martes, 17 de marzo de 2015

Good bye; "Gran Electora"!

Ezequiel Meler obtiene una radiografía del momento que atraviesa la coalición gobernante y de los problemas y dudas que la aquejan a medida que el calendario marca el acercamiento de cierres de listas, elecciones varias y el fatídico 10 de diciembre.
En el declive del poder nacional, la soberanía política del justicialismo retrovierte a los gobernadores, líderes naturales de un partido que siempre ha sido una federación de agrupamientos y situaciones provinciales antes que un verdadero poder nacional. Cuando la presidencia es débil o el partido se encuentra en la oposición, son los gobernadores quienes toman las decisiones. Así funciona el peronismo: así funcionó siempre. Por eso mismo, es impensable una conducción cristinista del PJ en caso de derrota. Habría que incorporar un factor extra. Con frecuencia, tanto el oficialismo como la oposición han insistido en un error característico, tal y como es la exageración del poder real de las "fuerzas propias" de la presidenta.
los mandatarios provinciales temen que alguna jugada de último momento les quite al candidato que garantiza la redistribución del poder político.
El kirchnerismo, como el oleaje, se va retirando de las playas peronistas. Fuera de la Capital Federal, distrito donde domina a un PJ local ciertamente poco exitoso, se lleva poco, muy poco...
Clic aqui para leer completa: https://ezequielmeler.wordpress.com/2015/03/17/viva-la-santa-federacion/
Por la tarde, mas de la saga escrita por Zequi Meler


1 comentario:

Carlos Queson dijo...

No lo veo tan asi, me parece que la mayoria de la dirigencia del justicialismo sigue totalmente encolumnado detras de CFK

Creo que tantos años de sumision total los ha dejado muy dormidos a los compañeros, que ya no toman decisiones propias, sino obedecen lo que dicta CFK

De todas maneras, salvo pocas excepciones, el PJ no va a tener problemas en retener las gobernaciones e intendencias que pone en juego