domingo, 17 de enero de 2016

Sin CEO's no hay paraíso

A la Izquierda del trotskismo está la realidad
Gobierno es sinónimo de ejercicio de autoridad, dirección y control, a horas de la victoria electoral en segunda vuelta de Mauricio Macri por sobre "Italo Argentino" Scioli el trotzkismo vernáculo sentenciaba que el que iba a asumir el 10 de diciembre sería el gobierno de los CEO (un director ejecutivo), un propia tropa de un Grupo Económico Local, una Empresa Trasnacional o de la Banca Extranjera. 

El 26 de noviembre "La Izquierda Diario" tituló una nota de Monica Arancibia de la siguiente manera "Macri al Gobierno, las grandes multinacionales al poder" y el subtitulo precisaba aun mas la idea "El team del ajuste está compuesto por empresarios, ex-CEO, representantes del campo y políticos reciclados". Un día antes Pablo Anino en el mismo medio escribía "Mientras el presidente electo se mantiene en el terreno de las indefiniciones sobre las políticas económicas, los nombres que se barajan hablan, por sí mismos, de lo que será un gabinete al servicio del gran capital" conceptos que tira bajo el titulo: "Los PROntuarios del gabinete macrista".

Era de esperar la intransigencia de la izquierda pura y dura y también su oposición cerril a cualquier gobierno que no los lleve al socialismo soñado, y en ese sentido se adivina el renacer de la esperanza de la fuerza a la que sirve el medio citado de que las políticas del macrismo aceleren los tiempos de estallidos sociales, caldo de cultivo ideal para los cultores de una revolución  que debe ser permanente. 

Copia tardía
Un mes después, un poco tarde, sobre el final de aquel programa de culto que en vida fuera "6,7,8" del 23 de diciembre, el novel político (pero con fueros) Máximo Kirchner intentando descalificar a Mauricio Macri cerró sus palabras con el recicle de la idea trotskista, califican al nuevo staff gobernante como "CEO fascismo".

Hubo quienes respondieron al convite rutero del hijo de la ex Presidenta quien a pesar de no conocerle militancia fuera premiado -por "el abandono de sus padres que se entregaron por entero a la política" y bla bla bla- con una sillita en el edificio de Pozos y Rivadavia en el barrio porteño de Congreso y así empezó un extenuante debate entre los partidarios y enemigos de la inclusión de CEO en los gobiernos.

Para la secta cristinista no es menor la imposición de debates en estos términos ya que salta a la vista que existe una masa movilizable en la centroizquierda urbana, que se visibiliza a bajo costo cada vez que siente perder volumen y especificidad la "batalla cultural" y que sería en ultima instancia el lugar "seguro y conocido" al que la presidenta y sus leales se replegarían.

Desde una supuesta resistencia a la avanzada neoliberal se ha oído hablar de las nuevas autoridades como el gobierno de los CEO, como si esto por si solo lo tornase más pro-capitalista que el kirchnerismo. La secta se vio obligada a precisar aun mas la burrada, pero siempre en forma entusiasta.

La mona aunque se vista de seda...
 Leemos a los cumpas de ruta de la Oveja Negra
Cuando en España en 1936 tres militantes “anarquistas” entraron en el gobierno republicano, ese gobierno no se hizo anarquista, ni cuando los bolcheviques tomaron el Estado ruso, éste se convirtió en un Estado socialista. El Estado y el gobierno son siempre capitalistas y si hay un político de carrera, un militar, un CEO o un militante de izquierda no modifica su función social.
http://boletinlaovejanegra.blogspot.com.ar/2016/01/el-gobierno-de-los-ceo.html
Asumiendo desde el vamos la condición capitalista de la economía y de la organización de la sociedad y teniendo en cuenta la delicada imbricación entre sociedad, república, estado, economía, lo atinente al gobierno en democapitalismo no debería dar lugar a tantos debates "refundacionales", aquí ya todo ha sido escrito, nuestra máxima aspiración es ponerle coto los excesos que aparecen como tendencias naturales  y no lo son y reorientar su fuerza hacia la mayor calidad de vida de la población.

En fin todos somos capitalistas, con 20mil millones de patrimonio o con deudas, aunque no lo sepamos o no queramos.

Después de este acto de fe, y desechando la mala leche cristinista y la excesiva complacencia con los mercados del macrismo, nos queda por preguntarnos, sin ingenuidad, si debe la renovación -que se auto define oposición propositiva-, como variante hereje del peronismo y como parte -en definitiva- de la  oposición,  hacer un ADN de apellidos e historial de los miembros del gabinete PRO y sacar a partir de allí leyes universales.

