domingo, 1 de marzo de 2015

El candidato massista en CABA

El kirchnerismo vive en el país cómodo, se le nota

"Mañana empiezan las clases para todos los argentinos" es en parte falso y en parte verdad. Lo falso es que no es literal... hay problemas en varias jurisdicciones.
En la provincia de Buenos Aires comienzan aunque hay un sector gremial que no cerró aún.

En reyes del año pasado el massismo tiró esto
Y este año Scioli empezó en termino lógico la paritaria, O el kirchnerismo lo autorizó al gobernador bonaerense, o se decidieron a laburar en vacaciones solo porque lo urgía lo electoral (materia en la que no le va nada bien), el hecho es que nos queda la pregunta del millón: ¿Scioli algún día va a pedir disculpas a los millones de alumnos por los dias perdidos en ese capricho de empezar las paritarias solo después que las autoridades políticas nacionales le dijeran cuanto podía aumentar?, porque revela que antepuso su estrategia de ser el delfin kirchnerista (o el mas duhaldista apelativo de "candidato natural") al bienestar de sus gobernados. Y para que no me tilden de analizar desde y para la PBA hago extensiva la pregunta a la mayoría de los gobernadores que años atrás dejaban que el agua les cubra la cabeza.

"Hemos desendeudado definitivamente a la República Argentina". Beuno, solo si no contamos la deuda con el Central, que habrá que pagarla, y la de la ANSES es decir que ahora a quienes podemos clavar y defoltear es a los futuros jubilados argentinos.

Y podemos seguir un rato largo...

Un cañón suelto en el barco
La Presidenta tiene oxigeno mediático hasta las elecciones en la CABA (PASO del 26 de abril). De hecho, de ese oxigeno gastó una buena parte para dejar en claro que en el futuro será líder de una secta fundamentalista muy peligrosa para la gobernabilidad. Allá ellos, el golpista poder judicial suele aplacar esos arrebatos.

En fin, su tiempo está expirando y con la intención de no desperdiciar la pólvora en chimangos es mejor abocarnos a la rosca y a juntar votos, que lo demás solo importa si obtuvimos la victoria. Sigamos...

El periodista Marcelo Veneranda en La Nación consume la que vende -en el mejor de los casos-, empieza creyendo en el ascenso meteórico de Macri y que, ademas, se efectivizaría sobre la imagen positiva e intención de voto de y a Sergio Massa. Después de eso -y sobredimensionando el peso electoral de CABA y lo determinante o influyente en el campo simbólico del resultado de la elección en ese distrito construye un camino de espinas para Massa, candidato que se sabe no posee financiación ni del estado secuestrado ni del stablishment, pero que -ah, el olfato popular- rankea como el que mas en una elección en la que hay que pensar en entrar al balotaje, es decir andar por una cifra cercana al 30%.

Odisea massista en la CABA
Ahi va parte de la nota en la que describe las peripecias massistas en la capital administrativo-política de lo que supo ser una semi-colonia prospera.
Como si la "ola amarilla" de noticias favorables a la candidatura presidencial de Mauricio Macri nunca hubiera mojado las costas de Tigre, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, se prepara para pisar el acelerador de su campaña el 15 de marzo, un día después de la convención radical de Gualeguaychú, donde la UCR definirá si busca una gran interna opositora, impulsa un fórmula propia o se inclina por Pro.
Claro que la espera de Massa se basa en el optimismo sobre el resultado de esa reunión que le prenuncian los radicales que lo prefieren a Macri, para lo cual parece haber optado por no hacer nada que incomode a los radicales que lo miran con desconfianza. En Tigre sostienen que se decidió frenar el anuncio de algunos acuerdos provinciales con la UCR hasta después de Gualeguaychú.
Ese optimismo nacional que Massa transmite a los suyos se incrementa cuando habla del escenario bonaerense y hasta hace digerible el derrotero en la Capital Federal. Las segundas y terceras líneas del massismo hablan otro idioma. En la Ciudad, la hora de los reproches por el fracaso de un estrategia de construcción de la que nadie se hace cargo empieza a dar paso a la búsqueda final de un candidato. Quedan siete días para presentarlo.
"La idea siempre fue ser parte de un gran frente opositor al macrismo y no kirchnerista, que el [dirigente radical Enrique] «Coti» Nosiglia y [Elisa] Carrió se encargaron de dinamitar", se reprochaba uno de los arquitectos porteños del edificio que no fue.
"Al final «Pino» tenía razón: ECO [el frente de Martín Lousteau y Graciela Ocaña] se transformó en una colectora de Pro", continuó, en una identificación impensada con el pensamiento del senador Fernando Solanas, el aliado que tampoco fue.
En la tropa massista están convencidos de que Lousteau no aceptó el apoyo del tigrense por miedo al reto de Carrió. Un aliado del economista reconoció eso mismo a LA NACION, la noche del cierre de listas. Quien lo puso en poesía fue el diputado bonaerense Juan Amondarain, del FR. "Veo que en Capital el sectarismo de muchos y el temor a la vindicta de la pitonisa chaqueña están abonando el segundo puesto del kirchnerismo", escribió en Twitter.
Que Massa -como señalaron las fuentes- no haya querido dividir el voto opositor al macrismo tenía lógica meses atrás y sigue teniendo lógica hoy. No así que ahora en el FR porteño reconozcan que "pocas veces" pensaron en un plan B: tener un candidato propio.
Mientras en la tropa se cruzan las miradas, Massa analiza tres nombres en las encuestas y, también, si el electorado porteño está demandando que otro candidato se sume a la grilla...
http://www.lanacion.com.ar/1772459-massa-espera-por-la-ucr-mientras-reacomoda-en-capital-y-provincia
Soy de la opinión que el periodismo porteño y sus fuerzas políticas sobredimensionan lo que acontece en la CABA. Es mas, opino que la CABA es un satélite del Conurbano.

Comparto numeritos del amigo Manolo Barge que ilustran la importancia relativa del distrito en cuestión y las posibilidades del macrismo de desplazar al FR del balotaje.

Clic en la imagen para ampliar
Vemos que CABA es el quinto distrito electoral, luego de dos secciones electorales bonaerenses (3ra y 1ra) Cordoba y Santa Fe.

Esta semana hablare de la campaña, de estos golpes de efecto que el macrismo como el FPV van a usar, apalancados en su potencia comunicacional, pára ver si desplazan al huracán massita del balotaje, toda vez que llegado este a la segunda vuelta se impone, que es una cuestión mas importante que revelar el sentido de la política renovadora en un distrito en el que de entrada no nos hacemos muchas ilusiones (todavía).

Besos, los quiero mucho