viernes, 13 de noviembre de 2015

La domesticación del PJ y el puticlub radical

Contrariamente a lo afirmado por el dúo Andrés Malamud -Manolo Barge no hay revitalizacion de las estructuras nacionales del partido justicialista y la unión cívica radical (así, en minúscula). Este bloguero sigue afirmando que el PJ tercerizó sus servicios electorales a CFK y ahora a Scioli y así le está yendo aunque la taba aun esté en el aire.

Scioli acertó en concentrarse en su imagen y no construir políticamente una corriente dentro del peronismo, sabía que en la etapa kirchnerista de feudales y baroncitos domados le alcanzaba para ser candidato. Pero la formula presenta sus inconvenientes al momento de ser evaluado por la sociedad. La tercerización del pejota (otra vez la minúscula) debía solucionado el problema de la carencia de una fuerza que lo situé en una tradición y que, a la vez, se identifique con su propuesta y le daba apoyatura para una carrera de lider que a cada paso aparece mas puesta en duda.

El carácter  de funcionales a cualquier idea aparece fuerte en cierta UCR y en cierto Peronismo y ya son muchos los que empiezan a levantar la voz y rebelarse al sentido común de época.
En 2008 New Left Review publicó un artículo titulado “El fin del kirchnerismo”. Su autora, la socióloga argentina Maristella Svampa, afirmaba que “la situación tal y como está marcará probablemente el final de la era K y sus tímidos experimentos con la construcción de una coalición de centroizquierda, despejando el camino para que el sistema tradicional de dominación peronista retorne con venganza”.
Svampa identificó correctamente el fin de la experimentación política coalicionista (la transversalidad, la concertación plural). Pero lo que sucedió a las alianzas construidas durante el primer mandato no fue un repliegue sobre el peronismo sino el desprendimiento de todas las mediaciones políticamente organizadas con la sociedad, incluida la del propio peronismo, tal como dejó en claro Néstor Kirchner al usar su derecho a permanecer callado en el acto de asunción de la presidencia del Partido Justicialista... 
Mucho se ha especulado, y se continúa especulando, respecto al cuándo y al cuánto Daniel Scioli se distanciaría de la conducción de Cristina Fernández. Efectivamente el interrogante no es menor desde el momento en el que el kirchnerismo decidió autoconstruirse como un liderazgo sin articulaciones político-organizativas de ningún tipo.
Por Alejandro Sehtman
http://panamarevista.com/2015/11/13/segundo-tiempo/
Victorias o derrotas electorales serán solo expresión de alegría por eufóricos vengadores o invocación a la resistencia hecha de lágrimas, hay un sistema político que no se compone con la victoria de Scioli ni de Macri o el ostracismo de CFK. Hay que renovar al sistema político, nosotros elegimos renovarlo con nuestra propia propuesta. Los que crean que salimos de una fuerza para luego regresarr, ocupar un llugar en la cola de los menesterosos, y renovar solo esa fuerza no alcanzan a entender la "misión" del FR/UNA.

Leer en esta pagina
http://omixmoron.blogspot.com.ar/2014/09/tercerizados.html
http://omixmoron.blogspot.com.ar/2015/10/para-todos-todo.html