La mentada CEOcracia de Macri parece no ser un escollo a primera vista para el apoyo critico de nuestra fuerza a hombres, mujeres y políticas implementadas por la simpática banda amarilla, menos aun aquellas que nacidas en el seno de la renovación fueron asumidas por el macrismo como suyas en campaña. Parece inapropiado juzgar orígenes para emprender desde allí una oposición cerrada, pero no para evaluar hasta donde está dispuesto el macrismo a cumplir las promesas que nos "emparentaron".

El partido de Macri, Pinedo, Larreta, Vidal parece privilegiar a la hora de los nombramientos el concepto del “técnico” alejado de la “política” y de egresados de universidades privadas a las publicas aunque esto  último en los niveles superiores.

Un primer y superficial análisis revela que son mas de 40 los "técnicos" no formados en la política que provienen de 28 corporaciones, a saber: 5 Empresas trasnacionales y a la vez Grupos Económicos locales -ejemplo: Techint-, 8 Grupos Económicos Locales, 8 Empresas trasnacionales y 7 grupos de la banca Extranjera. En un breve repaso enlistamos al ministro de Energía Juanjo Aranguren formado en a Shell, al ministro de Producción, Pancho Cabrera, quien dirigió Hewlett-Packard, fundó la AFJP Máxima, y siguió su carrera en el HSBC, el banco Roberts, La Nación y luego Clarín; al secretario de comercio Miguel Braun del Grupo Económico Local Braun Menendez-Menendez Behety propietario de la cadena de supermercados "La Anónima".

La mayoría de nombramientos de CEO's relevados han sido designados en estructuras estatales dedicadas a políticas de intervención publica en lo económico, muchos de ellos en el mismo sector en el que se han "capacitado". Era de esperar la afluencia se diera en ese nicho en los demás rubros del abanico estatal donde los privados podrían demostrar ser buenos servidores públicos brillan por su ausencia.

Los cruciales tercios bonaerenses
Digresión bonaerense: los sucesos de la fuga ya no del Chapo Guzman o del hermano Sadam Husein sino de tres tristes sicarios dejaron a las claras que en materia de Seguridad, "la" demanda por excelencia de la sociedad y factor clave en el triunfo de Vidal y la gobernabilidad de su administración, se obvió el nombramiento de CEO's y de técnicos-políticos, dejando la provisión de este bien publico en manos de auténticos improvisados. Podrá decirse que es material descartable, del tipo del que se "quema" rápido pero es igualmente preocupante el poco compromiso con áreas no económicas.

En la Provincia de Buenos Aires el desembarco privado no sucedió, a excepción de Leonardo Sarquís, al que puede ligarse con Monsanto, Vidal prefirió rodearse de propia tropa política, chicos PRO, y ni pensó en sumar a los principales socios en el CAMBIEMOS que ya dió por "bien pagaos" con la vicegobernación,  traducción "sin los radicales es probable que me volteen, con la provincia copada por los alumnos de de la Rua es seguro que me voltean". En cambio, con el FR en la PBA existe un acuerdo de corresponsabilidad, la gobernadora reconoció la labor suturadora de legisladores e intendentes massistas y lo expresó sin dar nombres propios cuando explicó que la sanción del Presupuesto provincial y la autorización para tomar deuda  “refleja el fin de la política de obstruir la gestión para que al otro le vaya mal sin importar que detrás de trabar algo de un gobierno está la gente para que se planifican las políticas”. 

El tercer sector es el peronismo efepeviano que convive aun con quienes impedirán por siempre su reencuentro con la victoria electoral. Sin decidirse a matar el padre colaron fotos en la legislatura bonaerense en los que se los vió como espectadores por la negociación que llevó a cabo de principio a fin la renovación bonaerense, no tuvieron mas remedio que asignarse una autoría intelectual que no les corresponde para afirmarse en un interna que presumen difícil frente a la secta cristinista que ya les ganó una PASO con dos fititos al frente (Anibal F. y Sabbatella), sin percibir el error de perseverar en internismos sin capacidad de triunfo posterior, siguen el derrotero de los radicales pero se los nota decididos a alcanzar antes que ellos la meta de minar su condición de fuerza alternativa con capacidad de llegar al poder.

