sábado, 16 de abril de 2011

Vamos Cristina todavía!!!

El enemigo no es un barón del cnurbano, el enemigo es la tendencia a concentrar de los grupos que pueden concentrar entre otros enemigos, quien elige un territorial o un sindicalista peronista como enemigo, digamos que "tiene el enemigo cambiado" , le erra el viscachazo y es un pobre tipo que se cree que enfrenta a un enemigo mayor (al más bravo de los enemigos) y si embargo es funcional, tan funcional

El peronismo nunca negó a Marx, no le creyó a pies juntillas pero utilizó su metodo de investigación para no errar en la búsqueda de los medios que hagan posible que los negritos pata sucias -como yo-, hijos de obreros inmigrantes internos, pudieran ir a la Universidad, alimentar su prole, hacerles un regalo cada dia del niño, festejar su cumpleañitos con pelotero y todo, , vestirse como la gente, y darse algún gustito como irse de vacaciones cada año, tener su casita y comprarse un auto nuevo cada 10 años, es decir un humilde proyecto de vida que no es poco. Por eso tal vez nuestros enemigos no son los mismos que los de otros compañeros de ruta.

La presidenta decidió meterse en el ojo de la tormenta, habrá evaluado que se está en condiciones de enfrentarse al enemigo mayor: la voracidad empresaria de ganancias.

Fin dellapso de la instrumentalización del esquema gramsciano para dar fundamento teorico a la puja con el capital (combatiendo al capital sin matarlo). ¿asistiremos a una nostálgica vuelta a J.W Cooke? o encontraremos nuevos teoricos para explicar esta nueva etapa que se avecina?.

Por acá viene la mano

En la legislación anterior, el Estado mantenía su plata en una empresa privada y no tenía derechos. En cambio, si el inversor era un particular, sí tenía derecho a integrar el directorio. El decreto presidencial igualó ante la ley la inversión pública y la privada y subsanó una discriminación derivada de un ideologismo neoliberal extremo. Por lo tanto, el Estado tiene derecho a integrar los directorios en un porcentaje equivalente a su inversión.

Hubo grititos y disparates, acusaciones al gobierno por “chavista” y hasta por hacer “pibismo”, porque varios de los nuevos directores designados son economistas jóvenes. El decreto presidencial modifica una desigualdad, pero en los hechos no altera el sistema de decisiones en ninguna de las empresas. Y el temor al espionaje resulta, si se quiere, candoroso, porque ya existen directores designados por la Anses en la mayoría de esas empresas, a los que a lo sumo se les agregarán uno o dos. Las expresiones de rechazo dieron más la impresión de buscar el halago a dos grandes corporaciones, Clarín y Techint, enfrentadas políticamente con el Gobierno, que han resistido por la vía judicial la incorporación de esos directores. (Bruchstein en pagina12)

Otros dos periodistas del medio apuntan a la descripción del problema pero sin marco teorico

Techint bloqueó ayer la designación de un director estatal en su filial Siderar. De este modo, desconoció el decreto 441, que modificó el esquema de participación en las compañías donde la Anses mantiene inversiones. La Comisión Nacional de Valores (CNV) reaccionó anoche anulando la asamblea al declarar como “irregulares e ineficaces” las decisiones adoptadas, desde la conformación del directorio hasta la distribución de dividendos por 1500 millones de pesos. En los próximos días la firma iniciaría acciones judiciales para frenar la aplicación del decreto.
El Gobierno busca que Axel Kicillof ingrese en el directorio. El candidato oficial es doctor en Economía y profesor titular de Macroeconomía II en la UBA, coordina el Centro de Estudios para el De-sarrollo Argentino (Cenda) y tiene varias publicaciones de teoría económica, entre las cuales resalta su profundo análisis sobre la Teoría General de Keynes. Militó en la CTA cerca de Hugo Yasky y está ligado a Mariano Recalde, titular de Aerolíneas Argentinas, compañía donde es subgerente general, con diez mil personas a cargo. Desde la empresa propusieron al reconocido economista experto en temas industriales y ex director de la oficina de la Cepal en Buenos Aires, Bernardo Kosacoff. Recientemente, Techint publicó un libro de 448 páginas compilando los artículos de Kosacoff que aparecieron en el Boletín Informativo Techint desde julio de 1988 hasta diciembre 2009. (Javier Lewkowicz y Tomás Lukin en pagina12)
Por acá viene la mano junto a la repartija con el obrero de las ganancias de las empresas.

3 comentarios:

MC. Operador Visceral dijo...

¿Sabe don Omix? ud parece peronista. Digo, ¿no sé? Me gusta su caracterización sobre el tema Peronismo y Marxismo que comparto y aplaudo.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Firmo el post.
Abrazo

Anónimo dijo...

Panquecazo en barrio Blanco. Que lo pario, hasta en Merlo Gomez se escucho el estruendo.