inscribiera como integrante del Frente para la Victoria a nivel nacional pero no en el Frente para la Victoria provincial.
Los radicales tambien deshojan la margarita por eso saltan
“El Comité de la Unión Cívica Radical de la provincia de Buenos Aires expresa su gran preocupación por la falta de certezas sobre las reglas que se aplicarán en el proceso electoral y advierte la mora de parte del Ejecutivo provincial en reglamentar la ley que generará múltiples complicaciones” “La (ley de) interna(s) prohíbe textualmente las listas colectoras. Aún así intenta incorporar un esquema de adhesiones de los intendentes vecinalistas que le sume votos a su candidatura” “Cuando sólo faltan menos de 10 días para la convocatoria a elecciones primarias en la provincia de Buenos Aires, el gobernador Scioli aún sigue elucubrando la manera de garantizar su triunfo a través de vericuetos que sorteen lo establecido en la Ley de Reforma”

Todos quieren ser los elegidos, quieren ser lista unica, oficial, sin competencia, si se habliitan colectoras para unos los demas reclamaran tambien colectoras, si se habilitan "adhesiones" para estos distritos quien le asegura a los intendentes peronistas que a último momento y con cualquier motivo (tiro uno al azar: "sospecha de traición") no le habilitarán a ellos "adhesiones".

Asi están las cosas hoy en la PBA, encima Scioli tiene muchas barajas en la mano y aunque la pinta lo ayude no es René Lavand en términos políticos, veamos como sigue la historieta.