jueves, 7 de enero de 2016

LA VIDA DENTRO DEL TERMO

URGENTE: LA SECTA CRISTINISTA LLAMA A RESISTIR CON AGUANTE.
La juntada "Resistiendo con aguante" es una grupa creada con el objetivo de ir direccionando el alejamiento del centroizquierda urbano hacia una fuerza sin ribetes peronistas, es decir para comandar el arreo desde el FPV al Nuevo Encuentro. Movimiento oportunista y migratorio impulsado por Martín Sabbatella y Gabriela Cerrutti  que le ha sido instilada al cristinismo a instancias de la Campora.

Encontramos por ahi, dando vueltas, el siguiente documento interno que invito a leer
La Argentina se encuentra atendida por sus propios dueños y ante este escenario el justicialismo se bifurca en cien balances de la derrota, en miles de lamentaciones y en algunas pocas estrategias ¿Quién es peronista? Todo aquel que se considere como tal, incluso aquel que todavía no lo sabe. Los hay ortodoxos, los hay heterodoxos, los hay contemplativos y, en definitiva, nunca trabajan todos juntos.

El Frente Renovador busca una reestructuración justicialista subordinada al autoritarismo de mercado que impone la nueva etapa, básicamente, apuesta a un aparato que no vacile en acuerdos y alianzas con la derecha orgánica. “Voy a Davos con el presidente a conseguir inversiones para la Argentina”, comentó Sergio Massa, contento y positivo, como en sus épocas de la UCeDé. La “oposición responsable” será el eslogan, la erradicación definitiva de la retorica populista será la meta.
La vieja guardia 
La estructura tradicional del Partido Justicialista enrolada dentro del FpV comienza a armar su propio juego. Ha sabido adaptarse más al neodesarrollismo que al progresismo y hoy cuenta con la oportunidad (quizá histórica) de restar poder a organizaciones como La Cámpora que han crecido durante la última década, entre juventud militante y oficinas públicas.
En el Senado de la provincia de Buenos Aires, el bloque del FpV no llegó a un acuerdo, por lo que sus miembros decidieron formar dos bancadas distintas, una compuesta por La Cámpora y afines, y otra por el Partido Justicialista. Fernando Espinoza (quien preside al partido a nivel provincial), en una entrevista para La Nación, dijo: “El peronismo es una gran familia a la antigua, necesita un jefe, no hay familia ensamblada”. Y si le preguntan al ex intendente de La Matanza quien debería ser ese jefe, la respuesta es “Daniel Scioli, lejos”.
Mientras el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, decreta que “se terminó el FpV” y llama a una “renovación” a nivel nacional, estas tensiones internas son aire para el nuevo gobierno que apuesta al diálogo con referentes distritales del FpV en la provincia de Buenos Aires. Es así como treinta intendentes se juntaron el lunes en Almirante Brown para discutir condiciones en el presupuesto presentado por la gobernadora María Eugenia Vidal, cuestionando el rol de José Ottavis (dirigente de La Cámpora) como líder del bloque en la cámara baja.
No obstante, las pretensiones de volver al centro de la escena por parte del viejo pejotismo encuentran una gran limitación, ni más ni menos que la figura de Cristina Fernández y todo lo que significa para millones de argentinos y argentinas, un elemento que no se puede pasar por alto fácilmente. La estrategia, como siempre ha sido en el peronismo, será condicionar y rehacer el esquema de lealtades. En palabras de Espinoza, “si ella quiere conducir el peronismo, se llegará a una lista de unidad o se presentará a la elección interna. Definirá el voto”.
Pensando en volver
“Cumpas, comienza ‘La Leona’ por Telefé. Veámosla para hacerle el aguante a Pablo y Nancy. Todos los Anti K le van a hacer boicot y van a mirar ‘Los ricos no piden permiso’ en el Trece”, comenta una joven en el grupo de facebook “Resistiendo con aguante”... (Por Juan Manuel Erazo)
Podéis reíros a mandíbula batiente cliqueando aquí, gilipollas pero si quereís reflexionar tened en cuenta que: atenti que este grupo entiende que el crisitinismo si su jefa es convicta, cuestión que sus organizadores no temen sino esperan con ansias, será un derrelicto, es decir una nave abandonada en el mar y como tal res nullius, susceptible de ser apropiada.