martes, 24 de marzo de 2015

El sciolismo termina pidiéndole pista al FR (shick)

Tal como veo en el escenario del turno electoral 2015 se van perfilando dos liderazgos con posibilidades de ganar y un tercero que prometía se diluye. El que se deshace ("como pastillita de redoxón en un vaso de agua") es el de Scioli que pintaba ganador porque iba a conjugar la bendición de CFK y restablecer, al mismo tiempo, la institucionalidad partidaria del pejota. Como era de esperar y por plantear la unión de dos posiciones antitéticas el experimento naufraga, a CFK si no se la llevan puesta no afloja y los gobernadores medrosos y presupuestivoros son leones desdentados que no pueden morder y rugen solo en la intimidad, mas cuando se cruzan con la Presidenta ronronean como gatitos. CFK los hizo veganos hace rato, con el látigo y la chequera, y están mas para hacer la gran Pichetto que para gestos de rebeldía como el del pejota mendocino.

CFK jugará a quedarse con todos los escaños posibles, y si Scioli se le vuelve contra vetará su candidatura presidencial dentro del FPV y la de cada gobernador arisco si puede, concentra en sus manos todas las herramientas legales como para hacerlo, se impone el consabido "armate un partido y presentate", y si Scioli espera una quincena mas para Pronunciarse como hizo Urquiza aquel el 1º de mayo de 1851 será tan tarde que ya no le será posible llegar a tiempo a junio, mes que cierra la grilla de competidores. 

En síntesis, en el sistema solar es el sol el que brilla refulgente, a los planetas y otros cuerpos que giran alrededor del sol solo se les permite reflejar su luz y cuanto mas cerca del astro rey se encuentren menos frío pasarán.  Y en el fPVPJ,  CFK es el Rey Sol y así seguirá porque no va a ser finalmente desafiada por ninguno de los leones herbívoros que dieron todos estos años vueltas a su derredor.

En el posteo anterior mencioné que había pasado el momento Macri de la campaña y comenzado el tramo en el que el gobernador Scioli volcaba toda la papota del presupuesto bonaerense solo para ensalzar su gestión, y así lo ha hecho. Continúa aún la operación de pinzas para "demostrar" que massita se pinchó, advertimos a tirios y troyanos que aquel que se crea esto último perdió por tontito.

El momento Scioli no puede desplegarse ni levantar vuelo porque desde el kirchnerismo lo socavan. Dijimos que dura 10 días y debo admitir que CFK lo convirtió en nonato.

Los dos liderazgos que se recortan en el horizonte electoral son el del gerenciamiento de Mauricio Macri y el político de Sergio Massa, ambos se ajustan al signo del tiempo y son los que finalmente llegarán al balotaje, debido a que es altamente improbable que uno de ellos alcance el "40+1 y 10 de diferencia con el 2do" que todos los candidatos (salvo Altamira y Musa) anuncian de rigor. Pero a esta certeza hay que fundarla.

En la posguerra (II guerra mundial) florecieron las social democracias en el mundo, fue el tiempo del Estado del Bienestar; a su influjo la redistribución del ingreso en Argentina, por ejemplo, alcanzaba sin dibujos el "miti-miti". Antes que este fenómeno diera sus frutos las masas hicieron valer su peso en el sistema político en base a movilización, debate interno, lucha y la presión de los brazos caídos y las huelgas generales aflojaron la billetera de los que tenían mas. Pero esta situación idílica no duró mas que unas décadas.

En forma gradual (en algunos lares abruptamente) el capitalismo se la ingenió para concentrar la renta y el avance científico-tecnológico aplicado a los sistemas productivos expulsó mano de obra, dejando el grueso de ex asalariados al margen del mercado (laboral y de consumo). No solo se registra en las sociedades capitalistas actuales una brecha intolerable entre los que están dentro, sino que muchos han quedado excluidos. Ese es el panorama mundial y el drama que presencia nuestra generación. El sistema político acogió la novedad que le traía la sociedad capitalista. De a poco la partidocracia se le volvió en contra a los partidos pro-obreros de occidente -industrializado y aquellos países como el nuestro de desarrollo trunco-. La ya anacrónica democracia de masas estaba siendo gerenciada por políticos que en poco tiempo recortaron sus patillas para ser verdaderos gendarmes de la rentabilidad empresarial a costa del hambre de sus representados de menores recursos. 

