lunes, 9 de marzo de 2015

Con la mira puesta en Gualeguaychú (la Convención de la UCR)




Nos comimos el amague.

Ni el Golpe suave ni el AutoGolpe tuvieron lugar, lo que si se produce es la confluencia de estrategias entre los candidatos del orden establecido (Macri-Scioli) para bajar mediaticamente a Sergio Massa de la confrontación en la fantasía de poder bajarlo -tiempo después- materialmente de ella.

Si, como dice Luciano Chiconi, el problema (si lo hay) de Sergio Massa no es de índole política sino extrapolítico, hay que admitir que a lo político el tigrense lo controla. El "para que" lanzarse siempre lo tuvo: va a cerrar el ciclo del negocio del pais dividido", renovar el sistema político y reponer (si los radicales no se someten a nuevas vejaciones) el bipartidismo en Argentina. Falta cerrar acuerdos en contados distritos y el "con quien" estará resuelto. El "con que" es el dilema a resolver, aunque todo indica que habrá de ajustarse el cinturón de aquí a las PASO.

Si para el simpático massita lo que no cierra aun es la financiación de la campaña, los problemas que enfrentan sus adversarios responden a la naturaleza esencial del arte de lo posible.

En esta oportunidad hemos elegido al ex UNEN y la UCR, esta semana hablaremos del fPV y el PRO.

El UNEN y la UCR, por ejemplo, suman a los problemas políticos que padecen otro de carácter  financiero. Una parte de la UCR pone en la mesa de negociación la necesidad de contar con efectivo para sobrellevar una campaña que se avizora mas demandante de dinero de lo que se estila. Al menos esa es su percepción.

Hermes Binner se acaba de bajar de la confrontación por la Presidencia de la Nación. Margarita Stolbizer parece ser la elegida por este para levantar las banderas socialdemócratas dentro del UNEN. todavía no conozco la respuesta de  mi paisana moronense.

La linea socialdemócrata de la UCR está dividida en sectores. Por un lado Ricardo Alfonsin y Cobos que bregan por seguir en UNEN recuerdan las palabras de Raul Alfonsin del año 1992


Y en ese sentido, entienden Cobos y Alfonsin hijo que la tentación del PRO no solo se hace desde la anti-política sino que además Macri es un icono de la derecha.

Hay otro sendero quieren profundizar dentro del sector socialdemócrata radical, en el  se encuentran algunos jefes territoriales con posibilidades de acceder a la gobernación, localizados en el NOA, que puja por cerrar un acuerdo mayor en el que pueda entrar Massa. Se dice por ahí que en esta alternativa ya se encuentra el mendocino Julio Cobos urgido por responderle con masa critica al otro sector del acuerdismo que puja por tercerizarle los servicios electorales al PRO.

El último sector que también se reivindica socialdemócrata está liderado por Ernesto Sanz y quiere sumar a Macri a las PASO de una alianza que entierre definitivamente el recuerdo del UNEN, a la vez niega a que de ella participe Sergio Massa. No son pocos los radicales que barruntan que la solvencia económica del macrismo ejerza un poder de persuasión que resulte irresistible a la hora de volcar el trabajo militante y los votos hacia la candidatura de Mauricio Macri en desmedro de los correligionarios y que el armado de la coalición haya sido solo una excusa para darle la estructura política y fiscalizadora de la elección que el macrismo nunca se calentó en construir. Pero ahora apareció un sector -muy pequeño aun- de radicales que piensan que la nostalgia de la gloria efímera del gobierno de don Raul  los ha llevado a una sucesión de derrotas en una sociedad cuyas mayorías no entienden la propuesta o son remisas a marchar hacia esa utopía, y que lo mejor que le puede pasar a partido de Alem, Yrigoyen y Alvear es sepultar el delirio socialdemócrata que inoculó el papá de Ricardito y estos son los que le dan cuerpo a la posibilidad de Sanz en la Convención.

El acuerdismo no puede ser visto como una manera de abjurar de los principios. Puede -la prudencia y la correcta lectura de la situación- prescribir la constitución de frentes electorales amplios con sectores que no coincidan exactamente con nuestras ideas para alcanzar objetivos y posiciones necesarios para protagonizar en un futuro (cercano o lejano)  la implementación de los cambios que nos exigen las ideas, pero el oportunismo egoísta que le ofrece el PRO dista mucho del sentido de la oportunidad que tiene que mostrar la dirigencia política, a la vez que traiciona el reclamo ciudadano de mayor transparencia, apertura y democratización de los partidos políticos. Acuerdos electorales si, para mejorar las relaciones de poder. La entrega empieza cuando las coincidencias para el acuerdo pasan por comprar en paquete los principios antitéticos a los que hasta hoy hemos sostenido que nos propone el socio electoral.

