sábado, 28 de noviembre de 2015

Causas y efectos en la descomposición del fPV

Algunos peronistas piensan en reorganizar el peronismo dentro del FPV,  no entre quienes expresan la representación de los sectores que el peronismo vino a representar desde su nacimiento (los humildes, los sin salario, los asalariados, el pobre y los sectores medios bajos y sectores de clase media-media) sino entre los ganadores de los distritos como si ganar fuese el objetivo principal del movimiento. 


Aun entre aquellos que aciertan en esta linea hay bien intencionados que le erran fiero


Hace ya un tiempo, el @vascoamonda, lanzó el concepto de big bang panperonista, 


Desde la renovación tenemos que pensar mucho mas que el resto de los peronismos, hablo de la dirigencia ex FPV y los que se definen como Peronistas Disidentes ya que la composición del voto del FR/UNA en su mayoria se auto-define como "independiente". Involucrarse en tratar de rescatar al peronismo es una traea que insume esfuerzo y se pagan costos sin mayores beneficios a la vista, teniendo en cuenta que, contrariamente a lo que asgeuran Andres Malamud y Manolo Barge entre otros, los protagonistas del bipartidismo de la Constitucuión de 1994 están en estado de animación suspendida.

Que es eso de la teoría del big bang aplicado al peronismo de la que Amondarain viene hablando desde hace un tiempito?... lo responde y amplia Facundo Matos Peychaux en un articulo al que le robamos estos párrafos
Según la teoría del Big Bang, a la Gran Explosión le siguió un momento de fragmentación y dispersión de las partículas y luego el Big Crunch, una etapa en que las partes se reagruparán en una única formación nueva. Cualquier parecido con el motivo de esta nota, no es mera coincidencia. El peronismo vive su Big Bang, o al menos uno de ellos.                           Cuando termine su mandato, la Presidenta volverá a Río Gallegos a pasar fin de año y pensar su futuro político. Qué hará después es una incógnita. En términos de poder institucional, Cristina tiene el apoyo claro de 2 o 3 gobernadores, una veintena de diputados y un puñado pequeño de senadores. Y se va con un apoyo popular nada desdeñable. De todos modos, para la politóloga Victoria Murillo, es difícil que mantenga su liderazgo. “Esos reductos no serán suficientes para frenar la embestida de renovación peronista de los que quieren ser candidato a Presidente la próxima vez. La interna será fuerte y no le querrá dejar al kirchnerismo retener un liderazgo que los llevo a la derrota”, aventura.
En qué medida se le reprochará la derrota a Cristina será determinante en ese sentido ya que, como recuerda María Matilde Ollier, “el liderazgo del peronismo funda su legitimidad última en el voto ciudadano”. Aunque se va con una elevada imagen positiva, por decisión propia o disgusto, la estrategia electoral del FpV fue decisión suya y eso le podría valer reproches dentro del peronismo, como los que ya expresó Florencio Randazzo.
Otros dos anotados para liderar serán probablemente Sergio Massa y José Manuel Urtubey. Al gobernador salteño se le terminará en 2019 su tercer mandato consecutivo y deberá abandonar el cargo. El intento de saltar a Nación, para el que el gobernador ya se mueve, será su salida más probable. El apoyo de sus pares, su principal capital político. Lo que hagan los mandatarios del peronismo que hoy se identifica como disidente (Carlos Verna, Juan Schiaretti, Mario Das Neves, Alberto Weretilneck y Alberto Rodríguez Saá) será otra de las claves a seguir de cerca. Aunque en un primer momento, podrían tener más incentivos para mantener en buenos términos su relación con Mauricio Macri.
Mientras tanto, según reconocen en el propio Frente Renovador, “Massa quiere ser el Cafiero de Macri”. El tigrense se ve como el elegido para encabezar una oposición peronista cooperativa como la que encarnó el ex gobernador bonaerense cuando Raúl Alfonsín era Presidente. No habrá cogobierno ni ministros del massismo en los gabinetes nacionales ni provinciales del PRO, aclaran desde el massismo, pero sí habrá seguramente acuerdos ocasionales.
El pilar principal de esa cooperación será la acción legislativa en los distintos niveles. En la Cámara de Diputados del Congreso Nacional y en ambas cámaras de la Legislatura bonaerense los legisladores renovadores y los de Cambiemos sumados alcanzan la mayoría simple. Y también podrían brindar apoyos puntuales en el debate público en políticas con las que coincidan.
Sin embargo, lo más probable es que la discusión en torno al liderazgo no se dé desde un primer momento ya que el amplio respaldo que Macri obtuvo en algunas provincias y la necesidad de recursos podría ser un incentivo para que muchos gobernadores se apoyen en el Presidente electo en un primer instante. Más aún cuando además del reordenamiento de piezas al interior del peronismo, el mapa de poder entero en Argentina atravesará un período de reacomodamiento.

Prosaico el autor de esta pagina agrega comentario descontracturante para terminar el posteo