En las escalinatas de los palacios de gobierno quedaban las viejas convicciones, peronistas y radicales en Argentina, las dos tradiciones populares mas potentes, fuimos a dar con nuestros huesos en opciones mas o menos neoliberales. Las movilizaciones, las primaveras, los cacerolazos y cortes de ruta, fueron logrando que de a poco regresara un orden mas incluyente que aun no alcanza a restaurar el tejido social dañado a la caída de la utopía socialdemocrata o a configurar uno de características similares en beneficios para las mayorías como lo fue en su momento el estado de bienestar.

El abandono de la idea acerca de que la democracia de masas nos llevaría hacia una sociedad mas justa hizo que pasásemos imperceptiblemente hacia una democracia de la opinión pública. Paralelamente, la incorrecta percepción de este fenómeno por parte de una melange de capitalistas insaciables, políticos menesterosos de apoyo mediático, oligarquías políticas con animo de convertirse simultáneamente en oligarquías económicas, y empresarios ávidos de ganar posiciones dominantes en los mercados pero carentes de intuición o visión política nos arrastró a una guerra sin cuartel por el manejo de los medios de comunicación como si las decisiones cruciales pudieran ser inducidas a las mayorías desde ellos. Estos chicos consumieron la que tenían que vender.

Vamos directo a la verdad de la milanesa de soja, recurriendo a una voz autorizada.
La opinión publica tiene la hegemonía, marca la agenda. A la vez la política se personalizó, amenguó la potencia de las estructuras políticas. Si en las democracias más consolidadas los liderazgos son centrales, como lo es la opinión pública, cuánto más fuerte será en países con tradición movimientista, como el nuestro, en el que el líder siempre ha sido más importante que las reglas. Y eso es lo que aparece en esta atomización: la emergencia de liderazgos con sellos partidarios. Son líderes, con sellos. Los líderes se autoproclaman: no se definen en un congreso partidario. (M.M.Ollier en: http://www.lanacion.com.ar/1596421-maria-matilde-ollier-lo)
Aparecen en el escenario dos liderazgos dije, el del gerenciamiento del PRO, por un lado, que hasta ahora terceriza el aparato de la UCR, aunque los votos de la UCR es un territorio en disputa y en el que no hay que adelantar conclusiones, pues está por verse si "Macri Pte" arrastra los distintos sujetos sociales representados por el radicalismo y, por el otro, el liderazgo político de Massa y su sello, el Frente Renovador que intenta transitar por la ancha avenida del medio.

Nos hemos referido mucho al PRO y sus problemas. El principal es, debido a su construcción no política demasiado atada al marketing electoral, el que implica la decisión de Gabriela Michetti de presentarse como candidata a Jefa de Gobierno en contra de la voluntad del CEO -hasta ahora indiscutido- de la fuerza. El plantón constituye por si solo un verdadero desafío a la autoridad de Mauricio Macri. En las PASO capitalina madura la continuidad o no del proyecto presidencial de Macri en este turno (segundo shick)

Por último, y para justificar el titulo, vamos a repasar la situación del Frente Renovador.

El FR es una emergencia permanente, para que exista un massismo nacional (al igual que macrismo o sciolismo) el massismo tiene que vencer y mucho mas, lo hará ahora o en 4 años o nunca será. Salgo de la verdad de perogrullo dejando sentado que el massismo está en construcción, que el de Massa por el momento es un puro liderazgo y que por eso atiende a la opinión pública, a sectores de ella. Porque la opinión publica en realidad es "las opiniones publicas", esto es las necesidades y anhelos de distintos sectores. Como Massa es político trata de sintetizar las propuestas para convertirlas en políticas publicas en el futuro y tiene ese limite, lo que queda afuera no debe ser ofendido gratuitamente, si no hay motivos no hay que mencionar las diferencias, se recurre al silencio y de última, sino hay mas remedio, hay que confrontar y expulsar del seno aquello que no cuadra.

En estos días el massismo bonaerense, la única realidad al momento, aclarará sus posiciones y es de esperar que se quite algunas pulgas de su pelambre, ganaremos en coherencia, alguno se irá (que le vaya bien).

Los que consumen la misma que venden verán al FR en su momento de debilidad y aprovecharán para perseverar en el error de hacerle propuestas indecentes

En el programa de TV de Carlos Pagni,  en el que sus conductores radicales muestran su entusiasmo por conjurar el hechizo alfonsinista y asumirse neocon, Jorge Jorge Yoma formuló un convite a Sergio Massa, Scioli y otros peronistas.

Yoma, utilizó el terror: "CFK nos lleva deliberadamente a la derrota, si nos nos unimos los peronistas Macri gana y nos espera el llano. Massa tiene que llamar a Scioli, a de la Sota y hacer unas PASO amplias", se sobreentiende que por fuera de la tutela de Olivos y de su FPV y supongo que la idea del convite incluye también a los Rodriguez Saa.

