miércoles, 13 de enero de 2016

La última chance

                          
"... pareciera que Cambiemos desconocía, hasta ahora, que la inseguridad y el narcotráfico son la demanda N°1 de la sociedad (es más: fue el motivo del triunfo de Vidal) y es clave para la gobernabilidad. 
Es bien diferente la calidad de vida en Ciudad de Buenos Aires que en gran parte de la Provincia de Buenos Aires, donde hay funcionarios públicos, incluyendo a integrantes y ex integrantes del 'aparato' de seguridad, que integran asociaciones ilícitas, contra quienes tendrá que luchar Vidal si pretende modificar alguna porción del 'statu-quo' heredado.
Alejandro Granados defendió la continuidad de ese 'statuo-quo'. Su obsesión fue ordenarlo/maquillarlo para reducir su exposición pública, y así continuar con usos y costumbres que, por supuesto, incluían, según se dice, las recaudaciones de dinero 'negro' a cargo de los comisarios, quienes lo coparticipaban con funcionarios políticos de 1er. nivel.
Es compatible con ese interés que tanto la Policía Bonaerense como las policías municipales de Granados sean fuerzas de seguridad de juguete, tal como quedó demostrado en la triple fuga. Tanto la gobernadora Vidal como su ministro de Seguridad no deben ignorarlo. Y por ese motivo necesitan revisar los acuerdos con Granados que garantizaron una supuesta 'continuidad' que no le sirve ni a Vidal ni a Ritondo.
Ni hablar de que el enrolamiento policial bonaerense de integrantes tanto del Movimiento Evita como Barrios de Pie -tan presente su filial Ezeiza en todos los actos de Granados- requiere un análisis exhaustivo.
La Policía Bonaerense de Daniel Scioli-Mario Montoto-Alejandro Granados fue uno de las lastres que cargó el Frente para la Victoria en Provincia de Buenos Aires. La beneficiaria fue Vidal, y ella debería meditar, si es que no lo hizo, acerca de los motivos de su triunfo... para que no se transforme en derrota". (Edgar Mainhard).
Completo en; http://www.urgente24.com/248363-peligro-para-vidalritondo-la-policia-de-juguete-de-alejandro-granados