miércoles, 6 de enero de 2016

Oponerse no es ser "enemigo" tampoco el amante exclusivo

Al final massita va a Davos, chiribín chiribín bom bom


Este es el cuentito oficial de este blog pero hay otra historieta que no quiere ser contada por el cristisciolismo que insiste en relatos que se contradicen solos, y nosotros se la contamos hoy con el propósito de desangelar
En enero habrá más globalidades para Macri, y la principal es el viaje a la cumbre económica de Davos, Suiza, que abre el 21 de enero en esa villa que hizo famosa Thomas Mann como una de las locaciones de su novela "La montaña mágica", y que durante décadas ha sido el lugar para que recuperasen la salud tuberculosos y tísicos. Ahora es una fina estación de esquí a la cual concurren todos los eneros decenas de mandatarios y de jefes de empresas de todo el mundo en un foro que es considerado el emblema de la economía de mercado. Por eso la eludieron los presidentes Kirchner, cuando antes viajaron Carlos Menem, Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde. Ese viaje lo tiene decidido Macri y aportará la novedad más importante de su primer mes de Gobierno: ha invitado a Daniel Scioli a que se sume a la delegación que lo acompañará. En la reunión que tuvieron hace una semana, Macri le hizo la oferta de Scioli y éste hasta ayer mantenía la idea de aceptar como un gesto de colaboración con el nuevo Gobierno para mejorar las relaciones de la Argentina con el resto del mundo. El viaje ya está en plena organización y acompañarán a Macri-Scioli los mismos empresarios que acompañaron a otros mandatarios a Davos, y que son los que tienen un compromiso permanente con la organización de esa cumbre, como los hermanos Bulgheroni, Eduardo Eurnekian, Eduardo Elsztein, Enrique Pescarmona y alguno más. Este año el encuentro está dedicado a la "Cuarta revolución industrial", y hay empresarios de todo el mundo que esperan escuchar lo que tenga para decirles Macri sobre su programa de Gobierno. Estar junto a Scioli ayudará a que le crean que ese programa es realizable porque entre los dos forman la mayoría de la opinión en la Argentina. Macri, que es un adelantado en materia de coaching mental -se psicoanaliza y hace meditación trascendental- quiere estar un día antes de la apertura, el miércoles 20, porque ese día dará una charla Jon Kabat-Zinn, un gurú que vende los beneficios de la meditación para los políticos y los hombres de negocios. (Ignacio Zuleta - 21/12-2015)
Entre aquella nota y el presente ocurrieron ciertas cosas que hicieron quebrar ese pacto de amistad entre Scioli y Macri y los planes fueron cambiando a medida que se desarrollaban los acontecimientos.  Lo delata la cobertura hecha por Clarin el dia de ayer, que en la edición papel incluyó la novedad de que también se invitaría a Massa y luego en la digital anotó lo decidido por Macri ante la negativa -que prefirió llamar indecisión- de Scioli.


Los pormenores del cambio de ultima hora los comenta aqui Martin Torino para el Cronista Comercial.

Scioli que no quiso competir en 2015 a la presidencia en PASO con ningún otro conmilitón y ya en 2011 contra Massa por la gobernación también se había negado. Bueno, ahora no quiso compartir viaje y punto.
No es una cuestión ideológica lo de Scioli sino personal.
bs, los quiero mucho