miércoles, 11 de noviembre de 2015

Madura el voto advertencia

“Ella sabía que volver seria mucho peor…”
"Ella" La Beriso

Dos gruesos yerros cometió el scioli-cristinismo que bien mirados son solo uno, es un cuerpo con dos cabezas y plantearon estrategias diferentes sin resolverlas en una síntesis superadora:

1- CFK creyó que podía quebrar la maldición del que se va, como lo hizo Perón -con quien en una especie de delirio místico de fin de temporada se compara- y regresar al poder después de un periodo de descanso. Salvo Perón y tras 18 años de lucha, nadie lo consiguió, ni San Martin pudo, Rosas tampoco. Y no va a salir de ese convencimiento, nadie a su alrededor se anima a decirle que las cifras de apoyo-popularidad hacia ella son tan falsas como todas las mediciones de su gobierno y los multimedios enemigos la quieren convencida de que es una líder exitosa y reconocida porque es el palmípedo criollo mas grande y funcional a sus designios que conocen.

La ideación obsesiva por el regreso la llevo al delirio, Scioli debía ser su chirolita y Macri el opositor funcional y ella linealmente regresaría al encuentro de sus believer's que planearon abrazarse y esperarla. No será.

CFK se ha vuelto una figura tan negativa que logró invertir la ecuación, encumbrando a Macri eliminando a Scioli. Massa, en ese escenario y a pesar de ser el polarizado, va discutirle al PJ Gestar el liderazgo de la oposición y por supuesto al cristinismo y quien crea que estos dos serán un único bloque de poder se equivoca (esperen el próximo posteo).

2- No funcionó ante tempus el proyecto de la alternancia kirchnerista, de un personalismo y un anti- personalismo (la naranja conciliarista sentenció Gonzalo Bustos hace tiempo, escrito que invito a releer).

Le erró fiero Scioli al ofrecerse como delfín en un país en el que se elige ejecutivos fuertes, con muy poco Macri parece mas presidenciable que el.

Equivocó el cristinismo el camino cuando planteó la división montándose en el eje kirchnerismo/antikirchnerismo. 

Un tercer desacierto se agrega ya en la instancia crítica del balotaje

Scioli (no CFK, que a veces se calza el sayo de candidata moral) debe atraer electorado peronista que no lo voto ni en PASO ni en octubre. Esa parte del electorado a Massa advierte la existencia de logros durante una década que empezó ganada y es devuelta perdida  y opina que estos derechos-beneficios deben ser protegidos, pero es altamente critico del ultrakirchnerismo y de CFK. A proposito puede escucharse la entrevista a Alberto Fernandez (*) que explica con lucidez por donde debe marchar el no nato sciolismo si quiere conquistarlo. Al grueso del voto a Massa no peronista ni sueñe el sciolismo con abordarlo, para este sector debe alentar el voto en blanco o el nulo metiendo la boleta del tigrense, obvio que solo para hacer control de daños.
Para este turno electoral mi palpito es que están jugados. Ya no hay nada que hacer, como en el caso de la mina que se hartó de los desplantes y humillaciones del tipo, ya no corre el jurarle que va a cambiar, te bajó la persiana y punto.

Si no llega a haber victoria peronista (efepeviana se sobreentiende) es porque el agua corre turbia bajo el puente. Hay cuestionamientos que se hicieron carne en el voto. Como dice el amigo @vascoamonda "no hay victoria segura cuando el ejercito va dividido" y así se está dando, el triunfo se aleja.

Pifiaron Scioli y el PJ del Gestar cuando intenta colocar la alambrada en el eje peronismo-antiperonismo simplemente porque está limitado por su permanencia al lado de la secta cristinista  que se la corre al eje kirchnerismo-antikirchnerismo y está cantado que la sociedad le picó el boleto a la familia patagónica y su proyecto de poder, como suele graficar el turco Jorge Asis. 

Continua el FPV-PJ anclado en 2003/5 con el ataque a los noventa (Menem) a ahi resta el proselitismo en el norte y el GBA, y se le escapa la tortuga aun mas cuando sigue atacando a través de piantavotos a Massa.

Pifian los dos grupos al aferrarse a un relación desgastada y no ser expresión genuina de la grieta que separa su electorado. 

Hay algo que no podemos facturar al cristinismo y es que aun el candidato no digiere las nuevas demandas.

Recordemos que el FPV intervino la PBA con Scioli (esto no lo decimos de ahora, sino desde 2007, aqui una anotación de 2011) . A Massa, la runflita presupuestivora no le permitió, por bonaerense, competir dentro del fPV todo hace suponer que la tendencia de consolidar un liderazgo "porteño" no dependiente de caciquejos al frente de un país verdaderamente federal se está concretando por fuera del peronismo.
Hay anhelos que el peronismo todo debe introyectar ademas de declamar, hay una exigencia por mayor respeto a las instituciones, una segunda es la que mostramos en a) que es por lograr de la runfla interior una muestra de cariño al abrazar un federalismo no unidireccional en el que Buenos Aires no sea solo el jamón del sandwich, también debe encarar una democratización interna que entierre definitivamente el dedo y la idea de lideres omnipotentes, omnipresentes e infalibles.

Si no atienden a estas exigencias, Scioli no tiene posibilidades frente a Macri.

La campaña del miedo ya logró su poco ambicioso objetivo principal, captar algo del electorado de Massa y tabicar el 37%, de continuar hasta el final la campaña se hará poco creíble y alguno hoy convencido de que es mejor votar "la mierda" kirchnerista antes que a Macri puede dudar.

Mas crecerá el peligro si detrás del miedo a perder "logros" se agrega el cotillón de la secta cristinista. Lo peor que le puede pasar es efepevianizar el voto disfrazando un pibe de fantasma de la alianza o de la derecha, ensuciando edificios con aerosol diciendo que si gana Macri va a matar todas las mascotas, porque eso solo tabica el 37% pero no suma nada y menos al votante FR/UNA, un elector que ademas de expresar bronca contra todo lo que rodea a estilos como el de CFK es propositivo, escuchó atentamente las propuestas y las hizo suyas.

Por el momento el dirigente y el militante del FR/UNA de origen peronista ni piensa volver al pejota, entre ellos hay quienes están remisos a votar al fPV ya que subsiste aun el objeto de odio, CFK. Ese impedimento tiene que ser allanado por Scioli, le guste o no, salvo que quiera pasar a la historia como Italo Argentino Scioli.
Chauchis
o.b.

(*) Los periodistas militantes inquieren a Alberto Fernandez que le sacó una buena fotografía al electorado FR/UNA
Podéis oírla clicando aquí
http://m.ivoox.com/alberto-fernandez-ex-jefe-gabinete-referente-fr-audios-mp3_rf_9268897_1.html