Volvamos a Mauricio
La idea de Duran Barba respecto al desembarco empresarial en el gobienro PRO es mostrarlo como la formación deun equipo de la estatura del Barcelona del Pep Guardiola, se advierte que el ideologo no es ningún boludo pero el Cambiemos tiene ahora que ganar en el campo de la gestión y para eso no alcanza con fotos de antonita. El ecuatoriano tuvo ya mucha suerte con el mito fundante de la "limpieza racial" en el plano electoral, y hay que reconocerlo como pleno que pegó. Pero para nosotros y con criterio político no de publicista, la preocupación está puesta en el orden económico (la ética de la responsabilidad) y en la lucha contra la corrupción y el temor por el copamiento del estado por parte de los grupos económicos dominantes (ética de la convicción) y en esa tensión están escritas estas lineas.

La preocupación mayor del Frente Renovador/UNA no puede pasar en el origen empresarial de los nombrados como si todo lo privado sea desechable para la gestión publica, tampoco conjeturar "entregas" de patrimonio por anticipado, como si esta fuese posible solo en manos de personeros, por lo que debemos descartar la condena previa. Pero estas preconceptos no quitan que los 5,2 millones de votos nos obliguen a un permanente escudriñar de designados.

El mismo viejo blue's
Se impone la revisión de sus palmarés y de las medidas que aplican. Un caso para ejemplificar es el de la UIF, el macrismo jugó una ficha con descaro, postuló a un ex Funcionario del Fondo Monetario Internacional -Mariano Federici- antecedente profesional que no es óbice para la impugnación pero si el hecho de que en los últimos tiempos estuvo vinculado al estudio José Felix Marteau que aboga por los bancos denunciados por la UIF (los bancos, esa mala junta del kirchnerismo y de Macri) y de Maria Talerico, defensora legal hasta ayer del HSBC, la entidad acusada de evasión impositiva, fuga de capitales, y lavado de dinero. Los inquisidores de la renovación al momento mismo de conocer los nombres afirmaron que no permitirían darle la vigilancia y censo del gallinero al zorro por lo que se disponen a impugnarlos.

Es probable que Federici, Talerico y quizás Celeste Plee -abogada de menor vuelo en el estudio Marteau, encargada de cuentas "mas chicas" como la defensa de la banca "MasVentas" denunciada por UIF de lavado de dinero- serán reprobados. La maniobra es tan de manual que la única pregunta que cabe es ¿quienes serán los verdaderos designados que vendrán como mal menor detrás del rebote de estos chupetines de ajenjo que el macrismo nos ofreció en bandeja?.

Resumiendo: en el primer mes de gestión amarelha  el mentado "copamiento del estado" por parte de los grupos dominantes  ha sido reducida a la mera inclusión de un staff dedicado a la economía, tema no menor pero que no llega ser peligroso si contamos que en esa área tan sensible para cambiar la matriz que deja el kirchnerismo no basta con la voluntad y menos con el marketing, hay que hacerlo por ley y allí -en las legislaturas- es donde existe un empate técnico entre las fuerzas o, si se quiere, no hay hegemonía.

Por lo tanto, la calificación "gobierno de los CEO's" es incorrecta pero de plasmarse significaría un retroceso conceptual, cultural y de sentido sobre la administración del Estado, aunque hay que reconocerle a la critica su parte de verdad la gestión de la economía ha sido confiada a los CEO´s cuestión que al menos nos pone alertas. Cuando se completen los equipos y áreas cruciales del estado hayan sido objeto de abordaje de técnicos no políticos, "privados", y la tendencia confirme una alianza entre el partido liberal/conservador  gobernante -pero cuando el caldo se pone espeso muestra los reflejos populistas, je-  y los sectores dominantes, y la entente finalmente rompa las promesas asumidas en campaña y que nos ligan al programa final del CAMBIEMOS y allí habrá que actuar en consecuencia para evitar que implementen medidas que nos lleven a un nuevo modelo de acumulación regresivo en el país.

El señalado, el copamiento del estado por los agentes del capital, es por ahora es un dilema virtual. En términos reales hoy por hoy la potencialidad es solo parte del problema, el problema mayor es que en muchas áreas se nota que el PRO está improvisando.

No nos opositemos encima. Se impone desensillar hasta que aclare,darle tiempo al tiempo, esperar que las brevas maduren. No olvidemos que "existen tres clases de enfoques: el de los apresurados, que creen que todo anda despacio, que no se hace nada porque no se rompen cosas ni se mata gente. El otro sector está formado por los retardatarios, esos que quieren que no se haga nada… Entre esos dos extremos perniciosos existe uno que es el equilibrio y que conforma la acción de una política, que es el arte de hacer lo posible…".