Hay que ir atrás en el tiempo para juzgar conductas y evaluar propuestas y poder adelantar una respuesta a la generosa invitación de Yoma (recuerden que para los analistas "serios" el massismo está muerto). 

Scioli y el sciolismo, también en construcción, están en problemas. Problemas que superan a los de FR. Por dar un ejemplo, en la decisiva Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli habría asegurado el apoyo de Martin Insaurralde para su proyecto presidencial. Con solo pensar las penurias que atraviesa el gobernador para asegurarse un lugar en las PASO efepevianas (hace rato que abandonó la pretensión de ser candidato natural, lo que equivalía a ser el único) hay que hacer un esfuerzo muy grande para ver al esposo de Jesica Cirio de candidato a gobernador o de Intendente de Lomas por el FPV, pero no se van a ir nunca de ahí. La razón principal es que han sido privilegiados en ese esquema sado-masoquista. Les deseamos suerte, porque la van a necesitar.

Scioli fue beneficiado en 2011 con la negativa de hacer una interna PASO por la gobernación de la Provincia de Buenos Aires, no es ajeno a la movida. Massa aprendió la lección y comprendió que la Presidenta no mentía cuando hablaba del comentado "militá, forma un partido y presentate a elecciones" que implica el por fuera y en mi contra. Scioli coqueteó en 2013 con irse pero está claro que lo hizo solo para hacerle perder tiempo a Massa y volver a abrocharlo como en 2011.

Massa, entonces, militó el no cristinismo, fundó su plataforma electoral en el FR a pesar de la dificultad de crear identidad sin un cobre, se presentó en uno de los dos hinterland argentos, el bonaerense (el otro es "el interior"), y para mas le ganó al cristinismo y al especialista en tirar piedras y esconder su única mano.

Todavía hay quienes dentro del FPV-PJ no pueden mostrar los dientes y deben asistir a videoconferencias y tirar flores a cada aparición presidencial, es muy difícil que la mayoría de los feudales crucen el Rubicón.

El gallego de la Sota zafó del massismo al que se arrimó en algún momento solo para arrancarle al gobierno nacional la promesa de una firma y el gobierno lo dejó soñar, hasta hoy lo tiene chupando un caramelo de madera. Al cordobés, como a la mayoría de los feudales por influjo del kirchnerismo, lo mata su cordobesismo. Lo ha ganado el cortoplacismo y es de esperar que se acerque para levantarse el precio, pero no lo descarto, perdió el pelo (aunque se lo ha repuesto) pero no las mañas. 

De los Rodriguez Saá espero buenas noticias, parte de su tropa cuyana  milita entusiastamente y promete dar alguna sorpresa. Ha sido acotado en su influencia regional por el oscarcho Gonzalez en Villa Dolores y por los azules en Mendoza pero la proyección de su conservadurismo popular exitoso sigue intacta.

Y Scioli, ay Scioli!!, y el sciolismo, repito, no se van a animar a salir del paraguas efepeviano y todo va a naufragar; tampoco quieren porque es sabido que ni Macri, ni Scioli quieren ir a una interna con Massa porque saben que se las gana a las 8 de la mañana del día de la elección. Y entonces ¿para que perder tiempo y emitir señales que pueden ser interpretadas como un S.O.S.?.

El llamado de Yoma fue de buena leche, seguramente, pero hay que medirlo desde otro punto de vista, del lado del sciolismo y los gobernadores que no cortarán el cordón umbilical  que los ata a Olivos. 

El convite a Massa puede  ser una buena noticia para cubrir una necesidad de mediano plazo que tiene el peronismo de la claudicación que hasta ahora se esconde bajo las faldas de CFK. Están esperando el no de Massa, o esperan el no de Scioli. Hay que entender que prevén una derrota, en su horizonte no hay victoria que festejar, a la genuflexión con que han minado sus posibilidades  le sigue su resignación y la búsqueda de chivos expiatorios.

 Nadie quiere ser el "mariscal de la derrota" pero estos muchachos ya compraron todos los números, así que tienen que pensar en quien van descargar las culpas de una posible derrota del oficialismo y si les damos la oportunidad se tirarán el lance de cargársela a Massa. 

En fin, renovadores, transitemos tranquilos estos días de re-ordenamiento. Tranquilicemos la tropa, lo que nos pasa ocurre en las mejores familias. Mientras tanto miremos los conventillos vecinos que ahí si está divertida la cosa, porque  los demás tampoco se la llevan de arriba, no vaya a creer.

Adío.