En definitiva, lo que ecsconde la cacareada reposición del parteaguas peronismo-antiperonismo (puesto en dudas por Lole Reuteman sumándose al PRO) en que se basa la propuesta de Sanz es, en términos yrigoyeneanos, abandonar la "Causa" para re-convertir la UCR en estructura funcional al "Régimen".


Se dice por ahí que el macrismo está quebrando voluntades radicales con la promesa de financiar a los candidatos locales como si se tratara de propios. Se habla de cifras millonarias puesta a disposición por la caja que alienta  al PRO (el stablishment) a la UCR para volcar a favor de un acuerdo claramente No Peronista a la convención. Si fuera así, el cierre de la convención radical de Gualeguaychú donde decidirán el rumbo será un festival color amarillo. Macri entonces no se impondrá por los votos a los candidatos radicales si estos quisieran llevar en alto hasta el final sus banderas, habrá amañado la elección y la habrá definido por otros medios mucho antes de agosto.

Manolo Barge arriesga que, "mientras se le niega “financiación privada” a la Renovación, se bombardea con cañonazos de millones a los remisos a “someterse” a Mauricio 2015... más allá de la necesidad estratégica de disponer de las estructuras territoriales de la Lista 3; Mauricio necesita imperativamente la “patente” de PROgresista, para contraponerla al “Conservadurismo popular” de los candidatos Peronistas." http://deshonestidadintelectual.blogspot.com.ar/2015/03/sergio-massa-dieta-de-anchoas-y-los.html

En fin, por lo que puta fuera, los socialdemócratas argentinos están en problemas mucho mayores que los que afectan al Frente Renovador, les están comprando a precio vil la chapa de PROgresistas y los que las venden no se sostienen en principios sino en razones un tanto mas PROsaicas y en el futuro van a tener que pedir permiso para entrar a su propia casa.

De la Rua como modelo.
En 2001 el Pte de la Rúa fue contra la base electoral del radicalismo, puesto a elegir entre la banca y los pequeños ahorristas en dolares eligió proteger el interés de los bancos y desplomó a la clase media. Hoy la UCR puede elegir continuar vegetando en el aislamiento (hasta ahora Alfonsin y Cobos), sumarse a una propuesta que le aporte votos para sus candidatos y además al único elenco económico socialdemócrata y exitoso del país, el Drean Team que conforman Roberto Lavagna y los otros economistas del equipo económico de Sergio Massa  (hasta ahora Morales, Cano y Naidenoff) o acumular fuerzas a un golpe contra la política y el progresismo a cambio de las treinta monedas de oro para hacerle frente a una campaña en la que los dueños del dinero ya han impuesto como sentido común de la dirigencia que se juega en su propio campo, en esa está Sanz hasta ahora.

El massismo desde su reciente fundación ha actuado en contra de la aserción del gran capital, entiende que no es así, la política se impone a todo y mas aun a las estrecheces financieras. Ayuda, como dice Manolo Barge, que el estado nacional está obligado por ley a ponernos en igualdad de condiciones con Altamira, Scioli, Macri, etc. en cuanto al mínimo de la publicidad política en el espectro comunicacional.

Al principio hablamos de golpes de estado y autogolpes que no ocurrieron finalmente, pero hay un Golpe en marcha, si y es en contra de la democracia para convertirla definitivamente en una plutocracia en la que los gobernantes títeres satisfagan las necesidades y deseos de los dueños del dinero. Y una porción del match democracia vs plutocracia se juega en la Convención de la UCR, otra buena parte se juega en nuestro intelecto, creemos a ciegas que  sin plata no se puede ganar una elección. Creer eso es la llave maestra de la dominación de los dueños del dinero sobre el sistema político. Para ir cerrando quiero utilizar una frase que no me pertenece, porque pertenece ya a todo el pueblo argentino. Señores jueces a la plutocracia: ¡nunca más!

2 comentarios:

German Masat dijo...

Salga de ese FREPASO de derecha amigo, vuelva de donde nunca debió irse.

Lito dijo...

Massa lidera todas las encuestas, no necesitamos mendigar nada a la UCR como hace Macri.